La importancia del Feng Shui

Hay salones que, sin saber por qué, te incitan a ver pasar las horas, a alargar las sobremesas e incluso a tirarte en el sofá hasta que sientes ese mariposeo en el estómago que te indica que ya es hora de comer algo. Pero ¿qué es lo que hace que estos salones sean tan agradables?

Existen unas cuantas leyes invisibles, pero infalibles: las leyes del Feng Shui. Por eso en el post de hoy vamos a hablaros de cómo conseguir el Feng Shui correcto para vuestro salón, o dicho de otra manera, conseguir esa sensación de “agustito” que haga que no queráis moveros de él.

El Sofá

5

Un buen sofá para nuestro salón es importante. Uno de esos que cuando te sientas en ellos te atrapan y te hacen el abrazo del koala. De los que no querrás moverte jamás y que tienen la postura de nuestros cuerpos ya hechos.

Pero además de la calidad del sofá, algo muy importante a tener en cuenta es dónde lo sitúes. Debe estar apoyado en una pared. Para el Feng Shui no funcionan los sofás que se colocan en mitad de la estancia, sin ningún apoyo detrás, y menos si dan la espalda a puertas y ventanas. Para sentirnos bien al 100% deberemos poder ver todo el salón cuando estemos sentados y controlar los accesos.

Psicológicamente es importante porque nos ayuda a relajarnos, ya que “controlamos” lo que nos rodea.

La Luz

1

Sí, la luz es otro de los elementos más importantes. No basta con instalar una luz en el centro de la sala. El salón pide un juego de luces. Desde lámparas colgantes sobre la mesa hasta lámparas de sobremesa en mesas auxiliares o aparadores y lámparas de pie o incluso en el suelo.

El truco está en que no incidan en quien está en el salón sino que creen un escenario con distintos focos de luz.

El Color

2

¿Sabéis esta nueva paleta de colores tan modernos? Pues son los que precisamente mejor van a ir para nuestro salón. El blanco huevo, piedra, arena y topo. Tonos claros pero no fríos. Siempre con pigmentos cálidos.

Es importante que no haya tonos muy oscuros, ya que entristecen y generan emociones negativas. Debe haber un equilibrio entre todos los colores elegidos. Así, lograrás una armonía cromática que os aportará calma vital.

Limpieza

4

Para un Feng Shui adecuado es vital la limpieza. Un espacio que genere sensación de caos no será un lugar que invite a pasar el rato en él. Así que revisa todo lo que tienes, deshazte de lo que no usas y dale a todo lo que te quedes un espacio.

Ten en cuenta que cuanto más holgado sea ese espacio, antes encontrarás lo que buscas y mantendrás el orden durante más tiempo. Una forma de conseguirlo es utilizar nuestro productos “Madera Limpiador Concentrado” o el “Limpiazul”.

Distribución

3

La colocación de los muebles es muy importante dentro del salón. Además del sofá, las butacas, sillones, mesitas auxiliares, puffs, chaise longues, etc. son preferibles que se ubiquen siguiendo la forma del ba-gua. Es decir, formando una especie de cuadrado cerrado entre ellos, sin dejar ángulos rectos para que la energía chi fluya libremente por todo el espacio.

 

Como veis, no es difícil conseguir un salón Feng Shui. Seguramente, el vuestro esté más cerca de serlo de lo que os imagináis, pero si podéis potenciarlo con nuestras ideas, viviréis mucho mejor en él.