Localiza tu producto Menú

Gala
Todo un mundo de ocio
Volver
POST_3BRUJAS_836x400_feb18_4smna
Unas navidades tórridas
02 de marzo de 2018
Gala

Seguro que muchos de vosotros habéis abierto el Instagram o el Facebook durante estas navidades y habéis visto en los stories a vuestro amigo disfrutando de la playa. Sí, vosotros rezando por llegar a los 5 grados y él echando hidratante en sus hombros quemados mientras disfruta de un mojito.

Y es que cada vez son más las personas que, tratando de huir del gélido invierno europeo, cruzan el charco y optan por pasar las vacaciones navideñas en un entorno más cálido. Pero, ¿cómo puede ser que en lugar del planeta estemos a 1º grado y a unas horas de distancia estén a 35º? ¿por qué en un lado del planeta es verano si en el otro es invierno si estamos en la misma época del año? ¿qué destinos son recomendables entonces para viajar en invierno? Todas estas cuestiones las responderemos en el post de esta semana.

Para empezar, no es cierto que estemos en la misma época del año como afirmábamos más arriba. Las estaciones son diferentes según nos encontremos en el hemisferio Norte o en el Sur, de forma que, cuando comienza el verano en Europa, el invierno entra de lleno en América del Sur.

La respuesta la encontramos en la particular forma que tiene nuestro planeta de girar alrededor de sí mismo en su recorrido anual alrededor del Sol. Aunque a muchos os cueste creerlo, el Polo Norte y el Polo Sur no están exactamente arriba y abajo como nos han enseñado, sino que el eje que une los dos puntos está inclinado 23, 5º sobre el plano perpendicular que forma la Tierra al girar alrededor del sol.

Este fenómeno provoca que, al estar ligeramente inclinado el planeta, haya épocas del año en las que los rayos del Sol impactan directamente por encima de la línea imaginaria del Ecuador mientras que en otras suceda justamente lo contrario. También es responsable de las estaciones del año y de que en los polos geográficos se sucedan seis meses seguidos de luz solar y otros seis de total oscuridad.

Pero entonces, ¿a qué destinos tendría que ir para pasar calor en invierno? Pues como acabamos de aprender arriba, a cualquier destino que este en el hemisferio Sur. Por eso, a continuación, os proponemos unos cuantos destinos a los que ir el próximo invierno.

CABO VERDE

Este archipiélago compuesto por 10 islas se encuentra situado frente a las costas de Senegal y está repleto de rinconcitos encantadores en los que perderos por poco dinero, ya que la industria turística aún se encuentra poco desarrollada. Podréis practicar surf en San Vicente o simplemente tumbaros a la bartola frente al mar en alguna de las playas desiertas de Santiago cuando los demás se mueran de frío.

POST_3BRUJAS_500x500_feb18_4smna-caboverde

KOH TAO, TAILANDIA

¿Sabías que en la isla tailandesa de Koh Tao puedes tener tu propio bungaló con hamaca por menos de 150€ al mes? La isla de moda del Golfo de Tailandia tiene todo lo que cualquier amante del calorcito desearía. Aguas templadas llenas de vida para practicar submarinismo, playas de arena rubia, palmeras que se mecen, lugares en los que recompensarte de un relajante masaje tailandés, fiesta a la orilla del mar y sol a raudales en cualquier época del año.

POST_3BRUJAS_500x500_feb18_4smna-tailandia

GRAN CANARIA

Por último, terminaremos barriendo para casa. Y es que, a pesar de ser territorio español, el clima sub-tropical de Gran Canaria la hace beneficiaria de unas temperaturas primaverales durante casi todo el año, por lo que es un lugar ideal para refugiaros del frío cuando estéis casi congelados. Pero es que, además, se trata de la sede de uno de los carnavales más importantes del mundo, donde podréis embelesaros con paisajes de otro planeta como los que ofrecen el Parque Rural del Nublo, las dunas de Maspalomas o el Parque Natural de Tamadaba y pasaros el día comiendo deliciosas papas arrugás con mojo picón.

POST_3BRUJAS_500x500_feb18_4smna-canarias

Solsticios y equinoccios mediante, después de haber leído esto, no tendréis excusa para no pasar calor. Así que la próxima vez que queráis alejaros del frío, ya sabéis, coged el globo terráqueo, giradlo y con que paréis el dedo en un lugar del hemisferio Sur, el calor estará asegurado.