A propósito de los propósitos

Otro año llega y de nuevo encaras el mes de enero con unos kilos de más, y con el pantalón y la cartera un poco más apretados de la cuenta. Y es que parece que al final sí que han esos turrones que por diciembre jurabas que a ti no te iban a engordar porque no te gustan y no ibas a probar.

Pero no es lo único en lo que seguramente hayas fracasado. Sí, nos referimos a todos esos propósitos que entre uva y uva te marcaste, y que ya, a estas alturas, va costando cumplir. Junto a ese sentimiento de culpa directamente proporcional al recibo de la Visa que llega este mes.

En el post de esta semana os citaremos cuáles son los propósitos que nos marcamos la mayoría de nosotros y sobre todo, cuáles son los que fracasan año tras año. Pero también os daremos unas pautas para que en 2018, con un poquito de esfuerzo, seáis capaces de mejorar vuestros hábitos, y por tanto, vuestro día a día.

 

LOS PROPÓSITOS MÁS PLANTEADOS
– Perder peso y mantenernos en buena forma física

– Dejar de fumar

– Aprender algo nuevo

– Comer sano y tener una dieta equilibrada

– Saldar las deudas y ahorrar

– Pasar más tiempo con la familia

– Viajar y ver lugares nuevos

– Estar menos sometido a estrés

– Unirse a algún voluntariado

– Beber menos alcohol

POST_ENE18_S4_500x500-1POST_ENE18_S4_500x500-2

POST_ENE18_S4_500x500-3

POST_ENE18_S4_500x500-4

De acuerdo con un estudio realizado por el psicólogo Richard Wiseman, solo el 12% de las personas consigue lo que se propone cada vez que el calendario señala el inicio de un nuevo año.

Wiseman también llegó a la conclusión de que los hombres tienen más éxito cuando se unen a otros con un mismo objetivo (por ejemplo, ir al gimnasio) o cuando se centran en la recompensa que supondrá su objetivo. Sin embargo, las mujeres lo tienen más fácil a la hora de alcanzar sus objetivos cuando hablan de ellos con amigos y familiares.

Por eso si este año estáis pensando en hacer alguno de estos propósitos, tened en cuenta estos antes de hacerlo, o sed conscientes de que si no os lo tomáis muy en serio, es probable que fracaséis.

CONSEJOS

Para que no todo sea dejar los propósitos por el camino, a continuación os mostraremos una serie de consejos que podréis llevar a cabo, para que vuestros propósitos se conviertan en metas alcanzables y en hábitos del día a día.

1- No permitáis que cumplir vuestros propósitos sea algo solo para principios de año, mantenedlos visibles durante todo el año haciendo una lista y dejándola en algún lugar estratégico de la casa donde la podáis ver todo el tiempo y poder hacer así un seguimiento.

2- Visualizaos cumpliendo vuestras metas. Si nos imaginamos cumpliendo nuestros sueños, nos motivaremos más a hacerlos realidad. Busquemos imágenes para inspirarnos en lo que queremos lograr, eso nos ayudará a mantenernos contentos y motivados.

3- Metas realistas. Es importante que las metas sean realistas, estén a vuestro alcance y dependan solo de vosotros mismos. Si os ponéis metas muy difíciles y casi imposibles os desmotivaréis y será frustrante llevarlas a cabo.

 

Por ejemplo, en lugar de poner “Hacerme vegetariano” o “no volver a comer comida basura” podéis probar a  poner “tengo que comer sano”.

 

Además de todos estos consejos que acabamos de dar, es importante que en todo momento nos apoyemos en los familiares y en amigos para que así sea más fácil conseguir nuestras metas. Y es que son ellos los que mejor nos conocen y sabrán motivarnos a lograrlas. Y no solo eso, sino que muy probablemente sean los que nos eviten caer y no permitan que nos rindamos tan fácilmente.

¡Suerte a todos!

Ese invitado que no parece irse nunca

Hay años en los que el frío es como ese invitado que llega para unos días y resulta que semanas después todavía sigue en tu casa e incluso ha puesto el cepillo de dientes en el vaso del baño junto al tuyo. Y es que a pesar de que el mes de febrero está a la vuelta de la esquina, el frío sigue estando entre nosotros.

Por eso, en el post de esta semana vamos a darte unos cuantos consejos sobre cómo combatir el frío y sobre cómo llevarlo de la mejor manera. ¿Cómo se debe vestir en invierno? ¿Cuáles son los artículos básicos para protegerse del frío? ¿Qué significa vestirse en capas? ¿Qué materiales son los más indicados para conservar el calor corporal? Todas estas preguntas las contestaremos en las próximas líneas, así que estad atentos.

