El ingenio decora la Navidad

La decoración de Navidad normalmente en las casas se pone y se quita la misma durante años. ¿Qué te parece si este año hacemos algo diferente? De hecho, la mayoría de cosas están en tu casa pero todavía no sabías que podían ser parte de la decoración navideña.

Aquí te dejamos estas ideas originales para poder decorar tu casa y árbol de navidad para estas fiestas. Reciclando o reusando diferentes materiales podrás hacer estos adornos navideños.

Luces de Navidad con cápsulas Nespresso

capsulas

¿Qué puedes hacer con la cápsula de Nespresso más allá de un rico café? Pues vaciarlas, limpiarlas, hacer un agujero pequeñito, ponerles una bombillita y tendrás luces espectaculares en tu árbol de Navidad.

Con corchos de vino

corchos

Con un material que todos tienen a mano en casa, corchos de vino, puedes hacer auténticas maravillas para la navidad.

Con chapas de botellas

chapitas

Con chapas de botellas y un poco de imaginación mira que bonitos adornos navideños para nuestro árbol podemos montar.

Escena de Navidad en un frasco de vidrio

frasco-vidrio

Un frasco de vidrio, un juguete y un poco de imaginación. No necesitas nada más para tener un elemento diferente en tu decoración. Ojo que tus invitados pueden tener envidia.

Elfos con piñas

elfos

Llega el invierno y las piñas se caen y decoran las aceras de nuestras calles. Pero su fin no es una papelera, sino que puedes darle un uso, casi de cuento, a esa piña para que con la ayuda de un poco de fieltro o cartulina acabe siendo un simpático elfo.

Muñeco de nieve con Las 3 Brujas

recicla

La cúspide de la pirámide. Y es que todos hemos querido alguna vez tener un muñeco de nieve en casa. Una botella blanca de “Las 3 Brujas” de Limpiazul, la ayuda de un poco de fieltro o cartulina para el sombrero, lazos varios para confeccionar la bufanda que le protega de las frias noches navideñas y un rotulador negro para darle vida a nuestro “Olaf” particular. Si además queremos darle color a nuestro “snowman”, será suficiente con hacer una apertura en la parte trasera y añadirle en el interior una pequeña luz. Cualquier sitio es bueno para colocarlo, pero nuestro consejo es que trates de alejarlo de la chimenea, por si acaso.

Con cada estación, ¡Personalización!

¿Vives en un pequeño apartamento? ¿Eres el orgulloso dueño de una gran mansión? Sea como sea, nuestra casa es un fiel reflejo de nuestra personalidad y nos habla, día tras día y de manera fiel, de cómo somos, al igual que la ropa que vestimos nos define.

Por ello, y de la misma manera que no nos vestimos igual en otoño que en primavera, la llegada de cada nueva estación es una oportunidad perfecta para redecorar nuestra casa y vestirla acorde al clima y momento del año. Os damos algunos consejos con los que conseguiréis “estrenar” casa cuatro veces al año. ¡Sin hechizos ni conjuros! ¿Empezamos?

Primavera

Comienza el buen tiempo y las flores y hojas de los árboles comienzan a asomar. Es el momento de guardar la ropa de invierno (¡pero no toda!) y empezar a pensar en decorar tu casa acorde al clima y buen humor que esta época despierta en ti. Aquí unas cuantas ideas para que dejes tu casa a punto para el período primaveral:

  • Coloca flores o plantas de colores vibrantes, como naranja o amarillo. Eso hará que tengas mayor sensación de luz en todo el lugar.
  • Cambiar las cortinas gruesas y pesadas por otras con otras estampados o colores claros, más acordes a la subida de temperaturas.
  • Cambiar las fundas de los cojines por telas de colores más vivos. Desterremos a la oscuridad de nuestro salón.
  • Cambiar la ropa de cama por una de telas más livianas también. Tu habitación ganará en ligereza y sensación de espacio.

Primavera

Verano

Cuando llegue la época más caliente del año, los mejores accesorios serán aquellos que ayuden a que nuestra casa luzca y se sienta fresca, luminosa y acogedora.

A continuación, ideas para que decoréis vuestro hogar en verano:

  • Agrega un biombo plegable para dar sombra en las habitaciones que reciben demasiada luz solar. De esta manera haremos que gane frescura.
  • Cambia las pantallas oscuras de las lámparas por otras de colores más claros, pues cuanta más sensación de luz, más fresca sentirás tu casa (y más querrás resguardarte del calor en ella)
  • Guarda las alfombras y disfruta del frescor del piso con los pies desnudos. ¡No temas a caminar descalzo!
  • Revisa los accesorios de todas las habitaciones y reemplaza aquellos de colores cálidos por otros de colores fríos, para ayudar a bajar la temperatura percibida de la habitación.

POST_FEB_2016_500x500_casa_verano

Otoño

Llega el otoño y el despliegue de color de las hojas de los árboles es riquísimo en matices y abosolutamente asombroso. ¿Por qué no decorar tu casa con esos mismos tonos ocres y rojizos? Te contamos cómo con unas sencillas ideas que traerán el encanto del otoño al interior de tu hogar.

  • Coloca hojas de plantas de tonos ricos para traer el exterior al interior de la casa, y ayudar a que sea más cálido. ¡”Abriga” a tu casa!
  • Utiliza elementos de la naturaleza, como ramas, hojas, piñas y hasta calabazas, para incorporar tonos rojizos, naranjas y terrosos. Aporta naturalidad al espacio y lo hace más “rústico” y acogedor.
  • Incluye coloridos tapices, cojines, velas e incluso jabones en tonos otoñales. Prepara a tu casa para la bajada de las temperaturas como se merece.

otoño

Invierno

Cuando el otoño da sus últimos coletazos y da paso al invierno, los colores de la naturaleza tornan en tonalidades más pálidas. Por eso, y siguiendo la estela de meses atrás, tu casa debe adaptarse al cambio de estación. Te propongo un pequeño listado de sugerencias para ambientar tu casa para el invierno:

  • Coloca una alfombra blanca que imite la sensación de nieve en los pies.
  • Aún puedes conservar los ricos colores introducidos en la casa durante el otoño. ¡Aprovecha el trabajo ya realizado!
  • Es hora de cambiar las cortinas por otras más gruesas, como por ejemplo de terciopelo en color Burdeos o gris, azul marino, verde oscuro… para sugerir la idea de calor. Las compañeras perfectas de una buena chimenea (real o simulada).
  • Agrega alfombras de colores acogedores, y cálidos y lujosos tejidos gruesos para mantener los pies calientes. ¡No te resfríes!
  • Añade un montón de cojines y mantas extra, o edredones, para hacer las habitaciones muy cálidas y acogedoras. No querrás salir de casa.

POST_FEB_2016_500x500_casa_invierno

Como ves, con unos pequeños no hace falta magia para hacer las cosas bien 😉