Localiza tu producto Menú

Luz
La experta en salud y belleza
Volver
portada-chocolate-836x400
Día del chocolate
11 de septiembre de 2020
Luz

El chocolate … ¿un alimento sano? ¡Sí, es verdad! El cacao, del que está hecho el chocolate, está repleto de vitaminas, minerales y antioxidantes. Pequeñas cantidades de chocolate negro pueden ser parte de una dieta saludable.

Pero la mayoría del chocolate comercial está cargado de grasas, rellenos, emulsionantes y azúcar. Estas cosas superan con creces cualquier beneficio para la salud (y tampoco nos ayudan a mantenernos sanos).

¿Qué hacer? ¡Hacer nuestro propio chocolate, por supuesto!

El chocolate ha sido comodidad, seguridad y amor: cuando los tiempos son difíciles, cuando rompes con tu primer amor, en momentos de felicidad y en momentos de tristeza. Hay tanta escala de emociones asociadas al chocolate que se podría decir que da para todas las situaciones.

 Recursos-chocolate-500x500-01

El chocolate negro y orgánico tiene un alto valor nutricional, en realidad el cacao (del que está hecho el chocolate) se conoce como un “superalimento”. Los súper alimentos contienen cantidades relativamente grandes de minerales, vitaminas y antioxidantes, muchos más que los alimentos “normales”. El cacao tiene la mayor concentración de antioxidantes que cualquier otro alimento en el mundo. Es una proteína completa, lo que significa que tiene un complemento de aminoácidos y es muy rica en hierro, magnesio, fósforo, potasio, zinc, cobre y manganeso.

¿Comida que nos trae felicidad, nos mantiene alerta y nos nutre? ¿Que podría ser mejor?

Resulta que hacer chocolate es muy rápido y fácil. Cualquiera lo puede hacer. A los niños les encanta hacer su propio chocolate (al igual que los adultos).

Estos son los ingredientes que necesitas a mano para hacer tu propio chocolate:

Asegúrate de utilizar la mejor calidad disponible de cacao crudo y otros ingredientes.

 Recursos-chocolate-500x500-02

Lo que necesitarás:

1/2 taza (125 ml) de manteca de cacao, rallada

1/2 taza (125 ml) de aceite de coco virgen

1/2 taza (125 ml) de cacao en polvo orgánico (crudo)

2 cucharadas (30 ml) de lúcuma en polvo (harán que el chocolate sea cremoso, como el chocolate con leche, y agregará dulzura)

1/4 (60 ml) – 1/2 taza (125 ml) de néctar de agave para endulzar o stevia líquida, la miel orgánica o el azúcar de caña cruda también están bien si no tienes miedo a las calorías y los carbohidratos.

Ralla 1/2 taza de manteca de cacao. Se derretirá más fácilmente cuando esté rallado. Mezcla la manteca de cacao y aceite de coco en una taza o tazón pequeño y resistente al calor. Luego coloca la taza en una sartén poco profunda que contenga una pequeña cantidad de agua casi hirviendo. Remueve el aceite y la mantequilla de vez en cuando hasta que esté suave.

Echa 1/2 taza de cacao en polvo con 1/4 taza de polvo de lúcuma. Vierte los ingredientes secos en el recipiente con aceite de coco derretido y manteca de cacao.

Si deseas endulzar tu chocolate, ahora es el momento.

 

Vierte el chocolate derretido en una sartén o plato cubierto con papel de aluminio. También puedes usar una bandeja de cubitos de hielo. A los niños les encanta el chocolate que se hace en formas divertidas (con una bandeja de cubitos de hielo) como conejitos y demás.

Coloca el chocolate durante 30 minutos en el congelador o 60 minutos en la nevera hasta que esté listo. ¡Y a disfrutar!