Todo por la paz

En todas las situaciones de nuestra vida, a cualquier nivel, podemos encontrarnos con un tipo de persona que entona el “que haya paz”. Esa figura que busca el orden y la justicia por encima de todo. En el colegio, en el trabajo, en casa,…

En el post de esta semana hablaremos no solo de una persona que busca la paz, sino de un gran grupo. Una organización compuesta por varios países del mundo que persiguen la armonía y el desarrollo social del mundo entero. Hoy hablaremos de las Naciones Unidas.

La idea de las Naciones Unidas nació durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), cuando los dirigentes mundiales que habían colaborado en el final de la guerra veían la gran necesidad de implementar un mecanismo para aportar la paz y detener futuras guerras. Estos dirigentes tomaron conciencia de que esto solamente sería posible si todas las naciones trabajaban juntas por medio de una organización mundial.

Las Naciones Unidas son una organización única, compuesta por países independientes que se han reunido con el fin de trabajar en pro de la paz mundial y el desarrollo social. La organización se creó el 24 de octubre de 1945, con 51 países como miembros fundadores. Algo más de 50 años después, a finales de 2008, el número de Estados Miembros de las Naciones Unidas había crecido a 192.

En la actualidad, hay 193 Estados Miembros, después de que Sudán del Sur pasase a formar parte el 14 de julio de 2011. Desde su establecimiento, ningún país ha sido expulsado de la Organización, aunque en 1965, Indonesia se retiró temporalmente por un conflicto con su Estado vecino Malasia, pero regresó al año siguiente.

Post_5_01_500x500

Os dejamos también unas cuantas curiosidades que seguro que desconocíais y que os ayudarán mejor a entender mejor el propósito

  • Las Naciones Unidas tienen cuatro propósitos: mantener la paz y la seguridad internacionales, fomentar relaciones de amistad entre las naciones, realizar la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales y el estímulo del respeto a los derechos humanos y servir de centro que armonice los esfuerzos de las naciones por alcanzar estos propósitos comunes.
  • Las Naciones Unidas no son un gobierno mundial y, por tanto, no elaboran leyes. Sin embargo, sí proporcionan los medios para ayudar a resolver conflictos internacionales y formular políticas acerca de asuntos que nos afectan a todos.
  • En las Naciones Unidas, a todos los estamos miembros, ya sean grandes o pequeños, ricos o pobres o con diferentes opiniones políticas y sistemas sociales, se les permite expresar su voz y voto en este proceso. Las Naciones Unidas brindan a los países la oportunidad de equilibrar la interdependencia mundial y sus intereses nacionales cuando se hace frente a problemas internacionales.
  • Las Naciones Unidas también dirigen campañas internacionales contra el narcotráfico y el terrorismo.
  • En todo el mundo, las Naciones Unidas y sus organismos ayudan a mantener o aumentar la producción alimentaria, ayudan a los refugiados, dirigen la lucha contra el SIDA y establecen programas dirigidos a la remoción de minas terrestres, entre otras cosas.

Seguro que muchos de vosotros no sabíais el origen de esta organización, ni siquiera a qué se dedican exactamente o cuáles eran sus funciones, pero después de leer este artículo, esperemos que entendáis mejor la gran labor que desempeñan y lo mucho que ayudan a preservar nuestra paz y nuestro bienestar.

¡Que viva la paz y el ser humano!

¿Pescado crudo? Sí, por favor

Las modas son las modas. Algunas efímeras y otras más longevas. Pero lo cierto es que, cuando llegan, pegan fuerte y es imposible resistirse a ellas. Al menos durante un tiempo. Y como en España amamos la comida, existe una que lleva ya un tiempo entre nosotros y parece que ha llegado para quedarse. Sí, hablamos del sushi. Ese alimento que al principio causó rechazo por el pescado crudo, ahora lo encontramos incluso en el menú de las bodas más atrevidas.

Por eso en el post de esta semana, nos acercaremos a la realidad del sushi. Su significado, sus estilos y variedades, todo lo que lo envuelve y todo lo que desconocemos de esta famosa preparación emblemática de la gastronomía japonesa más tradicional.

Aunque rastrear el origen de un plato o un alimento en ocasiones es una tarea dura, con el sushi se dispone de más datos. La referencia más temprana del plato japonés aparece nada menos que a principios del siglo VIII, en el año 718, en un documento legal del periodo de la historia de Japón. Ya en aquel entonces la preparación era similar a la de ahora, con una especie de sushi fermentado en el que tanto el arroz como el pescado, eran mezclados.

En aquella época, esta elaboración era un modo más de conservar el pescado sin emplear demasiada sal en el proceso. Y se preparaba de esta manera para que las capturas fuesen comestibles durante más tiempo.

