Localiza tu producto Menú

Clara
Da el toque mágico a tu hogar
Volver
02_Portada_836x400
Limpieza vacacional
14 de septiembre de 2018
Clara

Se acerca ese último día de vacaciones y, con él, el BAJÓN. Ya sabéis. Esa sensación de tristeza parecida a la que experimentábamos de pequeños cuando volvíamos al cole después de las vacaciones de Navidad y pensábamos que teníamos que esperar un año entero para tener vacaciones y, sobre todo, regalos. Uf. ¡Qué duro!

Pero esto no es todo. Una vez terminadas las vacaciones y de camino a casa suele venir a nuestras cabezas la alarma de “¡a ver cómo está de limpia la casa!”. Está claro que la respuesta la sabemos, pero no queremos aceptarla: la casa huele a cerrado y en ella la suciedad y el polvo se han ido acumulando sigilosamente en nuestra ausencia.

Pues bien, en esta publicación os contaré algunos trucos acerca de la limpieza pre y post vacacional. Así, cuando volváis de vacaciones, vuestra casa os hará el recibimiento que deseáis.

02_Recurso1

En primer lugar, debéis trabajar la aceptación. Sí, ya sé que no tiene mucho sentido limpiar la casa para que nadie pueda disfrutarla. Este truco es lo que tiene. Pero es que, si no lo hacéis, el nivel de suciedad que encontréis a la vuelta será mucho mayor. Así que es imprescindible que aceptéis que, antes de marchar, toca limpiar. No hablo de una limpieza a fondo, simplemente el tipo de limpieza que hacéis cuando vuestra suegra va a ir a tomar café a vuestra casa.

02_Recurso2

En segundo lugar, levantad el mobiliario (o el que podáis) antes de empezar a limpiar. Es un buen truco para que todos los suelos queden impolutos y con el mayor brillo. Y otra cosa, antes de abandonar la casa dejad algo de ventilación. No digo que dejéis las ventanas abiertas de par en par, pero sí que dejéis las persianas algo levantadas para que entre algo de aire. Esto también podéis hacerlo con los armarios y los closets.

Una vez que hayáis vuelto de vacaciones toca lavar un poquito. Sí, sé que este truco os puede resultar incomprensible pero, del mismo modo que cada semana laváis vuestras sábanas por el uso, pensad que después de tres cuatro o semanas el polvo, los ácaros y la suciedad se habrán acumulado en sábanas, cortinas y toallas, sobre todo si habéis dejado la casa con algo de ventilación.

Por último, debéis aplicar el método Konmari, que consiste en eliminar todo aquello que no nos aporte nada o que no nos haga felices. Por ejemplo, todos esos recuerdos que habéis ido acumulando a lo largo de vuestros últimos viajes, todas esas prendas que no tirasteis porque prometíais que algún día volveríais a vestirlas… ¡pues todo a la basura! O, mejor, donarlo a quienes lo puedan necesitar o subirlo a alguna web de compraventa de segunda mano. Ya sé que todo tiene un valor sentimental, pero seguramente el valor espacial sea mayor que el sentimental, por lo que todo aquello que no utilicéis a diario, es mejor que lo tiréis. Este truco lo agradeceréis por siempre.

02_Recurso3

Y bueno, no puedo hacer que vuestras vacaciones duren eternamente y tampoco que vuestra casa se mantenga siempre limpia, pero si hacéis caso a los consejos que os acabo de dar, y si utilizais nuestro Limpiador concentrado y nuestro Multiusos, os aseguro que la limpieza será mucho más efectiva y, sobre todo, que vuestro bajón postvacacional será un poquito más llevadero.