Localiza tu producto Menú

Gala
Todo un mundo de ocio
Volver
BLOG2portadas836x400
Jueves lardero, longaniza en el puchero.
22 de febrero de 2019
Gala

Igual lo sabes pero lo conoces con otro nombre. Dijous Gras en Cataluña, Dijous Llarder en Islas Baleares, Día de la Mona en Albacete, Día del Choricer o Choricé en el Bajo Aragón, Jueves Merendero, Día del Pucherico, Día de la Tortilla, Jovelardero o simplemente Jueves Gordo.

Todas, y algunas más, son formas con las que se denomina en distintas partes de España al jueves en el que comienza el Carnaval, el jueves anterior al miércoles de ceniza.

Como en muchos casos, debemos acudir al Latín para conocer la etimología de la palabra. Lardero deriva de lardarius, que siginifca graso, y del verbo lardear, que significa untar o envolver con grasa aquello que se va a asar. Y se cree que el origen de la fiesta proviene de una celebración allá por la Edad Media en la que los fieles se reunían y comían grandes cantidades de carne de cerdo, embutidos y tocino, en previsión de toda la que no iban a poder ingerir por los 40 días de abstinencia a seguir durante la Cuaresma y la Semana Santa.

También sabemos de ella gracias al Arcipreste de Hita (siglo XIV) por su Libro de buen Amor, cuando narra las peleas entre Don Carnal y Doña Cuaresma, las guerras entre los placeres de la carne y el desenfreno del Carnaval frente a la abstinencia y el recogimiento propios de la Cuaresma.

De aquellos años aún se conservan en algunos rincones de nuestra geografía sabrosas tradiciones gastronómicas, algunas de las cuales te destaco a continuación.

La Rioja.

Son típicos sus bollos preñaos y otros conocidos como culecas. Bollos de pan rellenos en su interior de diferentes tipos de carnes, chorizo y huevo, como es en el caso de la última de tan peculiar nombre. En pueblos como Santurde, se celebra el Jueves de Todos o Judas, en el que los niños del pueblo hacen un muñeco de paja con el que recorren calles y plazas del pueblo recaudando huevos, chorizos o dinero. Posteriormente lo llevan a la hoguera y celebran una merienda.

BLOG2Recursos1

Cataluña.

Aquí lo tradicional es comer butifarras, especialmente la de huevo -butifarra d´ou-, tortilla de butifarra y coca de llardons o chicharrones. A los más pequeños es habitual llevarlos de excursión y que incluyan en su comida bocadillos de tortilla.

BLOG2Recursos2

Aragón.

De Aragón, además del refrán que encabeza este post, es típico salir al monte a comer chorizo y choriceta blanca o longaniza de Pascua. Cuentan que en Zaragoza capital era común bajar a las riberas del Ebro con la familia y amigos a comer un sabroso bocadillo de tortilla con longaniza. Y en lugares como Calatayud, la jornada se conoce como “el palmo”, por el nombre y el tamaño con el que se refieren a la longaniza o chorizo que introducen en el bocadillo con el que almuerzan o meriendan en el campo.

BLOG2Recursos3

Castilla-La Mancha.

En Albacete es conocido como el Día de la Mona. Las panaderías preparan este bollo al que se le pone un huevo cocido en el centro y también preparan hornazos especiales para esta fecha. Del pueblo de Casas de Vés es característico un hornazo consistente en una gran torta redonda de harina de trigo amasada con el aceite de la orza, a la que se le ponen encima huevos, longanizas, lomo de orza, jamón, “virilla” o panceta, que se sujetan con unos “rabos” de la misma masa. Luego se adorna con almendras y se cuece en el horno.

Y en otras zonas de la comunidad, como Guadalajara, los bocadillos de chorizo y la tortilla de patata y chorizo son los protagonistas.

BLOG2Recursos4

Castilla y León.

En Soria es tradición también merendar a base de este embutido, pan y huevo con la familia y los seres queridos. En concreto, en su capital, en el monte Valonsadero y en el de las Ánimas, a los que acuden muy especialmente los jóvenes de la localidad a pesar de las bajas temperaturas. Su plato también lo suelen acompañar con los torreznillos sorianos, el típico torrezno soriano de panceta curada y adobada frito en aceite abundante.

Para los salmantinos es el Jueves Merendero y no podemos olvidar su hornazo relleno de huevo duro y carnes como jamón, chorizo o lomo de cerdo.

BLOG2Recursos5

¿Y no hay postre?

Sí, también hay manjares para los más golosos. Por ejemplo, las “piñas” o fritos elaborados con harina y huevos unidos por un baño de miel de la Alcarria, en Guadalajara; los merengues de la popular merengada o guerra infantil de Vilanova y la Geltrú; las tortillas o tortas de Las Pedroñeras (Cuenca) o las características bolillas de Santa María de Huerta.

 

Salado, dulce, más o menos graso, llámese como se llame y te encuentres donde te encuentres, esto del Jueves Lardero seguro que te ha abierto el apetito ¿verdad?