Localiza tu producto Menú

Gala
Todo un mundo de ocio
Volver
¡Es Acción de Gracias!
26 de noviembre de 2020
Gala

Así que hoy hablaremos del origen de esta fiesta, aunque se hable de que es una fiesta romantizada, ya que celebra la llegada de los europeos a América del norte y lo que eso supuso para los indios.

El Día de Acción de Gracias es una fiesta nacional en los Estados Unidos. Nos remontamos a 1621, los colonos de Plymouth y los indios Wampanoag compartieron una fiesta de la cosecha de otoño que se reconoce hoy como una de las primeras celebraciones de Acción de Gracias en las colonias. Durante más de dos siglos, colonias y estados individuales celebraron los días de acción de gracias. No fue hasta 1863, en medio de la Guerra Civil, que el presidente Abraham Lincoln proclamó un Día de Acción de Gracias fiesta nacional que se celebraría cada noviembre.

Acción de Gracias en Plymouth

En septiembre de 1620, un pequeño barco llamado Mayflower partió de Plymouth, Inglaterra, con 102 pasajeros: una variedad de religiosos que buscaban un nuevo hogar donde pudieran practicar libremente su fe y otras personas atraídas por la promesa de prosperidad y propiedad de la tierra en el Nuevo Mundo. Después de un viaje incómodo que duró 66 días, echaron el ancla cerca de la punta de Cape Cod, muy al norte de su destino previsto en la desembocadura del río Hudson. Un mes después, el Mayflower cruzó la bahía de Massachusetts, donde los peregrinos, como se les conoce comúnmente, comenzaron el trabajo de establecer una aldea en Plymouth.

Y fue entonces cuando dio lugar esa fiesta de la cosecha de otoño que unía Nativos Americanos y colonos.

Los historiadores dicen que muchos de los platos probablemente se prepararon con especias y métodos de cocción tradicionales de los nativos americanos. Debido a que los nativos no tenían horno y el suministro de azúcar del Mayflower había disminuido en el otoño de 1621, la comida no incluía tartas, pasteles u otros postres, que se han convertido en un sello distintivo de las celebraciones contemporáneas.

POST_1220_S2_500x500-1

En muchos hogares estadounidenses, la celebración del Día de Acción de Gracias ha perdido gran parte de su significado religioso original; en cambio, ahora se centra en cocinar y compartir una comida abundante con familiares y amigos. El pavo, un alimento básico del Día de Acción de Gracias tan omnipresente que se ha convertido en un sinónimo de la festividad, podría haber estado de oferta cuando los Peregrinos organizaron la fiesta inaugural en 1621. Hoy, sin embargo, casi el 90 por ciento de los estadounidenses comen el pavo asado, horneado o frito, en Acción de Gracias. Otros alimentos tradicionales son rellenos, puré de patatas, salsa de arándanos y pastel de calabaza. El voluntariado es una actividad común del Día de Acción de Gracias y las comunidades a menudo organizan campañas de recolección de alimentos y cenas gratuitas para los menos afortunados.

POST_1220_S2_500x500-2

Además, como celebración anual de la cosecha y su generosidad, el Día de Acción de Gracias se incluye en una categoría de festivales que abarca culturas, continentes y milenios. En la antigüedad, los egipcios, griegos y romanos festejaban y pagaban tributo a sus dioses después de la cosecha de otoño. El Día de Acción de Gracias también se parece a la antigua fiesta judía de la cosecha de Sucot. Los historiadores han señalado que los nativos americanos tenían una rica tradición de celebrar la cosecha de otoño con banquetes y fiestas mucho antes de que los europeos pusieran un pie en sus costas.

Y ahora, es una tradición que se empieza a extender como el Halloween. Aquí los jóvenes más puestos ya empiezan a celebrar “Friendsgiving” u otra excusa más para juntarse a comer todos juntos una buena comida casera. Aunque en estos momentos se tendría que hacer respetando todas las medidas de seguridad o apuntarlo como “pendiente”.

POST_1220_S2_500x500-3