Nuevas rutinas de deporte que están de moda

Ya llevas días pensándolo, así que FIN.

Porque el verano también se acaba, estás empezando a coger el ritmo de la rutina y con él el fin de las excusas, es el momento de ponerte a pensar en retomar tu ejercicio físico. Porque cuerpo (más o menos) sano, conlleva una mente (más o menos) sana. Cada uno con lo suyo.

 

Así que para que te de menos pereza te traemos opciones para ponerte en forma y empezar a moverte con ganas.

Ponerse en forma no es solo algo que haces, junto con una dieta, para perder peso, no. Es entrenar regularmente para poder mantener nuestra libertad de movimiento, evitar lesiones, fortalecer huesos y que también te ayudará a mantener una buena salud y el físico que deseas. Aunque a veces se sienta como que vas a desfallecer de cansancio en cualquier momento.

Así que, hemos recopilado algunas ideas y rutinas de ejercicios para ayudarte en tu camino.

 

Estas recomendaciones te ayudarán a desarrollar una rutina de ejercicios y un plan de actividades. Lo ideal es elegir algo que te guste hacer y dejarte llevar en cada paso del camino.

Después de leer estas opciones de entrenamiento, valora llevar un diario para explorar tus hábitos, deseos y metas que quieres conseguir poniéndote en forma.

En primer lugar, empieza por ampliar tu definición de ejercicio: no necesitas correr, sudar o gruñir; ¡cualquier oportunidad de participar en una actividad cuenta como ejercicio!

Recursos

Si te siente incómodo yendo a un gimnasio, una caminata de 10 minutos, dos veces por semana, es un excelente primer paso hacia una mejor forma física. Si lo disfrutas (y puedes permitírtelo), cuenta con un un masaje de vez en cuando para relajar los músculos. Además, si tienes acceso a internet puedes comprar o ver gratuitamente rutinas de ejercicios para principiantes. Hay para todos los gustos así que no te desanimes. Otra gran idea para hacer ejercicio es la jardinería, una forma subestimada de reducción del estrés y que te hace hacer ejercicio.

 

Ponte en contacto con tu físico en un jacuzzi o sauna después de una ducha fría, o simplemente hazte un baño de burbujas. También puedes intentar un poco de estiramiento suave, poco a poco ir estirando esos músculos que llevan unos días (o meses) estresados, te lo van a agradecer. Un tratamiento facial es otra buena forma de reconectar tu ser físico y mental.

2Recursos

Si ya te sientes más a tope con el deporte, piensa en algo como karate, una clase de baile o jugar a los bolos. Disfruta de las actividades que elijas, pero no te obligues a continuar con ellas más de lo que te apetezca; hay que escuchar a nuestro cuerpo y lo más importante: seguir motivados. Recuerda que tu objetivo es mantenerte más saludable y en forma cuidándote y reduciendo el estrés.

3Recursos

Si no, siempre te quedará reunir a tus amigas y amigos y practicar algún deporte en grupo, siempre respetando distancia de seguridad. Podéis probar con una clase de yoga.

Muchas personas que no son deportistas natos aman los deportes de equipo debido a la combinación de ejercicio e interacción social.

Así que, fin de las excusas y ¡a hacer deporte!

Tu nueva rutina de limpieza

¿Alguna vez te has preguntado cómo hacer rutina de limpieza semanal eficiente y cómo cumplirla? Nosotros sí, así que queríamos compartirlo con vosotros para facilitaros la faena.

¿Por qué hacer un horario de limpieza?

No más limpieza frenética: tu casa estará razonablemente limpia todo el tiempo si cumples con su horario de limpieza.

Comparte las responsabilidades: generalmente termina haciendo toda la limpieza una misma persona simplemente porque sabe lo que se ha hecho y lo que hay que hacer. Si hay un horario y una rutina común, se les pueden asignar cosas que hacer y que aún no se han hecho.

Menos estrés: cuando la casa no está limpia, siempre sientes que tienes algo que deberías hacer, lo que dificulta que nos relajemos. Si seguimos un horario, podemos relajarnos una vez que hayamos hecho todo lo de la lista.

Mayor eficiencia: si no tenemos planificadas las tareas, se desperdicia tiempo averiguando qué hacer. Con un horario, todo está planeado para que solo sea empezar y ponernos. No solo eso, tu rutina puede adaptarse a las fortalezas y disponibilidad de los miembros de tu familia.

