Localiza tu producto

Luz
La experta en salud y belleza
Volver
Correr
Salir a correr con los más peques
22 de enero de 2016
Luz

Lo empezamos a ver en las películas hace muchos años y nos parecía extraño, luego vimos réplicas en los anuncios más modernos de la tele, y ahora por fin ya es una realidad que no nos extraña nada: salir a correr con tu bebé en su carro está de moda, es muy práctico y estimula su desarrollo. ¡Perfecto! Así que, a partir de ahora si quieres, puedes quejarte de que hace mucho frío o mucho calor, pero ya no vale decir que como tienes niños pequeños, no tienes tiempo de hacer deporte.

Así que si aún te queda alguna duda, vamos a darte las claves para que entiendas por qué salir a practicar running con los más peques es un plan perfecto:

Porque seguramente con la llegada del peque a vuestras vidas, vuestros planes se han visto reducidos y pasáis más tiempo en casa del que os gustaría. De esta forma, disfrutáis de un plan en familia en el que todo encaja. Pero ojo, es importante que no salgáis a correr con los recién nacidos, porque se encuentran en un periodo de adaptación al medio y lo que necesitan es tranquilidad en sus paseos. Por eso creemos conveniente que no se debe correr con bebes menores de tres meses.

El deporte os va a unir. Aunque pensemos que nuestros bebés son muy pequeños para ser conscientes de las cosas, todo, desde bien pequeños hace mella en ellos y en nosotros. Generar este sano vínculo es muy gratificante para ellos y para nosotros.

Es importante correr con un carro especial y creado para este fin, ya que son distintos a los carros habituales que se usan para pasear. Si vais a comprar uno, debéis tener en cuenta varias cosas:

  • Las ruedas: los carros para correr tienen solo 3 ruedas, una delantera y dos traseras y son considerablemente más grandes. Si este carro es el que vas a usar también para pasear, asegúrate de que se pueda bloquear la rueda frontal.
  • El freno: es un complemento imprescindible de los carros ya que permite mantener la velocidad cuando corremos pendiente abajo, evitando que perdamos el control de la velocidad en una cuesta.
  • Protector para el sol: es importante que sea ajustable para que los peques vayan protegidos en días muy soleados.
  • Manillar: elige un carro que te permita ajustar la altura del manillar para poderlo ajustar a tu altura y correr con la postura adecuada.

Y por último no debes olvidar que no estás practicando solo deporte, sino que estás realizando una actividad con tu bebé. Por eso, es importante que lleves agua para ambos y algo para comer cuando terminéis la jornada, algún juguete para que el niño se entretenga con él y con el paisaje y sobre todo, convierte este momento en algo mágico, porque… ¿quién dice que estáis corriendo y no volando por las nubes para buscar dragones mágicos? 😉