San Juan, una noche llena de magia

La Noche de San Juan es una festividad cristiana llena de magia que se celebra cada 24 de junio y que muchos asocian a rituales y festejos paganos tales como el solsticio de verano (24 de junio). Aunque no necesite presentación, la Noche o Verbena de San Juan es una de las fiestas que se viven y celebran con más intensidad a lo largo y ancho de España. Así, multitud de pueblos y ciudades se preparan a conciencia para dar la bienvenida al verano con fuego, agua, pirotecnia y muchas ganas de vivir unas de las noches más mágicas de todo el año. Vive una noche especial y diferente viajando a algunos de los destinos más maravillosos en los que pasar la noche más corta del año. Pura magia.

A NOITE MEIGA EN PLAYA DE ORZÁN (A CORUÑA, GALICIA)

post_atract_500x500_meiga

Es posible que la celebración de San Xoan en la playa coruñesa de Orzán sea una de las celebraciones de esta fiesta ancestral que no deberías perderte. A Noite Meiga es una variación de la famosa celebración teñida de tradiciones legendarias y que tiene como protagonistas indiscutibles a las tan famosas meigas y brujas. Así, en esta noche se abre la puerta al más allá (el Mundo de Alén), se asan cachelos y sardinas en el fuego y las llamas de las hogueras arden toda la noche para dar la bienvenida a las tan queridas brujas que vienen a liberarnos de los malos espíritus. Simplemente delicioso.

FESTES DE SANT JOAN EN CIUTADELLA (MENORCA)

post_atract_500x500_menorca

En Ciutadella, San Juan coincide con su patrón, por lo que esta celebración es muy especial para los habitantes de la segunda ciudad más grande de Menorca. Además de las hogueras, el fuego y la pirotecnia, los auténticos protagonista de este festejo son los caballos. Los jinetes o “caixers” son los encargados de hacerlos cabalgar entre la gente en una increíble demostración de poderío y nobleza. Además de presenciar tan bello espectáculo, no dejes de probar la “pomada”, una bebida típica a base de ginebra “made in Menorca” con limonada natural.

ESPETOS Y QUEMA DE LOS JÚAS EN LA PLAYA (MÁLAGA)

post_atract_500x500_juas

La noche de San Juan es una de las fiestas favoritas de los malagueños, por lo que la ciudad entera se vuelca en la celebración de la noche más corta del año. Por eso, además de los fuegos artificiales, la tradición aquí consiste en asar espetos de sardinas en la playa, degustar brevas y, por supuesto, quemar los “júas”, unos muñecos de trapo que se lanzan a la hoguera con el objeto de purificarnos.

NOCHE DE SAN XUAN (MIERES, ASTURIAS)

post_atract_500x500_mieres

Haciendo honor a su pasado celta, en Asturias, San Juan y Beltane se funden para dar la bienvenida al verano de una manera muy especial. Para ello, las fuentes de esta bonita ciudad asturiana se enraman a modo de ofrenda floral a los dioses celtas y, al caer la noche, se reproduce la “cargüena”: una escenificación de cómo se acarreaba antiguamente la leña y los trapos viejos para quemar en la hoguera de la Plaza del Ayuntamiento. Después de los fuegos artificiales, la gente baila en círculos alrededor del fuego agarrada de los meñiques mientras se canta el tema popular “Hay un galán en esta villa”.

Tomar el sol: tu salud antes que el bronceado

Todos los años la misma historia: llega el verano y nos lanzamos como locos a tomar el sol en jardines, piscinas y playas para tratar de alcanzar el bronceado perfecto. Y también, como todos los veranos, las mil y un noticias y artículos en diferentes medios sobre las precauciones que hay que tomar al hacerlo. Ya sé que seguramente diréis “pero si ya me las conozco de sobra”, pero no está de mas recordarlas (pues seguro que muchas se os olvidan accidentalmente), además de añadir algunas de las que, seguramente, no hayáis escuchado. El sol es nuestro amigo, pero hay que saber llevarlo.