Los siguientes consejos ayudarán a entender la dinámica de vestirse apropiadamente para defenderse del frío y disfrutar del invierno:

Usa capas de ropa y de buena calidad


El consejo de oro para salir de forma abrigada y funcional durante el invierno consiste en colocarse la ropa en capas. Con esta técnica se controlan el frío y la humedad y se conserva el calor corporal.

En general, se aconsejan tres capas, aunque también dependerá de la actividad que vayáis a realizar. Si se llevan pocos artículos, el cuerpo se enfría de inmediato. Si se portan demasiadas prendas, se suda tanto que la ropa se humedece y hasta se pesca un resfriado.

Por tanto no se trata de ir vestido con más capas que una cebolla, sino que las capas que llevemos nos resguarden bien del frío y sean de buena calidad.

POST_ENE18_S3_500x500-1

 La cabeza y las extremidades siempre bien protegidas


Si la cabeza, las manos, los pies y la cabeza no están bien protegidas, el frío acabará llegando a nuestro cuerpo. Y es que es de suma importancia protegerse la cabeza contra el frío, el viento y la humedad con un buen gorro que tape hasta las orejas. Este, por lo general, se lleva debajo de la capucha impermeable que suelen tener los abrigos de invierno. Pueden añadirse orejeras, según el gusto y nivel de calor que se desee.

Por otro lado, resulta imprescindible una bufanda, la cual impide que el frío se cuele por el espacio que dejan los abrigos a nivel del cuello.

En las extremidades superiores e inferiores también puede adoptarse la técnica de las capas, si conviene. Os recomendamos que las manos nunca queden al descubierto. Para ello la calidad de los guantes que elijamos será de vital importancia.

Por último los pies. Es importante que estén siempre bien protegidos. Hay quien elige calcetines de lana o los de tipo montaña, pero los hay también los que eligen llevar doble capa. Los primeros, delgados y ajustados al pie para absorber el frío, y los segundos, preferiblemente de lana, merino u otra fibra natural o sintética, para cumplir una función de aislamiento térmico.

La atención a las extremidades es una prioridad, pues la sensación de frío comienza muchas veces por unos pies y unas manos mal abrigados.

 POST_ENE18_S3_500x500-2

Unos buenos zapatos de invierno

Decíamos ahora que tener los pies calientes es importante. Y al igual que los calcetines, el calzado es un elemento indispensable a la hora de conservar el calor.

Comprar buenos zapatos de invierno es la garantía de confort y protección para caminar sobre la nieve. Normalmente, se usan botas, cuyos modelos y materiales de confección varían dependiendo de la actividad. En todos los casos, las botas de invierno deben ser impermeables, de lo contrario incumplirán su función de aislante térmico.

Y para los más deportistas, recomendamos botas amplias, suelas gruesas y, por lo regular, de goma o materiales aislantes. Que ofrezcan máxima comodidad y mantengan el calor del pie. Generalmente, os recomendamos una talla mayor a la normal para resguardar el pie hasta con dos capas de calcetines, si es necesario.

POST_ENE18_S3_500x500-3

Outlet y tiendas de segunda mano

 

Para algunos de vosotros, adquirir los artículos de invierno puede convertirse en una inversión excesiva. De forma que, si contáis con un presupuesto limitado, la solución puede pasar por comprar buenos artículos de segunda mano en tiendas especializadas. Sobre todo, los abrigos y prendas de la capa externa, que suelen ser los más costosos.

Si seguís todos estos consejos será más fácil que os mantengáis calentitos pero además, mientras trabajáis, estudiáis o estáis en casa recordad estar cerca siempre de una buena calefacción.

Que la cuesta no cueste

El año 2018 ha llegado y a estas alturas seguro que muchos de vosotros estáis teniendo problemas a la hora de afrontar la cuesta de enero. Y es que como todos sabemos, las fiestas navideñas siempre suponen un desembolso extra. Una época en la que llegan las subidas de precio y tarifas, con lo que se incrementa el coste del carrito de la compra, el total de las facturas, el precio de los billetes de transporte público, etc.

Y como enero es el mes más temido por muchas personas, por todos los gastos que conlleva amortizar y las facturas que se reciben, en el post de esta semana os ofrecemos una serie de consejos para que vuestra economía familiar no se resienta y la cuesta de enero no cueste.