Recursos-rutina-500x500-01

Los 7 pasos para un horario de limpieza son los siguientes:

  1. Determina la duración de tu horario

Antes de comenzar a enumerar tus tareas, debes determinar la duración de tu rutina, ¿será semanal, quincenal o mensual? La mejor opción es hacer una rutina de 4 semanas porque de esa manera podemos incluir tareas que hacer diariamente y mensualmente, como revisar los detectores de humo para proteger el hogar en caso de incendio.

  1. Haz una lista de tus tareas

Haz una lista de todo lo que puedas pensar que necesita limpieza. Adapta tu lista a tu hogar, a tus espacios, a tus necesidades y a tu familia.

 

  1. Determina la frecuencia de las tareas.

Para determinar la frecuencia con la que necesitas realizar una determinada tarea, piensa en lo que tiene sentido y lo que es razonable para ti y tu hogar. Si tienes una habitación de invitados que nadie usa, quizás solo necesite desempolvarla una vez al mes. Si tienes 2 perros que dejan pelo, probablemente necesites aspirar más que el hogar promedio.

Es posible que tengas algunas tareas que solo necesitas hacer una vez al año o varias veces al año. Para esas tareas, asígnalas como limpieza de otoño o primavera.

 Recursos-rutina-500x500-02

  1. Asigna tareas específicas a días específicos

Si hay un día de la semana que estás particularmente ocupado, no programes ninguna tarea para ese día. Y si deseas tener un par de días libres cada semana, también está bien. Haz lo que tenga más sentido para ti.

 

  1. Asignar personas a tareas

Asignar tareas a la persona más calificada. Si sois varios miembros de la familia o compañeros de piso, ten en cuenta las habilidades de cada uno.

 

  1. Ponlo por escrito

Lo puedes hacer como quieras, una buena forma es usar una plantilla que puedes ir modificando y adaptando en función del mes.

 

Y finalmente: ¡cúmplelo! Es más fácil decirlo que hacerlo. ¿verdad? Este es definitivamente el paso más difícil. Si no, oblígate a poner 1€ en un frasco cada día que no termines tus tareas pendientes, pero haz lo posible para que tu rutina de limpieza se cumpla porque si tu hogar está ordenado y limpio, tu vida, probablemente, también.

Día del chocolate

El chocolate … ¿un alimento sano? ¡Sí, es verdad! El cacao, del que está hecho el chocolate, está repleto de vitaminas, minerales y antioxidantes. Pequeñas cantidades de chocolate negro pueden ser parte de una dieta saludable.

Pero la mayoría del chocolate comercial está cargado de grasas, rellenos, emulsionantes y azúcar. Estas cosas superan con creces cualquier beneficio para la salud (y tampoco nos ayudan a mantenernos sanos).

¿Qué hacer? ¡Hacer nuestro propio chocolate, por supuesto!

El chocolate ha sido comodidad, seguridad y amor: cuando los tiempos son difíciles, cuando rompes con tu primer amor, en momentos de felicidad y en momentos de tristeza. Hay tanta escala de emociones asociadas al chocolate que se podría decir que da para todas las situaciones.

 Recursos-chocolate-500x500-01

El chocolate negro y orgánico tiene un alto valor nutricional, en realidad el cacao (del que está hecho el chocolate) se conoce como un “superalimento”. Los súper alimentos contienen cantidades relativamente grandes de minerales, vitaminas y antioxidantes, muchos más que los alimentos “normales”. El cacao tiene la mayor concentración de antioxidantes que cualquier otro alimento en el mundo. Es una proteína completa, lo que significa que tiene un complemento de aminoácidos y es muy rica en hierro, magnesio, fósforo, potasio, zinc, cobre y manganeso.

¿Comida que nos trae felicidad, nos mantiene alerta y nos nutre? ¿Que podría ser mejor?

Resulta que hacer chocolate es muy rápido y fácil. Cualquiera lo puede hacer. A los niños les encanta hacer su propio chocolate (al igual que los adultos).

Estos son los ingredientes que necesitas a mano para hacer tu propio chocolate:

Asegúrate de utilizar la mejor calidad disponible de cacao crudo y otros ingredientes.