Con el tiempo, la combinación de ambos ingredientes con sus amplísimas posibilidades fue asentándose como una elaboración culinaria. Fue entonces cuando arroz y pescados comenzaron a consumirse juntos como plato.

Pese a los cientos de años que llevaba aumentando de forma considerable el consumo del sushi en Osaka, fue en Tokio cuando comenzó a darse a conocer, a mediados del siglo XVIII. A partir de esta época el sushi comenzaría a preparase en numerosas casas de comida para llevar y restaurantes conocidos con el nombre de “Edo-san-sushi”.

Más adelante, en el siglo XIX, el cocinero nipón Hanaya Yohei inventaría la variedad del nigirizushi conocida como kantō. Como ya se hizo tiempo atrás, se dejó la fermentación de lado para emplear el arroz con los diferentes tipos de pescado. Estos se marinaban con salsa de soja o vinagre, se salaban con generosidad y, a veces, incluso se cocinaban. Siempre con el objetivo de poder alargar la vida del pescado. La ingesta de este plato siempre se hacía con las manos o palillos de bambú, los cuales han sido heredados también en la actualidad.

Este era el comienzo del sushi como un tipo de la comida rápida. Pero no por ello resultaba ser una comida pobre o mal vista. En este plato, la calidad, comenzando por la frescura de los ingredientes, es capital.

Post_4_02_500x500

Y como la información es poder, aquí os traemos también unas cuantas curiosidades que seguro que no sabíais y que os resultarán de gran interés.

  • Existe una Universidad de Sushi. La figura del cocinero de sushi se conoce como Itamae, un maestro que ha estudiado durante años en universidades especializadas en sushi. Los licenciados tardan hasta cuatro años en poder tocar un pez, y reconocen su calidad con sólo verlo en el mercado.
  • Las mujeres no pueden hacer sushi. Tradicionalmente, solo los varones pueden preparar este plato japonés. La razón, según explican, es que las mujeres tienen la temperatura corporal más alta, por lo que alteran el sabor del arroz cuando lo preparan.
  • Podéis comerlo con las manos. ¿Tanto tiempo invertido en aprender a usar palillos para esto? Pues sí, la manera tradicional de comer sushi es con las manos, así que olvidad los palillos.
  • Seguid siempre un orden para comer. No empecéis a comer sushi a lo loco. Idealmente, debéis empezar por el pez que tenga un sabor más ligero, y acabar con los sabores más fuertes. Degustad primero los de color blanco y luego los rosados y rojos.
  • La tradición es con atún. En España siempre pedimos maki de salmón y atún, pero en Japón los primeros son realmente raros y difíciles de encontrar. De hecho, se considera que fueron los noruegos los que introdujeron el salmón en su cocina en los años ochenta.
  • Jamás con aguacate. ¿De verdad pensabais que en Japón tenían aguacate? Pues no. Todas las variedades de California roll (maki con aguacate, mayonesa, queso filadelfia y salsa picante) fueron inventadas en Estados Unidos y Brasil. A los nipones les parece muy raro utilizar estos ingredientes y de hecho los encontrarás muy poco en el país.

Post_4_01_500x500

Seguro que a estas alturas os están entrando muchas ganas de un buen plato de sushi. Así que os dejamos, pero eso sí, recordad los consejos que os acabamos de dar para poder disfrutar este plato como se merece.

 

Into the woods

Ya está aquí el verano. Y eso significa que las temperaturas comienzan a subir. Las playas y las piscinas comienzan a convertirse en los lugares más frecuentados y las terrazas ganan protagonismo. Pero, así como los deportes acuáticos se disparan, hay otros al aire libre que quedan aparcados durante los meses de calor.

En el post de esta semana venimos a proponeros un deporte que no conlleva un esfuerzo excesivo y que, sobretodo, os asegurará ciertos momentos de fresquito y vistas inolvidables. Y es que esta semana os proponemos el senderismo. Y para ello os traemos los bosques más impresionantes de España. En los que podréis perderos y disfrutar durante este verano.  

En España tenemos bellos y frondosos bosques, santuarios naturales verdes y llenos de magia que adornan el paisaje de todo nuestro país. Lugares que son imprescindibles para la vida, suministran una gran diversidad de materiales útiles, generan empleo y además, son un lugar de ocio para los que estamos, cada vez más alejados de la naturaleza.

En España hay ni más ni menos que 17.804 millones de árboles, siendo el segundo país de la Unión Europea con más superficie forestal (el 57% de su territorio).

