Cómo surgió Internet

Internet, esa herramienta que nos ha traído tantísimas cosas buenas, y algunas malas. Desde tener una enciclopedia a un click, a unas redes sociales donde compartir todo lo que se nos ocurre. Pero, ¿de dónde viene?

Como es de esperar para una tecnología tan expansiva y rompedora, es imposible atribuir la invención de Internet a una sola persona. Internet fue el trabajo de docenas de científicos, programadores e ingenieros pioneros que desarrollaron nuevas características y tecnologías que finalmente se fusionaron para convertirse en la “autopista de la información” que conocemos hoy.

Mucho antes de que la tecnología existiera para construir Internet, los científicos ya habían anticipado la existencia de redes mundiales de información. Nikola Tesla jugó con la idea de un “sistema inalámbrico mundial” a principios de la década de 1900, y pensadores visionarios como Paul Otlet y Vannevar Bush concibieron sistemas de almacenamiento de libros y medios mecanizados y buscadores en las décadas de 1930 y 1940.

Aun así, los primeros esquemas prácticos para Internet no llegarían hasta principios de la década de 1960, cuando Joseph Carl Robnett Licklider popularizó la idea de una “Red Intergaláctica” de ordenadores. Poco después, los informáticos desarrollaron el concepto de “conmutación de paquetes”, un método para transmitir datos electrónicos de manera efectiva que luego se convertiría en uno de los principales bloques de construcción de Internet.

22_Recursos_1

 

El primer prototipo viable de Internet llegó a fines de la década de 1960 con la creación de ARPANET, o la Red de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada. Originalmente financiado por el Departamento de Defensa de EE. UU., ARPANET utilizó la conmutación de paquetes para permitir que varios ordenadores se comuniquen en una sola red.

El 29 de octubre de 1969, ARPANET entregó su primer mensaje: una comunicación “nodo a nodo” de una computadora a otra. (La primera computadora estaba ubicada en un laboratorio de investigación en UCLA y la segunda estaba en Stanford; cada una era del tamaño de una casa pequeña.) El mensaje: “INICIAR SESIÓN” fue breve y simple, pero de todos modos bloqueó la incipiente red ARPA. : El ordenador de Stanford solo recibió las dos primeras letras de la nota.

La tecnología continuó creciendo en la década de 1970 después de que los científicos Robert Kahn y Vinton Cerf desarrollaron el Protocolo de Control de Transmisión y Protocolo de Internet, o TCP / IP, un modelo de comunicaciones que establece estándares sobre cómo se pueden transmitir los datos entre múltiples redes.

El 1 de enero de 1983, y desde allí los investigadores comenzaron a ensamblar la “red de redes” que se convirtió en la Internet moderna. En 1990, el mundo en línea tomó una forma más reconocible, cuando el científico informático Tim Berners-Lee inventó la World Wide Web. Si bien a menudo se confunde con Internet, la web es en realidad el medio más común para acceder a los datos en línea en forma de sitios web e hipervínculos.

22_Recursos_2 

La web ayudó a popularizar Internet entre el público, y sirvió como un paso crucial en el desarrollo del vasto tesoro de información al que la mayoría de nosotros ahora accedemos diariamente.

¿Cuál es vuestra actividad favorita de internet? Nosotros sin duda nos quedaríamos con la infinidad de recetas de la abuela.

 

La historia de las lenguas

Hablando se entiende la gente dicen, o igual no. Y es que muchas veces resulta más entendible un gesto o una mirada que unas palabras. Claro que resulta aún más difícil dependiendo del idioma en el que queramos comunicaros.

Pues precisamente el día 26 de agosto se celebra en todo el mundo el día internacional de las lenguas y por eso en el post de esta semana hemos decidido dar marcha atrás en el tiempo para conocer cuáles son las lenguas más antiguas del mundo y de dónde vienen.

