Localiza tu producto Menú

Clara
Da el toque mágico a tu hogar
Volver
POST_ENE18_S2_836x400
Que la cuesta no cueste
12 de enero de 2018
Clara

El año 2018 ha llegado y a estas alturas seguro que muchos de vosotros estáis teniendo problemas a la hora de afrontar la cuesta de enero. Y es que como todos sabemos, las fiestas navideñas siempre suponen un desembolso extra. Una época en la que llegan las subidas de precio y tarifas, con lo que se incrementa el coste del carrito de la compra, el total de las facturas, el precio de los billetes de transporte público, etc.

Y como enero es el mes más temido por muchas personas, por todos los gastos que conlleva amortizar y las facturas que se reciben, en el post de esta semana os ofrecemos una serie de consejos para que vuestra economía familiar no se resienta y la cuesta de enero no cueste.

  • Planificación: Es fundamental planificar y controlar las finanzas domésticas. De esta forma podréis tomar consciencia de cuáles son los gastos, si estos superan los ingresos o no y, por lo tanto, cuál es la capacidad de compra y ahorro.

 POST_ENE18_S2_500x500-1

  • Priorización: Es aconsejable elaborar una lista con los gastos variables y clasificarlos por prioridades. Es preferible dejar aquellos que no sean tan importantes para más adelante y pensar en ellos cuando la cuesta de enero haya pasado.
  • Reduce gastos superfluos o innecesarios: Seguro que si analizáis la economía familiar existen gastos de los cuales se puede prescindir fácilmente. Limitar los gastos es un paso básico para equilibrar el presupuesto personal.
  • Los pagos en efectivo:Es recomendable pagar en efectivo en vez de usar la tarjeta de crédito. De esta forma, se puede controlar mejor el gasto y no caer en la trampa de comprar aquello que uno no se puede permitir.

POST_ENE18_S2_500x500-2

  • El carro de la compra con cabeza: El aumento del precio de los productos es una de las características de la cuesta de enero. Planificar la compra antes de hacerla y según el presupuesto ayuda a no comprar alimentos capricho y que encarezcan el carrito de la compra.
  • Una cuestión de todos: La economía familiar es cosa de todos sus miembros. Si se comparte también con los más pequeños se fomenta una educación financiera responsable. Una buena forma es marcarse un objetivo de futuro que ayude a mantener la motivación de todos y poder, así, seguir los consejos anteriores.

POST_ENE18_S2_500x500-3

Es difícil asegurar que con estos consejos los apuros económicos vayan a desaparecer, pero lo que sí os podemos garantizar es que los apuros se verán reducidos significativamente y por tanto, como bien decíamos antes, conseguiremos que la cuesta no cueste. O al menos tanto.