Gastronomía Halloween: no le tengas miedo al sabor

Como todos ya bien sabemos, la noche del 31 de octubre se celebra Halloween, una fiesta que hemos adoptado de los países anglosajones donde en esta fecha se celebra el día de todos los difuntos desde un punto de vista más lúdico, más de cuento.

Más allá del Truco o trato, de las calabazas y de los maquillajes y disfraces para parecer un alma en pena durante toda esa noche, se abre ante nosotros un mundo paralelo que nos ofrece cientos de atractivas posibilidades: la gastronomía de Halloween. Es la imaginación al poder y a más no poder. Eso sí que da miedo.

Por ello, y para que sorprendas a todo aquel que toque tu puerta en busca de gominolas, chicles y demás chuces variadas, te ofrecemos 5 recetas originales para endulzar a tus terroríficos visitantes:

Ojos de queso aterrorizadores

 500x500_ojos

Ingredientes: 6 quesitos redondos, 3 aceitunas negras sin hueso, colorante rojo y unas gotas de salsa kétchup

Elaboración: Dibujamos las venitas en los quesitos con el colorante rojo. Decoramos con las aceitunas negras cortadas en rojo y rellenamos el centro de cada aceituna con unas gotas de kétchup.

Piruletas momia de Oreo

500x500_piruleta

Ingredientes: Chocolate blanco para fundir, galletas Oreo o similar, palitos de piruleta o brocheta, ojos de azúcar.

Elaboración: Abrimos las galletas y con un poco de chocolate fundido pegamos un palito de piruleta o brocheta de madera. Tapamos de nuevo la galleta, dejamos que se enfríe un poco y bañamos cada piruleta con chocolate blanco. Rematamos con un poco más de chocolate blanco derretido con la boca fina de la manga pastelera y colocamos finalmente los ojos de azúcar.

Telarañas de chocolate

500x500_telaran~a 

Ingredientes: Palitos salados de pan y 1 tableta de chocolate fondant

Elaboración: En una bandeja con papel de hornear, colocamos los palitos salados de pan en grupos de doce formando una estrella. Calentamos el chocolate fondant hasta que esté derretido. Lo ponemos en una manga pastelera y vamos formando círculos sobre los palitos salados de pan. Dejamos enfriar y servimos. 

Escobas de bruja

500x500_Escobas

Ingredientes: Palitos dulces recubiertos de chocolate y regaliz rojo o negro.

Elaboración: Dividir el regaliz en pequeñas tiras y cortarlas a un tamaño proporcional al tamaño del palo de la escoba. Luego atarlos al palo de chocolate tipo Mikado con ayuda de otra tira de regaliz y listo.

Piruletas fantasma de chocolate

 500x500_fantasmas chupa chup

Ingredientes: Chocolate blanco para fundir, chocolate negro o con leche para fundir, palitos de piruleta o brochetas de madera. 

Elaboración: Fundimos el chocolate blanco al baño María. Con la la manga pastelera, formamos pequeños círculos de chocolate y, con la ayuda de un palillo, empujamos el chocolate hacia afuera y abajo para hacer los brazos y la cola del fantasma. Dejamos secar unos cinco minutos, colocamos los palitos de piruleta y sellamos con un poco más de chocolate blanco. Volvemos a dejar secar y, por último, dibujamos los ojos y la boca con un poco de chocolate negro fundido.

Halloween: la fiesta más terrorífica y divertida del año

Un año más se acerca una de las fiestas más esperadas por niños, mayores… y brujas, por supuesto. Nos referimos a Halloween o Víspera de Todos Los Santos (All Hallows’ Eve), una noche llena de magia, terror, fantasmas… ¡y caramelos! ¿Pero sabes realmente de dónde viene esta tradición?

Halloween tiene su origen en la fiesta pagana celta conocida originalmente como Samhain, y cuya celebración se remonta a más de 2.000 años. En ella, los celtas celebraban el final de la temporada de cosechas.

 

Máscaras y caramelos para una noche de espanto

¿Pero qué tiene que ver la recogida de las cosechas con fantasmas, calabazas y muertos vivientes? Más de lo que pensamos. Durante Samhain, los druidas celtas y galeses creían que con la llegada de este día, la línea que nos separaba del Otro Mundo se hacía fina, por lo que se usaban máscaras para engañar a los muertos y que estos no reconociesen a los vivos. Además, se le dejaba comida a los espíritus  para no ser molestados por ellos. Hoy en día, son los niños los que reciben los caramelos a cambio de no hacer una travesura: el mundialmente famoso “truco o trato”.

Curioso, ¿verdad?

La tradición fue exportada a América por inmigrantes irlandeses y escoceses, y ya durante el S. XVIII, al celebrar el final de la cosecha a finales de octubre, se disfrazaban, comían dulces y se dedicaban a gastarse bromas los unos a los otros como muestra de alegría, pese a lo “sobrenatural” de la fiesta.

 

¿Truco o trato?

Hagamos este Halloween un trato con la comida saludable y un truco, dejar a un lado los caramelos y pasar a recetas espeluznantemente sanas. Aquí van nuestras propuestas:

 

Manzanas espeluznantes
Estas manzanas disfrazadas, vienen cargadas de vitaminas y de imaginación. Tan solo hay que cortarlas para hacer la boca y utilizar zanahorias, apio, aceitunas o chuches para decorarlas.

blog_halloween_1

Platanasmas

Tan sencillos como aterradores, estos platanasmas se hacen pelando un plátano, cortándolo por la mitad y en dos mitades para poder introducir un palo de helado o un pincho de brocheta. Luego se unen las mitades con una glasa realizada con 1 claras de huevo, 200g. de azúcar glas y una gota de limón. Los ojos pueden hacerse con 2 gotas de chocolate fundido. Otra opción es pinchar el plátano en el palo de brocheta y sumergirlo en chocolate blanco fundido.

blog_halloween_2

Mandarinas calabeceras

Mandarinas disfrazadas de calabazas, perfectas para esta noche donde nada es lo que parece. Para prepararlas, tan solo hay que pelar las mandarinas y ponerles en el centro una ramita de apio.

 

¿Tienes alguna receta sana para Halloween? Compártela con nosotras.