Localiza tu producto Menú

Clara
Da el toque mágico a tu hogar
Volver
portadas836x400
Limpiar donde nos limpiamos
17 de mayo de 2019
Clara

Generar un hábito y que este se convierta en rutina es de lo mejor que podemos conseguir para hacer más llevaderas muchas de las tareas de la casa. Como es, estarás de acuerdo conmigo, la de limpiar el baño.

Junto con la cocina, el baño es una de las zonas de nuestro hogar que más uso tiene, en donde nos limpiamos y, en consecuencia, en el que más suciedad se acumula. Y eso sin contar con el tema de la humedad, que como bien sabes contribuye especialmente a la aparición de mohos y bacterias. Así que ¿nos ponemos los guantes y manos a la obra?

La bañera

El mejor consejo que te puedo dar es dedicarle unos segundos a repasarla justo después de que se utilice. Sí, ya sé que no es lo que más apetece después de un buen baño, pero si lo haces así, solo tendrás que dedicarle un par de minutos a la semana para que esté radiante. Primero aplica el Limpiador Baño Desinfectante de Las 3 Brujas y pasa a continuación una bayeta o esponja húmeda para recoger la espuma o el jabón y cualquier otro resto; después, enjuaga la superficie con otra bayeta húmeda, recogiendo también el agua que se haya acumulado en el borde y detrás del grifo. Su práctica pistola pulverizadora lo hace muy cómodo de utilizar. Además, acaba con gérmenes, bacterias y tiene efecto antical.

Recursos1

La ducha

Las mismas indicaciones que te contaba para limpiar bien la bañera las puedes seguir aquí. Con el añadido de que no se te olvide también repasar la mampara después de ducharte para evitar esas feas acumulaciones de cal, que luego cuesta más sacarlas. Te recuerdo que la espuma de nuestro Limpiador está especialmente formulada para fijarse en las superficies y que el bactericida actúe durante más tiempo.

Recursos2

La alfombrilla de bañera o ducha

Si no la limpias regularmente, se convertirá en la mayor fuente de moho negro. La humedad y un proceso de secado inadecuado la convertirán en tu peor enemigo. Límpiala como mínimo una vez por semana.

Recursos3

Las cortinas

¡Que no se te olviden! Después de usar el baño o la ducha, déjalas extendidas para que no se formen pliegues -que es donde más se acumulará la suciedad- y para que se sequen mejor. Y al menos una vez a la semana deberías limpiarlas pulverizando con nuestro Limpiador Baño para prevenir el temido moho, porque una vez que aparezca, lo tendrás muy difícil para eliminarlo definitivamente. Pero si te da muchísima pereza y la suciedad acumulada no es mucha o no tienen moho, meterlas en la lavadora te puede sacar del apuro.

Recursos4

El inodoro

¿Lo ideal? Limpiarlo cada día. Si no, una vez a la semana en profundidad con nuestro Limpiador de baño desinfectante para evitar que se acumulen las bacterias. Pulveriza tanto el exterior como el interior del inodoro y utiliza algún cepillo para limpiar bien el interior de la taza, debajo de su borde sobre todo. Descarga la cisterna y aclara. Repasa luego el borde donde apoya la tapa y utiliza un trapo para limpiar el asiento.

Recursos5

El lavabo

Todos los días si es posible. Retira primero todos los elementos de suciedad que pudiera haber, tales como pelos, restos de maquillaje, pasta de dientes, etc. Luego aplica nuestro Limpiador y frota toda la superficie con la ayuda de un paño o esponja. Para terminar, aclara y seca para sacarle todo el brillo a la superficie y dejarlo como nuevo.

Recursos6

Espejo y cristales

La fórmula única del Limpiacristales de Las 3 Brujas, no solo elimina cualquier rastro de suciedad o marca, sino que también consigue una espectacular transparencia sin trazas ni velos. Además, es de secado rápido, así que sus excelentes resultados los ves de inmediato.

Recursos7

Baldosas y azulejos de suelo y paredes

Nunca limpies el mármol con antical, porque dañarás su superficie. Gres y mármol los puedes tratar con sumo cuidado gracias a nuestro Limpiador concentrado. El producto ideal para superficies duras. Además, como no tienes que enjuagarlo después de su uso, ahorras tiempo. Pero antes no te olvides de barrer el suelo y eliminar los restos de suciedad que pudieran quedar en las paredes.

Recursos8

Por último, como recomendación general, te aconsejo siempre para el baño que tu limpiador sea antical y bactericida. ¡Pero ojo! Hay algunos tan potentes que podrán dañar la grifería o el elemento que estés limpiando. Nuestro Limpiador de baño desinfectante con efecto antical no es tan agresivo. ¿Has tomado buena nota?