Sin duda, en España hay muchos bosques que merecen ser visitados, tanto en el Sur como en el Norte del país. Y aunque es muy difícil elegir, aquí está una lista de algunos de los más conocidos o espectaculares:

Braña de los Tejos (Cantabria)

Post_3_01_500x500

Comenzaremos por el norte. En la parte más verde de Cantabria encontramos este hermoso bosque. Característico por tener una vista espectacular de 360º, tanto sobre los Picos de Europa y Montes de la Montaña Palentina, como sobre las Sierras Costeras de Asturias y Cantabria.

Se trata, además, de un bosque lleno de Tejos, una de las especies arbóreas más robustas y longevas, lo que sin duda lo convierte en un lugar especial.

Hayedo de Montejo (Madrid)

Post_3_02_500x500

Seguimos con uno de los parajes más bonitos de la capital. Y es que situado al norte de la comunidad de Madrid, encontramos uno de los bosques más meridionales de Europa. Es una gran experiencia visitarlo debido a la naturaleza caduca de hayas.

Un bosque frondoso y húmedo, lleno de magia y belleza que sirve de marco a la leyenda que dice que las hadas que allí habitaban, engatusaban a los visitantes mediante sus cánticos para poder convertirlos en lagartijas y petirrojos y llenar el bosque de vida y encanto.

Un bosque encantado y encantador.

Selva de Irati (Navarra)

Post_3_03_500x500

A pesar de que lo más recomendable sea visitar este bosque en otoño, que es cuando los hayedos llenan el paisaje con los colores rojizos y marrones, es imposible hacerle justicia a la belleza de estos bosques.

Un paseo por la selva de Irati significa sumergirse en un mundo de cuento, donde la imaginación os hará pensar que en cualquier momento aparecerá un duende o un gnomo asomándose entre los árboles.

Situado en el Pirineo navarro, tiene una red de 16 senderos balizados, con menos de 10 kilómetros y aptos para todas las edades y cualquier tipo de público, lo que hace que sea una opción perfecta para hacerlo a pie o en bicicleta.

Fageda de la Grevolosa (Barcelona)

Post_3_04_500x500

El hayedo de la Grevolosa es uno de los bosques más espectaculares de Cataluña. Con más de 300 años de vida, este hayedo tiene árboles monumentales que llegan a tener un diámetro de más de 1 metro y más de 40 metros de altura.

El otoño es la mejor época del año para visitarla, pero también es recomendable en cualquier otra fecha del año.

Un lugar de tranquilidad, calma e inspiración.

 

Así que, si eres de los que quiere escapar del calor en verano y disfrutar de la naturaleza, no lo dudes. ¡Desempolva tus zapatillas y descubre la magia que ofrece la madre naturaleza!

La cárcel, ¿Inexpugnable?

“Mi nombre es John Anglin. Escapé de Alcatraz en junio de 1962 con mi hermano Clarence y Frank Morris. Tengo 83 años y estoy enfermo. Tengo cáncer. Pero sí, lo logramos todos.”

Así empezaba la carta manuscrita que recibió la policía de San Francisco hace unos años y que ha salido hace poco a la luz. Pero para que entendáis la historia, echemos la vista atrás. Era la madrugada del 12 de junio de 1962, cuando tres internos de la prisión de máxima seguridad de Alcatraz de San Francisco, se fugaron a través de agujeros de ventilación que fueron agrandando durante meses con cucharillas. A la mañana siguiente, los guardias encontraron en las camas cabezas de papel, con las que habían evitado levantar sospechas durante los recuentos de la noche.

Morris y los hermanos Anglin no eran los primeros en intentarlo. Pero fueron los únicos que no han sido hallados jamás, ni vivos ni muertos, lo que ha propiciado durante muchas décadas las leyendas sobre si sobrevivieron o no a las corrientes de la bahía.

En el post de esta semana, hablaremos sobre la cárcel más famosa del mundo y sobre toda la historia que rodea a esta.

Ubicada en un islote árido y rocoso en el Pacífico Norte, la primera fortificación de Alcatraz fue construida a mediados del siglo XIX y fue usada como prisión militar y como guía para los barcos del Pacífico. La cárcel estuvo en uso durante 29 años, hasta el 21 de marzo de 1963, albergando un total de 1545 reclusos.

Post_2_01_500x500

Los americanos consideraban que su aislamiento era garantía suficiente para coartar cualquier intento de fuga. Ya que era imposible llegar vivo a la costa, sin perecer a causa de las corrientes y las bajas temperaturas de las aguas. O eso pensaban…

Fue en 1933 cuando Alcatraz selló su reputación como una cárcel diferente. Y es que esta pasó a convertirse en la “prisión de prisiones”, tal y como la denominó la Oficina Penitenciaria Federal. Solo la población carcelaria que resultaba demasiado indisciplinada para otros centros de detención en Estados Unidos era recluida aquí.

