Localiza tu producto Menú

Clara
Da el toque mágico a tu hogar
Volver
portadas836x400
Día mundial de la eficiencia energética y maneras de ahorrar energía en casa.
05 de marzo de 2021
Clara

Hay muchas formas diferentes de reducir el uso de energía de tu hogar, van desde simples ajustes de comportamiento hasta amplias mejoras en el hogar. Los dos motivos principales para conservar energía son ahorrar en las facturas de servicios públicos y proteger el medio ambiente. Aquí hablamos de las diez formas más comunes de ahorrar energía y ahorrar electricidad en tu hogar.

1. Cambia tus hábitos
Para reducir el consumo de energía en tu hogar, no es necesario que salgas de él a comprar productos energéticamente eficientes. El ahorro de energía puede ser tan simple como apagar las luces o los electrodomésticos cuando no los necesites. También puedes usar menos los electrodomésticos que consumen mucha energía si realizas las tareas del hogar manualmente, como secar la ropa en el tendedero en lugar de ponerla en la secadora o lavar los platos a mano.

2-Recursos

2. Reemplaza tus bombillas
Las bombillas incandescentes tradicionales consumen una cantidad excesiva de electricidad y por eso se tienen que reemplazar con más frecuencia que sus alternativas energéticamente eficientes. Aunque las bombillas energéticamente eficientes son más caras, su uso eficiente de la energía y su mayor vida útil significan que cuestan menos a largo plazo.

4-Recursos

3. Utiliza regletas de enchufes inteligentes
Las “cargas fantasma”, o la electricidad que utilizan los dispositivos electrónicos cuando están apagados o en modo de espera, son una fuente importante de desperdicio de energía. Por eso siempre debes desenchufar tus electrodomésticos o usar regletas de enchufes inteligentes, que se pueden configurar para que se apaguen a una hora asignada o durante un período de inactividad.

5-Recursos

4. Instala un termostato programable o inteligente
Se puede configurar un termostato programable para que apague o reduzca automáticamente la calefacción y el aire acondicionado durante los momentos en que dormimos o que no estamos.

Recursos

5. Compra electrodomésticos de bajo consumo
De media, los electrodomésticos son responsables de aproximadamente el 13% del uso total de energía de los hogares. Al comprar un electrodoméstico, debes prestar atención a dos números: el precio de compra inicial y el coste operativo anual. Aunque los electrodomésticos energéticamente eficientes pueden tener precios de compra iniciales más altos, sus costes operativos suelen ser entre un 9% y un 25% más bajos que los modelos convencionales.

6. Reduce tus gastos de calentamiento de agua
El calentamiento de agua es un factor importante en el consumo total de energía. Además de comprar un calentador de agua de bajo consumo, existen tres métodos para reducir tus gasto de calentamiento de agua: simplemente puedes usar menos agua caliente, bajar el termostato de tu calentador de agua o aislar tu calentador de agua.

7. Instala ventanas energéticamente eficientes
Las ventanas son una fuente importante de desperdicio de energía: pueden sumar hasta un 10-25% de tu factura total de calefacción. Para evitar la pérdida de calor a través de tus ventanas, puedes reemplazar las ventanas de un solo vidrio con productos de doble panel.

8. Actualice su sistema HVAC
Un sistema HVAC está compuesto por equipos de calefacción, ventilación y aire acondicionado. La calefacción por sí sola es responsable de más del 40% del uso de energía en el hogar.

9. Climatiza tu hogar
Climatizar o sellar las fugas de aire alrededor de tu hogar es una excelente manera de reducir tus gastos de calefacción y aire acondicionado. Las fuentes más comunes de fugas de aire en un hogar son los conductos de ventilación, las ventanas y las puertas.

3-Recursos

10. Aísla tu hogar
El aislamiento juega un papel clave en la reducción de tus facturas de servicios al retener el calor durante el invierno y mantener el calor fuera de tu hogar durante el verano.

El ahorro de energía es importante y beneficioso por muchas razones. Puedes ahorrar dinero, aumentar el valor de tu hogar y proteger el medio ambiente a través de simples medidas de ahorro de energía. Estos son grandes beneficios que puedes obtener ahorrando energía sin importar tu motivación exacta. Simplemente dando un pequeño paso hacia un estilo de vida más consciente de la energía, puedes comenzar a disfrutar de todas las ventajas de ser energéticamente eficiente.