En primer lugar aclararemos que hacer una lista de los idiomas más antiguos del mundo es hacer en cierta manera trampas. Y es que obviamente hablamos de las lenguas que nos han llegado escritas, en un mundo en el que probablemente sigan existiendo miles de documentos por encontrar y cientos de lenguas de las que no hemos hecho registro. Y por otro lado, porque ningún idioma se mantiene intacto eternamente.

 

Pero sí podemos señalar de aquellos idiomas que han mantenido una autonomía con respecto a las lenguas vecinas y que, pese a su evolución, siguen manteniendo parte de su genoma original 2.000 o 3.000 años después.

Hebreo

Se trata de un idioma que dejó de usarse sobre el año 400 d.C y se consideraba una lengua muerta. Sin embargo, encontró después un gran impulso al convertirse en una de las lenguas oficiales del Estado Israelí. La mayoría de judíos actuales hablan un dialecto moderno del hebreo, muy influidos por las lenguas europeas; sin embargo, pueden leer y traducir perfectamente el Antiguo Testamento o la Torah, los documentos más antiguos que se encuentran que registren esta lengua.

POST_3BRUJAS_500x500_sept_4smna_01

Persí

Se trata del idioma que se conserva del antiguo imperio persa y ese que se habla de forma moderna tanto en Irán que en Kazajistán, Rusia, Azerbaián o Tayikistán. El farsí o persa moderno como también se le conoce, pertenece a las lenguas indoiranias, y encontró su punto de máxima evolución sobre el 800 d.C. Los ciudadanos árabes podrían hablar con otro de la misma región de hace 1.200 años y entenderse con relativa facilidad.

Durante muchos años el antiguo persa, fue el motor de expansión de la cultura musulmana. Se hablaba en muchas regiones y entre muchas dinastías islámicas, y fue durante mucho tiempo la lengua franca de la parte occidental del mundo islámico y del subcontinente indio.

Islandés

Si queréis aprender a hablar como los Vikingos, estudiad islandés. Ya que según algunos lingüistas, este idioma ha evolucionado muy poco. El islandés pertenece a la familia de las lenguas germánicas, y es la única lengua de esta categoría que no presenta una variación dialectal.

En lo respectivo al idioma, los islandeses no se han dejado influenciar por pueblos invasores posteriores a los colonos escandinavos, en torno al 1200. Como resultado de esto, y de las similitudes gramaticales entre la gramática moderna y la antigua, los hablantes de la era actual pueden leer sin dificultad escritos de hace ocho siglos, aunque sí es cierto que en el islandés existe un desfase entre ortografía y fonética (ortografía histórica).

Macedonio

Esta lengua está fuertemente emparentada con el búlgaro y el serbo-croata y es una de las muchas lenguas que surgieron como segmentación del eslavo común o protoeslavo. Nació en la zona que ahora conocemos como Macedonia y se extendió a los pueblos del norte, intentando convertir a los pueblos eslavos de Europa Central al cristianismo. El macedonio antiguo lo conocemos hoy como antiguo eslavo-eclesiástico, y se sigue usando en liturgias cristianas.

Euskera

POST_3BRUJAS_500x500_sept_4smna_02

Su procedencia sigue siendo un misterio, y los estudiosos no se ponen de acuerdo en torno a su origen (hay quien se atreve a decir incluso que está emparentada con el japonés. Se apunta a que el euskera está emparentado con el idioma aquitano, que se extendía entre el río Garona y los Pirineos, y al que algunos llaman simplemente euskera arcaico. Sí saben dos cosas, es prerrománica y es una de las pocas lenguas no indoeuropeas que se conservan vivas (al menos el batúa, una variante introducida por los organismos vascos hace un siglo) en Europa occidental.

Seguro que muchos de vosotros habláis varios idiomas, pero igual no muchos de vosotros podéis presumir que habláis uno de estos idiomas. Sea como sea estáis a tiempo de viajar a alguno de los destinos y además de conocer su cultura quedaros con alguna palabrilla, ya sabéis para que luego luzca en el currículum.

POST_3BRUJAS_500x500_sept_4smna_03