Localiza tu producto

Luz
La experta en salud y belleza
Volver
POST_FEB_S4_2017_836x400
Dulces sueños
25 de febrero de 2017
Luz

A día de hoy la esperanza de vida de un ser humano en España es de unos 83 años. A medida que pasan los años la esperanza de vida aumenta, ya sea por la calidad de vida, por los avances tecnológicos y sanitarios o incluso por la calidad del descanso.

Siempre se ha dicho que lo recomendable es dormir 8 horas al día para estar descansado tanto física como psicológicamente. Lo que quiere decir que más o menos pasamos un tercio de nuestras vidas dormidos, o lo que es lo mismo unos 26 años de nuestra vida. Seguro que este dato os asusta y ni siquiera os habíais parado a pensarlo nunca. No os preocupéis, para poder vivir de forma saludable los otros dos tercios de nuestra vida, es de vital importancia un buen descanso.

Seguro que si os decimos que dormís mal, más de uno se reiría o pensaría que estamos diciendo una tontería. Pero, ¿sabías que hay posturas que debemos evitar o, que hay algunas que son más recomendables que otras para el descanso?

Esta vez no vamos a hablar de los diferentes tipos de almohadas o colchones que debes utilizar para que tu descanso sea el adecuado, ya que ese tipo de consejos, muchas veces os acaban costando 800 euros. Hoy venimos a hablaros de las tres mejores posturas para descansar y cuál debemos evitar para un descanso adecuado.

COMO UN TRONCO

Esta postura consiste en ponerse boca arriba y con brazos a lo largo del cuerpo. Se trata de una posición bastante estable. La respiración será adecuada y además, no os causará problemas de espalda ya que no sometemos a ningún esfuerzo a la espina dorsal. Puede incluso favorecer a la belleza, ya que dormiremos con la cara al descubierto, lo que evitará todo tipo de arrugas. Se trata de la postura ideal. Por poner un pero, al adoptar esta postura estaremos expuestos a los ronquidos más sonoros.

POST_FEB_S4_2017_500x500_1 EN POSICIÓN FETAL

Se trata de dormirse hacia uno de los lados, con las piernas ligeramente levantadas hacia el pecho y con las manos entre los muslos o encima de la almohada. Esta postura ayuda a evitar los reflujos estomacales y mejora la respiración, ya que la posición del cuerpo permite que el aire circule libremente por éste. Se trata de la postura indicada para las personas que sufren la apnea del sueño, ya que impide las obstrucciones.  Es importante que nuestro cuerpo no descanse encima de nuestras extremidades, algo que hacemos de forma involuntaria, pero que trae los famosos calambres mañaneros. El pero es que se trata de la posición en la que más arrugas aparecen.

Una investigación realizada por científicos turcos señaló que aquellos que se recostaban sobre el lado derecho de su cuerpo en lugar del izquierdo sufrían menos pesadillas. En concreto, un 40,9% frente a un 14,6%.

POST_FEB_S4_2017_500x500_2

BOCA ABAJO

 Una de las posiciones que más utilizamos y que resulta dañina para nuestra espalda y salud, es la posición boca abajo. Esta posición de sueño hace que sea difícil para tu columna vertebral mantenerse en una posición neutral.

Dormir boca abajo pone mucha presión sobre las articulaciones y los músculos, lo cual puede irritar los nervios y causar dolor, entumecimiento y causando sensación de hormigueo.

Sin embargo, también es verdad que dormir boca abajo puede ayudar a mantener la parte superior de las vías respiratorias más abiertas.

Si además tendéis a roncar mucho por la noche, dormir boca abajo puede no ser una mala idea.

Si optáis por dormir boca abajo, asegúrate de que la almohada sea muy delgada, o en no utilizar una en absoluto.