ANTES DE TOMAR EL SOL

post_atract_500x500_zumos

Mucha gente piensa que preparando su piel aplicando un protector solar es suficiente para lanzarse a un placentero baño de sol, y no es así. Todos los médicos y expertos consultados coinciden en que es necesario preparar la piel a través de la ingesta de vitaminas provenientes de frutas y verduras como las de zanahorias o las cerezas, pues estas nos proporcionan betacarotenos, unos compuestos químicos que nos protegen de agresiones externas. Además conviene, que antes de exponernos sin miedo al astro rey, nos sometamos a una sesión de peeling para eliminar células muertas y conseguir así un bronceado uniforme, sin malas coloraciones ni manchas solares.

MIENTRAS TOMAMOS EL SOL

post_atract_500x500_karite

Ha llegado la hora: sandalias, gafas de sol, crema protectora factor 50 y pulverizador de agua. ¡Estamos listos! Pero ojo, no es tan fácil como parece. Además de la sempiterna crema protectora, tenemos que asegurarnos de que la temperatura no es muy alta y que el cielo esté cubierto, al menos temporalmente. Olvídate de las colonias y perfumes para bajar a la playa, pues en muchas ocasiones son los culpables de la aparición de las tan molestas (y peligrosas) manchas. Y hay que tener en cuenta que el sol acelera el envejecimiento de nuestra piel, por lo que mi consejo es que nos hagamos con una crema de karité para crear una película invisible que nos ayude a defendernos de los rayos UVB y UVA. Y por último, pero no por ello menos importante, es necesario acudir a nuestro médico para saber si podemos tomar el sol sin problema en caso de estar bajo algún tipo de tratamiento. Más vale prevenir que curar.

DESPUÉS DE TOMAR EL SOL

post_atract_500x500_te

Finalmente, y tras volver a casa después de un largo día de playa o piscina, es el momento de dedicarle los últimos cuidados a nuestra piel para conseguir el máximo cuidado al mismo tiempo que un bronceado perfecto. Lo primero es eliminar cualquier impureza o rastro de salitre, cloro o piel muerta usando un gel de baño para pieles sensibles con ph neutro. Aunque con una ducha es suficiente para recuperar el tono, el uso de una crema altamente hidratante o aceites esenciales contribuirán a la recuperación de la piel al tiempo que la relajarán. Por último, y a modo de secreto, os contaré un pequeño truco que seguro que a más de uno os vendrá de perlas este verano: para conservar el bronceado todo lo posible basta con añadir al baño una infusión de cuatro bolsitas de té negro en un litro de agua, pues es un autobronceador natural del que puede nutrirse nuestra piel.

Nuestra casa en verano: terrazas y jardines

Al mismo tiempo que todo aquel que disponga de terraza y/o jardín conoce bien la agradable sensación de disfrutar de largas tardes y noches al aire libre )(en las que el calor y el buen tiempo son los protagonistas) también sabe del esfuerzo que supone mantener estos espacios limpios y en buen estado. Por eso, unos suelos limpios y relucientes, una elección impecable de muebles impecable y una decoración acertada y equilibrada serán los elementos que harán que el exterior del hogar sea tu estancia favorita durante los meses de verano.

EL SUELO
post_atract_500x500_madera

El primer paso que debemos dar a la hora de poner a punto el lugar donde pasaremos la mayor parte del período estival es dejar el suelo 100% limpio y sin mácula. Al principio podría parecer que el esfuerzo va a ser mucho tras un año prácticamente sin uso, pero lo cierto es que, con muy pocos elementos, los resultados serán más que satisfactorios. Para empezar, vamos a necesitar un cepillo de cerdas duras, una escoba, una manguera y un buen producto limpiador para suelos y/o azulejos. Así de sencillo. Empezaremos barriendo la superficie a limpiar antes de enjuagar utilizando una manguera (si no tienes manguera puedes pasar una fregona bien empapada en agua limpia). Una vez esté el suelo mojado, pasaremos el cepillo a toda la superficie, usando esta vez un producto adecuado mezclado con el agua. Después sólo tendremos que aclarar de nuevo con la manguera y dejar secar. ¡Voilá! ¡La temporada estival ha comenzado!

