Localiza tu producto Menú

Luz
La experta en salud y belleza
Volver
portadas836x400
Para que haya playa
12 de julio de 2019
Luz

Verano, tiempo de chiringuito y playa para muchos. 7.800 km de costa y más de 3.000 playas en nuestro país. Pero mantener limpias estas barreras naturales entre el mar y la tierra que son nuestras playas resulta imprescindible para conservar el medioambiente y el entorno marino.

Recursos

Además de ser un excelente espacio recreativo especialmente en verano, tienen un rol muy importante dentro del ecosistema, puesto que proporcionan un hábitat de condiciones singulares para animales y plantas. Por eso y para asegurar un perfecto disfrute para todos y su sostenibilidad en el tiempo, quiero que me acompañes a repasar una serie de prácticas fáciles de seguir y que nos beneficiarán tanto a nosotros como a nuestro planeta. Nuestra contribución es esencial para limitar el impacto que producimos en ellas. Venga, pongamos todos nuestro granito de arena para que siempre siga habiendo playa, mucha playa.

 Recursos7

Lee las normas de uso de este espacio público y respétalas.

No hay nada más que añadir.

Nuestras necesidades, donde corresponde

Seamos responsables y conscientes de que hay que utilizar los servicios públicos y no hacer en el mar nuestras necesidades fisiológicas. Basta que te imagines si no dónde te estás bañando.

Protégete del sol y protege el mar

Procura emplear para evitar los efectos del sol sobre tu piel protectores solares o bronceadores resistentes al agua. Evitarás así que se diluya en el agua y, por tanto, su contaminación.

Recursos2

El cristal, mejor en casa

Procura no llevar botellas y envases de vidrio. Se pueden romper y es muy fácil cortarse los pies.

 Recursos3

La basura, al cubo de la basura

Nada de arrojar nada, ni mientras estás en la playa ni en ningún otro momento. Latas, plásticos o cualquier desperdicio, siempre donde corresponda. Y si estás en una playa salvaje, sin cubos ni contenedores, con mayor motivo. Recoge todos los residuos y deposítalos en los contenedores correspondientes.

Como fumas, eres responsable de tus colillas

No dejes, nunca, nunca colillas en la arena o en el agua. Muchas especies marinas podrían tragárselas. ¿Sabías que cada filtro de una colilla de un cigarrillo puede contaminar hasta 3 litros de agua de mar? Así que provéete de un cenicero de playa o guárdalas en cualquier envase o recipiente para tirarlas después.

Recursos6

Las duchas públicas no son para ducharse como lo haces en casa

Evita derrochar litros de agua sin ton ni son. Refréscate y quítate la arena y el salitre. Nada más. Ni nada menos. No uses jabón o champú, piensa que se irán directamente al mar.

Hay que respetar la naturaleza

Esto no debería ni decirlo. Cada especie marina cumple una función dentro de su hábitat. Por eso no se deben coger peces, cangrejos, estrellas marinas, etc.

 Recursos5

Si te acompaña tu mascota, busca las playas donde esté permitida su presencia

Los demás bañistas no tienen por qué compartir el amor que tú sientes por los animales, ni la arena ni el mar con ellas. Al menos al mismo tiempo. Y sea cuando sea cuando estás con tu mascota, recoge sus desechos, por favor.

Recursos4

Si tienes una embarcación

O moto de agua, debes evitar navegar cerca de los bañistas. Además de por la peligrosidad que ello implica, por los vertidos de combustible que se puedan producir, que afectan tanto al agua como a la salud.

Lleva bolsas de basura en tu bolsa de playa

Una sana costumbre. No cuesta nada, no pesan nada y te sacarán de más de un aprieto.

 

Respeta los accesos a las playas

A veces, sin saberlo, y por llegar hasta un lugar privilegiado, estás invadiendo zonas vitales para otros seres vivos.

 

Como habrás podido comprobar, todas son prácticas muy fáciles de seguir, de sentido común y seguro que cumples con muchas de ellas. Sin embargo nunca está de más repasarlas. Porque queremos dejar un planeta mejor a nuestros hijos, ¿verdad?