Un turismo diferente

Viajar es una de las mejores cosas que existen en la vida. Nos llena de experiencias, y vivencias, nos aporta, nos enseña y además nos deja recuerdos que perduran a lo largo de los años.

Pero uno de los problemas (ojo, ¡bendito problema!) a la hora de viajar, es el de elegir el destino que visitar. ¿Repito un lugar en el que sé que he sido feliz? O ¿es mejor visitar un lugar nuevo?

Seguro que encontramos opiniones dispares acerca de esta cuestión, pero lo cierto es que hay un tipo de turismo que no deja indiferente a nadie. Se trata del turismo histórico y más concretamente el turismo relacionado con lo bélico.

Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, el panorama europeo en la mayoría de capitales había cambiado por completo.  Hablamos de ciudades que han sido reconstruidas y que son algunos de los destinos turísticos preferidos por los extranjeros. Por eso en el post de esta semana, aprovechando el aniversario del fin del trágico suceso, hablaremos sobre algunas de las ciudades que fueron atacadas, y que hoy en día son destinos que si todavía no habéis visitado, deberíais apuntar en vuestras agendas.

Budapest

500x500budapest

Budapest fue primero una ciudad ocupada por los nazis tras la invasión de Hungría, y posteriormente sitiada y tomada por el Ejército Rojo en plena contraofensiva para llegar a Berlín.

Fue el escenario de duras batallas que demolieron por completo los cimientos de la ciudad. Más de la mitad de la ciudad quedó completamente en ruinas.

Entre otros elementos simbólicos de la capital húngara, el Puente de las Cadenas, fue uno de los mayores símbolos hundidos en 1945. Hoy en día felizmente reflotado podréis visitarlo si vais la capital húngara.

Se trata de una de las ciudades europeas más bellas y con más historia. Un destino que no podéis dejar pasar.

Varsovia

500x500varsovia

Durante el otoño de 1944, la aún dominada Varsovia se alzó frente a la ocupación alemana que duraba ya cinco años. Aprovechando la cercanía del Ejército Rojo, la resistencia polaca trató de liberar la ciudad por su cuenta. Pero el resultado fue la destrucción de la ciudad por completo. El 80% de Varsovia tal y como era, desapareció. La reconstrucción fue lenta, pero finalmente la capital polaca fue reconstruida.
Os recomendamos visitar Varsovia y aprovechar la ocasión también para viajar a Cracovia, una de las ciudades europeas más bonitas que existen y donde se encuentran además los campos de concentración más grandes establecidos por los nazis, Auschwitz-Birkenau. Una auténtica lección de Historia, un viaje que sin duda debéis hacer una vez en la vida.

Rotterdam

500x500rotterdam

Antes de la Segunda Guerra Mundial, Rotterdam era la clásica ciudad holandesa repleta de canales, casas estrechas y una viva vida urbana. Muy parecida a Ámsterdam, según atestiguan antiguas fotografías de principios de siglo XX. Pero todo cambió en 1940, cuando las tropas alemanas, en su avance hacia el oeste de Europa, acabaron con la resistencia holandesa destruyendo por completo el casco urbano de la ciudad, del que no quedó absolutamente nada. Rotterdam creció de forma exponencial a partir de entonces como una ciudad funcional y con el mayor puerto de Europa.

Un viaje muy recomendable ya que muy cerca de esta ciudad se encuentra Ámsterdam, otra de las ciudades europeas que todo viajero debe hacer al menos una vez en la vida.

Gernika

gernica

El bombardeo de Gernika tuvo lugar antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, pero los ejecutores del bombardeo fueron dos de los principales países que luego tomarían parte en ella. El 26 de abril de 1937, el pueblo vasco de Gernika fue atacado por la Legión Cóndor del Ejército alemán y las fuerzas aéreas del Ejército italiano. La operación fue planeada por los golpistas sublevados durante la Guerra Civil española.

Una de las pruebas más significativas y artísticas de la historia es el famoso cuadro de Piccaso, el cual fue pintado en el mismo año y lleva el mismo nombre de la ciudad.

Os recomendamos visitar esta ciudad que se encuentra en el norte de nuestro país. Y así de paso tendréis la oportunidad de conocer toda la costa vasca y su gastronomía.