Localiza tu producto Menú

Gala
Todo un mundo de ocio
Volver
Viaje mochilero: una experiencia única
02 de julio de 2021
Gala

Probablemente estemos hablando hoy aquí del viaje más atractivo habido y por haber.
Un crucero está bien. Un resort está muy muy bien. ¿Viaje organizado de avión + hotel cerquita de la playa? Muy pero que muuuuy bien.
Pero ay… ese sentir la aventura, ese pálpito en el corazón que hace que te mueras de ganas por explorar el mundo, ese… ese viaje mochilero que siempre has querido hacer y que nunca has hecho.

¡Pues es el momento!

Hay que decir que este tipo de viajes se alejan bastante del confort y la seguridad. Es por esto por lo que viajar con mochila es más popular entre los más jóvenes. Pero, lo cierto es, que cualquier edad es buena para viajar con mochila. Solo necesitas oír la llamada. ¿La oyes?

Hablemos primero de los destinos. De los mejores destinos para ir de mochilero. No todos los países son iguales ni te ofrecen lo mismo. Hay lugares que se disfrutan mucho desde la comodidad y otros que se disfrutan más desde la aventura. Hoy mencionaremos tres sitios que no puedes perderte.

TURQUÍA
Turquía es un país que lo tiene todo. Está cerca, es económico para el turista y tiene un punto exótico muy pero que muy especial.
Su historia es espectacular, sus monumentos consiguen que Stendhal se ría del síndrome y esa cultura del bazar tan única que tiene convierten a Turquía en un destino mochilero 10 de 10.

LAOS
Este segundo destino bien podríamos dedicárselo a Tailandia. Pero no lo haremos. Si te atrae el Sureste Asiático no lo dudes y vete a Laos.
Tailandia es probablemente el destino por excelencia del mochilero y ese es quizá su punto más débil.
Pero Laos, Laos es un rincón por explorar. Ciudades increíbles y naturaleza salvaje en constante equilibrio. Y sí, mucho más barato que Tailandia.

ISLANDIA
¿Te gusta el frío? Pues este es tu sitio.
Uno de sus puntos más atractivos es que está relativamente cerca.
El resto de los puntos atractivos de Islandia los concentramos en unos paisajes espectaculares.
Cuando se habla de un viaje con mochila se tiende a pensar en destinos cálidos.
Eso es porque algo importante a tener en cuenta es el peso de la mochila y la ropa de invierno pesa más que la de verano. Pero si organizas bien este viaje te llevarás sorpresas muy muy agradables.
Un apunte: si entra dentro de tus posibilidades, viaja entre noviembre y abril. Con suerte verás unas auroras boreales que no olvidarás jamás.

Consejos, quiero consejos. ¡Necesito consejos!

-La preparación es ¡importantísima!
Este estilo de viaje parece improvisado, pero nada más lejos de la realidad.
El hecho de viajar con pocas cosas encima hace que la preparación y la organización previa sea mucho más importante.
Una vez tengas el destino, márcate una ruta, mira alojamientos en esa ruta, lugares que quieres ver, apunta detalles…
Improvisar en este viaje está bien, pero necesitas tener las cosas importantes atadas y bien atadas.

-La mochila.
Lo primero que debes pensar es: “voy a andar mucho y lo voy a hacer con esta buena mochila sobre mis hombros”.
No te pases metiendo ropa, es mucho mejor llevar poca ropa y lavarla durante el viaje.
¿Libros? Mejor ebook. ¿Cámaras grandes? A no ser que vayas a sacarle partido mejor llévate una más pequeña.
¿Calzado? Ahí sí. Dale su espacio y lleva calzado de repuesto. Por si acaso.

-¿Reservar o no reservar? Esa es la cuestión.

Reservar. No hay duda.
Ya no hablamos solamente de la tranquilidad de tener un sitio en el que dormir. Tener la mayoría de las reservas hechas te ahorrará mucho pero que mucho tiempo. Un tiempo que puedes aprovechar en seguir viendo cosas.
Puedes improvisar, y a lo largo del viaje lo harás, eso seguro. Pero si puedes tener la mayoría del alojamiento ya reservado antes de viajar, mejor.

-Si es un viaje mochilero, ten la mentalidad de un mochilero.
Si te dejas llevar en este tipo de viajes, el dinero vuela.
No es un viaje normal, así que intenta aprovechar al máximo los carnés especiales, las rutas gratuitas, museos con descuentos… Ese tipo de cosas.

-Último consejo y quizá el más importante.
Este consejo no es para el viaje, es para la vuelta del viaje.
Tu viaje ha sido increíble, te ha cambiado la vida y te ha hecho mejor persona.
Que el mundo sepa todo eso está genial. Pero con que lo sepa una vez es suficiente.

Es tu momento. Vive, explora y conoce el mundo. ¡Buen viaje!