Curiosidades que está bien conocer sobre la Super Bowl

El mayor acontecimiento deportivo y el más esperado del año en USA.

La final en la que el descanso acapara casi más interés y atención mediática que el propio partido (los 12-15 minutos más famosos).

El primer domingo de febrero.

El Super Sunday para los norteamericanos. Fiesta nacional casi de facto para ellos.

Eso y mucho más es la Super Bowl.

Para empezar, es el nombre que se da al partido final de la NFL -el campeonato profesional o Liga Nacional de Fútbol americano-. Y que enfrenta al campeón de la Conferencia Nacional contra el campeón de la Conferencia Americana. En esta, la LIII edición, se enfrentarán en el Mercedes-Benz Stadium de la ciudad de Atlanta (Georgia), los Ángeles Rams frente a los New England Patriots. Y el ganador se proclamará campeón de la temporada 2018.

Te voy a dejar una serie de datos que te ayudarán a que comprendas mejor el porqué de que se hable y escriba tanto de este evento la semana anterior a esta fecha.

  1. Una de nombres.

Por un lado, hace referencia a la forma de los estadios, en forma de tazón o bowl

-en inglés- en donde se disputaban las finales de distintos torneos o ligas colegiales. Luego, el mérito del bautizo definitivo cuentan que se debe a Lamar Hunt, dueño en los 60 del equipo de Kansas City, que lo adoptó de un juguete de uno de sus hijos, llamado Super Ball. Super por un lado y Bowl, que suena muy parecido a ball… y ahí lo tienes.

BLOG3Recursos3

  1. Una de audiencias.

La retransmisión televisiva con más audiencia en EE.UU. De las 20 retransmisiones más vistas de la historia, 19 son las de la Super Bowl. Para tu curiosidad, el lugar que falta lo ocupa el último episodio de la serie MASH, en 1983, con 105 millones de espectadores.

  1. Una de publicidad.

Los anuncios que se emiten durante la transmisión del partido constituyen un espectáculo en sí mismo y todo un reto creativo para las marcas y agencias de publicidad, que crean piezas exclusivas para el evento. Emitir un anuncio de 30″ durante el partido costó en 2018 entre 5 y 6 millones de dólares. Y suelen ser unos 80 anuncios en total. Para que te hagas una idea, durante la retransmisión de los Óscar emitir un anuncio cuesta “solo” 2 millones de dólares.

¿Y a quién se le ocurrió primero? No podía ser a otro: a Steve Jobs, en 1984, con un spot mítico de Apple realizado nada más y nada menos que por Ridley Scott.

  1. Una de “likes”.

Es uno de los eventos con mayor cobertura e interacción en redes sociales por parte de los espectadores. Por ejemplo, en 2018, el número de tuits superó los 57.000 a la hora, con un alcance de 459 millones de personas por hora. Se generaron 2.100 millones de impresiones y 21,9 millones de likes.

  1. Un descanso.

Desde la aparición de Michael Jackson en 1993, los 12-15 minutos del descanso son el otro momentazo más esperado y visto de la final. Es el llamado Super Bowl Halftime Show. Otro espectáculo dentro del espectáculo. Él y otros artistas de su calibre como Rolling Stones, Madonna, Beyoncé, Lady Gaga, Prince, U2, Coldplay, Bruce Springsteen o Kate Perry han contribuido con sus shows a darle una dimensión y repercusión aún mayor. Este año actúa Maroon 5. ¿Sabías que ninguno cobra nada por su actuación?

  1. Una de comidas.

Se calcula que el año pasado se consumieron alrededor de 1.330 millones de alitas de pollo; 14.000 millones de patatas fritas (entendiéndose cada unidad por cada trozo de patata consumido); 290 millones de piezas de aguacate para el guacamole, 10 millones de raciones de costillas de cerdo y se vendieron 4 millones de pizzas.

 BLOG3Recursos2

  1. Una de bebidas.

Cifras que acaban con la sed de cualquiera: un gasto de 634 millones de dólares para 51,7 millones de cajas de cerveza aproximadamente. Y más de 114 millones de dólares en licores.

  1. Una de premios.

Al igual que sucede en la NBA, a jugadores y cuerpo técnico del equipo ganador se les regala un anillo conmemorativo cuyo precio va desde los 5.000 € -que pone la NFL- hasta lo que se quiera gastar el dueño del equipo vencedor. El del año pasado, de los New England Patriots, costó casi 34.000 € por cabeza y tenía engarzados 205 diamantes.

BLOG3Recursos1

¡Ah! Que te ha gustado lo que has leído y quieres una entrada.

Pues prácticamente no hay a la venta. Se reparten entre los equipos finalistas, jugadores, patrocinadores, etc. Pero si te sobran unos 5.500 €… A partir de aquí, lo que te quieran pedir.

 

¿Te animas?

Fotos | 1, 2