Localiza tu producto

Luz
La experta en salud y belleza
Volver
POST_FEB_2016_836x400_refriado
Los resfriados tendrán que esperar
19 de febrero de 2016
Luz

Sabemos que un resfriado llega cuando llega y que a veces, por muy cuidadosos que seamos con nuestros hábitos, el invierno se nos mete en el cuerpo y por unos días sus síntomas nos conquistan. Aún así, vamos a contaros cómo podemos reforzar nuestro sistema inmunológico para pasar los últimos coletazos del invierno y recibir a la primavera con todas nuestras defensas en primera línea de batalla.

Las abuelas, que son muy listas, tienen un truco para combatir los síntomas del resfriado que consiste en echar unas gotas de eucalipto o mentol natural en un paño y ponerlo en el baño mientras nos damos una ducha caliente. De esta manera, el paño junto al vapor del agua caliente genera más humedad en el ambiente y despeja tus pulmones.

Hacer ejercicio y sudar mucho es una herramienta muy eficaz para frenar los síntomas de la gripe, porque mantienes el cuerpo sano, regeneras los líquidos cada día y refuerzas el sistema inmunológico. Además, es también un paliativo de los síntomas una vez los estamos sintiendo ya que tiene un efecto anti-inflamatorio.

Ingerir vitamina D, que encontrarás en alimentos como los cereales, el queso o la leche, es esencial para el sistema inmunológico. Según algunos estudios, las personas, sobre todo los niños, con falta de esta vitamina tienen un 40% de posibilidades de contraer un resfriado.

¡Manos limpias! ¿Sabías que nos tocamos la cara una media de 16 veces cada hora? Para evitar que las bacterias o los virus accedan a nuestro sistema, es importante lavarse las manos cada cierto tiempo con agua y jabón. Esto no quiere decir que tengamos que obsesionarnos y lavarlas 16 veces cada hora, pero sí ser conscientes de las cosas que tocamos o si vamos a utilizar las manos para comer, por ejemplo.

Cebolla y chocolate. Dos ingredientes tan distintos y que nunca van juntos, pueden ser buenos aliados para enfrentarnos a los virus del resfriado. La cebolla por sus elementos antiinflamatorios y antioxidantes, y el chocolate negro por su contenido de teobromina. Algunos estudios afirman que la teobromina del chocolate negro es más efectiva contra la tos que la codeína de algunos medicamentos.

Agua de coco. Igual no has prestado mucha atención, pero cuando vas a la frutería, entre los productos de siempre se encuentran los cocos. El coco puede ser la manera más exótica de combatir un resfriado, ya que su agua es desintoxicante y antivírica.

Suma a estos consejos un estilo de vida saludable, la ropa adecuada para el frío de cada momento, no descuides cubrir tu garganta y estamos convencidas de que la gripe no tendrá nada que hacer contigo. ¡Feliz frío de invierno!