 Recursos-chocolate-500x500-02

Lo que necesitarás:

1/2 taza (125 ml) de manteca de cacao, rallada

1/2 taza (125 ml) de aceite de coco virgen

1/2 taza (125 ml) de cacao en polvo orgánico (crudo)

2 cucharadas (30 ml) de lúcuma en polvo (harán que el chocolate sea cremoso, como el chocolate con leche, y agregará dulzura)

1/4 (60 ml) – 1/2 taza (125 ml) de néctar de agave para endulzar o stevia líquida, la miel orgánica o el azúcar de caña cruda también están bien si no tienes miedo a las calorías y los carbohidratos.

Ralla 1/2 taza de manteca de cacao. Se derretirá más fácilmente cuando esté rallado. Mezcla la manteca de cacao y aceite de coco en una taza o tazón pequeño y resistente al calor. Luego coloca la taza en una sartén poco profunda que contenga una pequeña cantidad de agua casi hirviendo. Remueve el aceite y la mantequilla de vez en cuando hasta que esté suave.

Echa 1/2 taza de cacao en polvo con 1/4 taza de polvo de lúcuma. Vierte los ingredientes secos en el recipiente con aceite de coco derretido y manteca de cacao.

Si deseas endulzar tu chocolate, ahora es el momento.

 

Vierte el chocolate derretido en una sartén o plato cubierto con papel de aluminio. También puedes usar una bandeja de cubitos de hielo. A los niños les encanta el chocolate que se hace en formas divertidas (con una bandeja de cubitos de hielo) como conejitos y demás.

Coloca el chocolate durante 30 minutos en el congelador o 60 minutos en la nevera hasta que esté listo. ¡Y a disfrutar!

Cómo combatir el síndrome postvacacional

¿Ya te ha deprimido el final del período de vacaciones? Todo es cuestión de actitud.

En esta época del año, la mayoría de la gente ha disfrutado de al menos un poco de tiempo libre en el trabajo, entonces, ¿por qué tantos de nosotros caminamos por los pasillos de la oficina tristes, perdidos y lamentándonos?

La tristeza posterior a las vacaciones podría no ser (todavía) un síndrome reconocido, pero es algo que se acentúa los primeros días después de un descanso.

En las vacaciones, las personas se dedican a muchas más actividades placenteras de lo que lo hacemos en los días de rutina, entonces, cuando dejas de hacer estas cosas, lo notamos.

Pero no te desesperes. La tristeza posterior a las vacaciones no durará hasta tus próximas vacaciones. La mayoría de las veces son solo un período de ajuste mientras te vuelves a familiarizar con tu existencia cotidiana. Pero hasta entonces no hay necesidad de sentirse resignado a una vida que no te haga feliz ya que la mayoría de la gente se pone triste porque viven solo durante las vacaciones y eso no puede ser.

¿Qué te proponemos? Lo mejor de volver es que tienes la oportunidad de abandonar un viejo hábito y tener la energía para construir uno nuevo: una nueva forma de pensar, una nueva habilidad, algo que tal vez quieras aprender o comprometerte con algo, no tiene que ser nada grande, ¿igual empezar spinning?

 Recursos-sindrome-500x500-01

Otra recomendación es que empieces con un nuevo enfoque tan pronto como aterrices en el aeropuerto “puedo cambiar las cosas” Porque volver de vacaciones debería implicar volver con las pilas cargadas, sino algo no has hecho bien.

Las vacaciones, especialmente las de Navidad y Año Nuevo, a menudo implican mucha fiesta y socialización, lo que inevitablemente significa comer y beber más de lo normal, generalmente más de lo que es saludable, pero en verano, en teoría, nos cuidamos, comemos ligerito y nos las tomamos más de relax.

 Recursos-sindrome-500x500-02

Otra recomendación se basa en las pautas más esenciales: cuídate, duerme lo suficiente, come bien y bebe con moderación. Y haz ejercicio: incluso una corta caminata por la ciudad ayuda. Si haces ejercicio, incluso durante 15-20 minutos, tres veces por semana, aumentas las endorfinas y consigues esa sensación de calma que ayuda a llevar la vuelta.

Si no, si eres de los afortunados, siempre puedes empezar a reservar las próximas vacaciones y empezar a organizarte la ruta, los sitios donde comer, los monumentos que visitar. Pero si pones todo ese esfuerzo en soñar con tus vacaciones, puedes poner un poco en soñar con tu realidad.