Localiza tu producto Menú

Luz
La experta en salud y belleza
Volver
Portada_Post_3_836x400
Fit at home
19 de octubre de 2018
Luz

Seguro que todavía a día de hoy alguno de vosotros está tratando de quitarse los kilitos de más que ganó en verano. Y por si no os habíais dado cuenta, la Navidad está a la vuelta de la esquina.

En el post de esta semana os traemos una buena rutina para empezar a cuidarse desde casa y poder llegar en forma a la tan dura época navideña.

1-Zancada delantera

Para este ejercicio poneos de pie con las piernas rectas, de forma que queden a la altura de las caderas. Dad un paso adelante con una pierna y flexionad el cuerpo hasta que la otra rodilla esté doblada 90 grados, casi tocando el suelo. Después dad otra zancada, pero esta vez con la otra pierna. Haced 10 zancadas con cada pierna.

2- Sentadilla y salto
Para este ejercicio deberéis poner la misma postura inicial que en la anterior. Poneos de pie con las piernas rectas, que queden a la altura de las caderas, pero esta vez con las manos detrás de la cabeza. Doblad las rodillas para coger impulso, y saltad tan alto como podáis. Justo al aterrizar bajad hasta la posición de sentadilla para el próximo salto. De esta forma conseguiréis mezclar un salto y una sentadilla al mismo tiempo.

3-Flexiones

Vamos ahora con los brazos y el pecho. A estas alturas de la película, seguro que no hace falta que os digamos cómo hacer una flexión, pero para los que todavía no habéis empezado, os diremos que debéis tumbaros en el suelo con las piernas separadas y las manos a la altura de los hombros. Levantad vuestro cuerpo y volved a llevarlo abajo hasta que el pecho casi toque el suelo. Intentad hacer el número máximo que podáis, y en caso de que no podáis hacerlas de este modo, recordad que el ejercicio también es eficaz, aunque apoyéis las rodillas en el suelo.

Post_3_01_500x500

4-Burpee
Este ejercicio involucra varios grupos musculares, por lo que es muy completo. En primer lugar, poneos de pie con los brazos a los lados de las caderas y los pies separados a la altura del ancho de las caderas. Primero, haced una sentadilla y cuando estéis en esa posición, llevad los pies hacia atrás y a la vez poneos en posición de flexión, haced una flexión y acto seguido volved a la segunda posición de sentadilla. Por último, deberéis aprovechar la situación de sentadilla para impulsaros y saltar lo más alto que podáis con las manos estiradas, como si fuerais a tocar el techo.

5-Abdominales

Os traemos un ejercicio con el que mejoraréis mucho vuestro abdomen sin tener que dejaros las cervicales en el intento: las planchas. La postura es igual que la de una flexión, solo que, apoyándonos en los antebrazos, y sin bajar el pecho hasta el suelo, sino apretando el abdomen y manteniendo la postura durante el mayor tiempo posible.

Haced 20 segundos, y descansad otros 20. A medida que pasen los días, los 20 segundos se deberán convertir en 25, y así, progresivamente.

6-Los inferiores

Hay muchos ejercicios para trabajar la parte inferior del abdomen. Pero desde ya os decimos que es la parte más difícil de definir, ya que es donde se almacena el famoso michelín. El flotador de pato que tanto cuesta quitar tanto a hombres como a mujeres. Para ello es importante una buena dieta y las conocidas elevaciones de piernas y tijeras, Dos ejercicios que, de hacerlos de forma correcta concentrando la fuerza en el abdomen, os garantizarán buenos resultados.

Post_3_02_500x500

Cuando hayáis realizado los ejercicios que os hemos citado, recordad que es muy importante ventilar la casa. Y para limpiar los rastros de esfuerzo que hayáis podido dejar en el salón de vuestras casas, nada mejor que el limpiasuelos de Las 3 Brujas. Dadle una pasada donde hayáis realizado el ejercicio que no solo secará rápido, sino que, además, dejará vuestra casa reluciente y con un aroma diferente y agradable.

 

Si miráis en internet, encontraréis cientos de ejercicios que hacer en casa, sin la necesidad de pesas, máquinas, o de ir al gimnasio, pero vamos a contaros un pequeño secreto… el ejercicio sin una buena alimentación no vale de nada. Es decir, por mucho ejercicio que hagáis, si luego cada vez que os lleváis algo a la boca es algo insalubre, no servirá de nada. Así que recordad que además del ejercicio, es importante vuestra dieta y un buen descanso. Ese equilibrio perfecto, eso que nosotras llamamos, el Gym y el Ñam.