Localiza tu producto

Luz
La experta en salud y belleza
Volver
836x400_ppal_Octubrecambiohora
Que el cambio de hora no cambie tu vida
14 de octubre de 2016
Luz

Sucede cada año y dos veces además. A las dos de la madrugada, en muchos países del hemisferio norte, se adelanta o atrasa la hora oficial en sesenta minutos. El porqué no es otro que el de aprovechar las horas de luz solar y conseguir ahorro energético al reducirse la necesidad de iluminación artificial. No es nada poético.

Un poco de historia

La primera vez que hubo un cambio de horario estacional por este motivo fue en Estados Unidos durante la Primera Guerra Mundial y el objetivo fue ahorrar combustible.

En España, el cambio de hora está regulado por el Real Decreto en 2002, adoptando la Directiva Europea de 2001. Aunque el decreto se renueva cada cinco años, la Unión Europea ya ha dado carácter indefinido a esta costumbre, alegando ventajas en la agricultura, la hostelería y en el ahorro energético (que podría llegar a un 5%).

Aunque a día de hoy, su utilidad está siendo discutida entre los expertos.

500x500_Octubrehistoria 

¿Se puede sufrir jet lag?

Este cambio no debería afectar en absoluto a nuestra salud, pero parece que para algunas personas no resulta fácil adelantar o atrasar su reloj interno.

Algunos lo asemejan al jet lag al poder alterar de alguna manera los ciclos biológicos.

 500x500_Octubrejetlag

Así puede influir

Lo normal es que el cambio de hora no afecte físicamente pero, si se produce, puede afectar al estado ánimo, a tu “reloj corporal” y, en general, a los momentos de sueño-vigilia, lo que produce somnolencia, astenia, irritabilidad, nerviosismo, cefaleas y dificultades para mantener la atención y la concentración.

500x500_Octubrecomo-enfrentarse 

¿Cómo enfrentarse al cambio de hora?

  • El ejercicio físico suave aumenta la concentración de serotonina y de otros neurotransmisores en el cerebro.
  • Mantén unos buenos hábitos de sueño todo el año.
  • Exponerse a una luz brillante (luz solar) durante una o dos horas en los días posteriores al cambio de horario te puede ayudar.
  • Al modificar el horario de comidas, evita la ingesta de cafeína y alcohol.
  • Y, en general, intenta hacer una vida normal.