LOS MUEBLES

post_atract_500x500_suelo

Al igual que nuestro deslumbrante suelo, los muebles de nuestra terraza también necesitan un buen repaso antes de convertirse en los co-protagonistas de nuestras comidas, cenas e interminables coloquios de verano. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del material del que estén hechos tus muebles, el tipo de limpieza y producto usado no será igual. Si estos son de madera y han sufrido por estar a la intemperie, puede que necesiten un buen lijado y una capa de barniz. En caso contrario, un limpiador especial para madera bastará. Si, por el contrario, tus muebles son de metal u otros materiales (plástico, resina, agua), utiliza agua, paño y un limpiador multiusos que asegure una completa desinfección además de la desaparición total de suciedad y manchas incrustadas.

LA DECORACIÓN

post_atract_500x500_huerto

Está claro que a la hora de decorar tu terraza o jardín, tus gustos personales predominan. No obstante, voy a exponer algunas ideas fácilmente adaptables a cualquier estilo. Por ejemplo, si contamos con un jardín amplio, pueden utilizarse carros o carretillas restaurados a modo de grandes macetas llenas con flores de temporada que harán que todo el espacio luzca mucho más. Otra opción muy original y barata es darle uso a esa vieja bici que tenemos en el trastero pintándola de un color vivo y usándola como maceta, un elemento decorativo que siempre aporta frescura al espacio. Si, por el contrario, queremos una zona que además de adornar sea útil, nos atreveremos con la construcción de un pequeño huerto en el que plantar verduras, frutas y hortalizas de toda índole. El único límite lo pones tú.

Nuestros hijos e Internet: No te quedes atrás

Si hay algo que ha condicionado la manera en que nos comunicamos en los últimos años esto ha sido la irrupción de las redes sociales en nuestras vidas. Facebook, Twitter, Whatsapp, Instagram… un mundo fascinante y en continuo cambio al que también tienen acceso nuestros hijos, nos guste o no. Por lo tanto, nuestro deber como padres y educadores es orientarles, enseñarles a protegerse de los peligros y establecer la costumbre de un uso razonable de las nuevas tecnologías.

CONSEJOS PARA PADRES

Como responsables de nuestros hijos, debemos controlar el cómo y el cuándo acceden estos a las redes sociales. Normalmente (y cada vez con más frecuencia), los adolescentes se adentran en Internet a través de sus smartphones, por lo que hemos de informarnos en nuestra compañía telefónica acerca de qué tipo de restricciones podemos imponer al teléfono de nuestros hijos. Algo que puede no ser muy de su agrado, pero es necesario que aprendan a acatar una serie de normas en cuanto a su uso para no afectar a la buena comunicación familiar.

Acoso en Internet

FB_Acoso_en_Internet_500x500

El acoso en Internet es un hecho tristemente real y debemos de estar 100% seguros de que nuestros hijos comprenden el peligro que esto supone, además de que estén preparados para hacerle frente al menor signo de que éste pueda darse, contra él o contra un amigo. Los rumores sobre una persona, la difusión de mensajes sin consentimiento, amenazas, imágenes inapropiadas de uno mismo o de los demás… debemos advertirles que todo lo que hagan y/o digan en la red tiene consecuencias. En su mano está que éstas sean malas o buenas.

Control de su historial de navegación

Es muy importante controlar las webs que frecuentan nuestros hijos para ver qué tipo de contenidos están recibiendo y poder evaluar la idoneidad de estos. Esto no supone mucho problema, pues basta con acceder al historial de navegación, tanto de su teléfono móvil como del ordenador que utilicen para navegar. Es vital que éste se encuentre ubicado en alguna zona común de la casa para así poder tener un mayor control de su actividad digital. La cocina o el salón son lugares más que adecuados para tal fin.

Pasa tiempo con ellos frente a la pantalla

FB_pasa_tiempo_con_ellos_500x500

Importantísimo: dedica tiempo a navegar con ellos. Es la mejor manera de enseñarles e inculcarles los valores y comportamientos correctos para manejarse en la red. Además, si encuentras una actividad común, ese tiempo será visto por ellos como algo positivo y no como una “sesión de control” por nuestra parte. Así, el beneficio será doble.

Conoce las políticas de privacidad de sus redes

Punto importantísimo es la necesidad de conocer las políticas de privacidad de las redes, pues así podremos conocer de qué manera pueden protegerse de ataques o miradas de extraños en su devenir por la red.

 

Siguiendo unas normas básicas de comportamiento en Internet más el uso del sentido común, haremos que nuestros hijos estén plenamente preparados para adentrarse sin peligro en la red de redes.