  • Planificación: Es fundamental planificar y controlar las finanzas domésticas. De esta forma podréis tomar consciencia de cuáles son los gastos, si estos superan los ingresos o no y, por lo tanto, cuál es la capacidad de compra y ahorro.

 POST_ENE18_S2_500x500-1

  • Priorización: Es aconsejable elaborar una lista con los gastos variables y clasificarlos por prioridades. Es preferible dejar aquellos que no sean tan importantes para más adelante y pensar en ellos cuando la cuesta de enero haya pasado.
  • Reduce gastos superfluos o innecesarios: Seguro que si analizáis la economía familiar existen gastos de los cuales se puede prescindir fácilmente. Limitar los gastos es un paso básico para equilibrar el presupuesto personal.
  • Los pagos en efectivo:Es recomendable pagar en efectivo en vez de usar la tarjeta de crédito. De esta forma, se puede controlar mejor el gasto y no caer en la trampa de comprar aquello que uno no se puede permitir.

POST_ENE18_S2_500x500-2

  • El carro de la compra con cabeza: El aumento del precio de los productos es una de las características de la cuesta de enero. Planificar la compra antes de hacerla y según el presupuesto ayuda a no comprar alimentos capricho y que encarezcan el carrito de la compra.
  • Una cuestión de todos: La economía familiar es cosa de todos sus miembros. Si se comparte también con los más pequeños se fomenta una educación financiera responsable. Una buena forma es marcarse un objetivo de futuro que ayude a mantener la motivación de todos y poder, así, seguir los consejos anteriores.

POST_ENE18_S2_500x500-3

Es difícil asegurar que con estos consejos los apuros económicos vayan a desaparecer, pero lo que sí os podemos garantizar es que los apuros se verán reducidos significativamente y por tanto, como bien decíamos antes, conseguiremos que la cuesta no cueste. O al menos tanto.

Comer como Reyes

Mañana llega el tan ansiado día de Reyes y seguro que muchas familias no sabréis qué poner en el plato. Por eso para esta primera semana os vamos a proponer un menú ligero y sabroso, para que tanto tú como tu familia podáis comer como unos verdaderos reyes.

Como ya sabemos, la última comida de las Navidades siempre viene precedida del mayor y más divertido de los dulces: el roscón. Y como bien sabemos todos, se trata de unos de esos desayunos que te dejan saciado hasta la hora de comer.

Por eso para este año te vamos a proponer un menú diferente. Un menú sano, ligero y equilibrado que hará disfrutar a toda la familia sin necesidad de tener que recurrir a las sales de frutas.

Para empezar el menú de Reyes prepararemos unos pintxos de bonito con mayonesa y una pizca de tomate y tabasco.  Se trata de un entrante que gusta a todos y tiene una presentación preciosa. Es una receta tan fácil y rápida de preparar que lo podréis hacer una hora antes de que lleguen los invitados.

POST_ENE18_S1_500x500-1

Una crema de calabaza es el mejor primer plato que podéis preparar, ya que después de tantos días comiendo un poco más de la cuenta, esta cremita os reconfortará, saciará y le irá de maravilla a vuestro sistema digestivo. Podéis prepararla el día de antes y calentarla antes de la comida.

POST_ENE18_S1_500x500-2

En cuanto al plato principal, este año nos decantaremos por un salmón con setas.  Es un plato principal sencillamente perfecto, muy sencillo de preparar y muy rico. Se trata de un plato diferente, pero muy sabroso. Lo esencial como siempre es el cariño que le pongáis al plato pero para ser sinceras, la materia prima de este plato será igual de importante. Si el salmón es bueno y las setas sabrosas tendréis mucho ganado.

POST_ENE18_S1_500x500-3

Para acompañar la comida, un poquito de pan de espelta. Así incluimos más cantidad de fibra y minerales.

POST_ENE18_S1_500x500-4

Para  terminar, una fantástica mousse de yogur, más digestiva imposible, rica y ligera, es el punto final ideal a una comida deliciosa. Si queréis, podéis decorar la mousse con alguna fruta de temporada o con frutos rojos. Y para los más golosos, podéis poner en la base de los vasitos de mousse una cucharada de vuestra mermelada favorita. Le dará un toque dulce y diferente.

POST_ENE18_S1_500x500-5

Si con este menú los Reyes Magos no se portan con los regalos, es que quizá no habéis sido todo lo buenos que deberíais.