Localiza tu producto Menú

Gala
Todo un mundo de ocio
Volver
Post L3B  17_abril_836x400
23 de abril: Día del Libro y el Día de Sant Jordi
17 de abril de 2020
Gala

El 23 de abril es un día único y especial por dos motivos: es el Día del Libro y el Día de Sant Jordi. Un día que tiene una leyenda muy curiosa y que explica por qué en Cataluña este día se regalan rosas y libros y las calles se visten de elementos festivos. Cuenta la leyenda que:

Hace más de 100 años, en las puertas de la villa de Montblanc apareció un dragón que volaba, nadaba y caminaba.

Post L3B 17_abril_500x500_2

El dragón mataba y engullía los rebaños y amenazaba el pequeño pueblo, aunque los caballeros más atrevidos intentaron matarlo, pero el dragón siempre ganaba.

El dragón atemorizaba a todo el mundo más allá del pueblo así que el rey pensó en alimentarlo con un par de corderos cada día. Cuando ya no quedaban más corderos, pasaron a ofrecer bueyes y caballos. Pero también se acabaron todos los animales. Así que decidieron hacer un sorteo entre los habitantes de Montblanc, para darle una persona al dragón. La hija del rey sería la encargada de realizar dicho sorteo.

La mano inocente de la princesa extrajo el nombre del primer montblanquí que se iba a sacrificar. ¡Era el suyo! Todo el pueblo lloraba, pero la princesa salió a entregarse. Diciendo adiós a todo el mundo: a sus padres, a la corte y al pueblo, se fue hacia el bosque, a la guarida del dragón.

 Post L3B 17_abril_500x500_4 

De repente, se sorprendió de ver ante sí a un joven caballero, iba cubierto en una preciosa armadura en su caballo blanco. El caballero se presentó, su nombre era Jordi y venía de tierras lejanas para salvarla. La princesa le explicó que no había nada que hacer pero cuando salió el dragón empezaron a luchar.

Finalmente, el caballero, haciendo gala de su destreza, logró herirle bajo el ala izquierda en el lugar donde tenía el corazón.

Volvieron a la plaza donde todo el mundo los estaba esperando. Con otro golpe de, Sant Jordi remató el dragón, que cayó al suelo del todo. En ese mismo sitio donde el dragón se había fundido, nació un rosal de rosas rojas como la sangre. Sant Jordi recogió la más bonita y se la ofreció a la princesa. Entre los gritos de alegría de todo el pueblo de Montblanc, salió por la puerta de la muralla, que aún hoy es conocida por el nombre de portal de Sant Jordi.

Así pues, esta leyenda explica la magia que se vive en Cataluña durante este día. No está nada mal para la imaginación dejarnos llevar y creer un poco en la fantasía que cuentan las leyendas de nuestro país y que en este caso celebra el día del Libro. Así, aunque sigamos sin poder salir de casa podemos acercarnos a nuestra librería de casa y escoger un libro de los que nos hemos comprado y aún no hemos tenido tiempo de leer.

 Post L3B 17_abril_500x500_5

Porque puede esconder grandes historias y alguna que otra distracción para viajar en el tiempo o en el espacio y llevarnos a otro mundo donde ocurren historias fantásticas.