De hecho, en la entrada de la prisión, aún hoy en día, podemos ver una frase que dice algo así como

“Los delincuentes van a la cárcel, los delincuentes de la cárcel van a Alcatraz”

Su primer guardián fue James Johnston, quien consideraba esta cárcel como un espacio de disciplina extrema, más que de rehabilitación y reinserción social. Fue él quien estableció que cada preso estuviese en una celda individual, con el objetivo de evitar complots y confabulaciones. De hecho, para evitar los motines y las fugas, cada día se efectuaban trece recuentos individuales y seis de conjunto.

La peor de las reglas en vigor, era la de guardar extremo silencio. Y es que los reclusos solo podían conversar durante los recreos de fin de semana. Y aquellos que mostraban mala conducta eran enviados al llamado “Agujero”, un espacio subterráneo en el que un castigado podía pasar semanas.

Alcatraz finalmente cerró debido al incremento de los costes de mantenimiento. Y hoy en día recibe más de un millón de visitantes al año, siendo uno de los atractivos turísticos de San Francisco.

Así que, si algún día tenéis la suerte de cruzar el charco, os recomendamos que visitéis toda la costa Oeste de EE.UU. Ya que California alberga algunos de los lugares más bonitos de este país. Pero también algunos de los más terroríficos, que igualmente os pondrán la piel de gallina.

 

 

El control de cuerpo y mente

En nuestra sociedad, resulta imposible parar un segundo muchas veces. Respirar profundamente y ser conscientes de lo que tenemos a nuestro alrededor. De tomar una perspectiva diferente de lo que ocurre en nuestras vidas y ver las cosas de una manera distinta.

En el blog de esta semana venimos a hablar del yoga. Una práctica cada vez más instaurada en nuestro país y que consiste en eso precisamente, en parar, respirar, y relajar cuerpo y mente.

El yoga es una práctica que nació en Oriente, y tardó cientos de años en ser conocida en Europa. Una disciplina física y mental que se originó en la India. El yoga no es solo una disciplina física limitada a realizar ciertas posturas o ejercicios respiratorios. Tras la palabra yoga se encuentra una milenaria filosofía que hasta nuestros días demuestra su vigencia.

Los objetivos son el control de las alteraciones mentales, la reducción de los sufrimientos, el desarrollo de la espiritualidad y la capacidad de discernir entre lo bueno y lo malo. Un estado mental que nos ayuda a encontrar nuestros límites, ampliar nuestras fronteras y relajarnos.

Historia del yoga en Occidente

No fue hasta los años 60 cuando Occidente descubrió el yoga. Mientras Maharishi Mahest popularizó esta práctica centrándose en la meditación, Swami Sivananda fue ganándose la fama de gurú con su sistema yóguico basado en cinco principios: La relajación, la respiración, los ejercicios, los pensamientos positivos y la meditación

Desde entonces, el yoga ha viajado en el espacio y en el tiempo hasta convertirse en un fenómeno mundialLas técnicas han evolucionado, pero los movimientos y los ideales originales se han mantenido a pesar de los años.

Post_1_01_500x500

Aquí os dejamos algunos datos importantes que debéis saber si practicáis yoga o estáis por empezar a hacerlo:

-La práctica de yoga se enfoca en el aquí y en el ahora, para ayudar a que la mente no divague en pensamientos del pasado o el futuro. Concentrado en una postura y en una respiración, lograrás por unos instantes llevar tu mente al momento presente y dejar de lado las preocupaciones.

Yogi es un hombre que practica yoga mientras que yogini es el sustantivo femenino.

-Namasté es una expresión de saludo originaria de la India y es lo que se acostumbra decir al terminar una clase de yoga. El significado se refiere a la divinidad dentro de uno mismo que se inclina ante la divinidad en otros.

Post_1_02_500x500

-Ayuda contra las enfermedades. Es indiscutible que su práctica es perfecta para todo el cuerpo. Investigadores analizaron a un grupo de 191 mujeres diagnosticadas de cáncer y el grupo que practicó yoga tres veces a la semana presentaron “menos fatiga tras la quimioterapia y un mejor estado de salud”.

No importa si lo habéis practicado alguna vez o si sois unos expertos en la materia. Nunca es tarde para empezar con el yoga. Lo importante es escuchar y controlar vuestro cuerpo.  Así que concentraos en vosotros mismos y en respetar a vuestro cuerpo y con el tiempo y la constancia, cada vez iréis dominando más y más posturas y por lo tanto, dominando vuestro cuerpo y mente.