Empieza el verano con relax y conviértete en una persona más zen

Comienzan tus vacaciones y es un buen momento para cambiar tu rutina. Sustituir la oficina por la playa o por el campo y desconectar de verdad del estrés de la ciudad y del trabajo. Para ello es muy importante llevar dieta saludable y hacer actividades de relajación como:

  • Yoga

Si lo tuyo es el yoga, puedes integrar esta actividad en tus vacaciones y seguir tonificando tu cuerpo. Te ayudará a evadirte de tus problemas y a relajarte en tus vacaciones.

Busca un lugar tranquilo donde puedas realizar esta actividad en armonía y serenidad. Si decides hacer las sesiones en tu casa, disfruta del silencio y utilízalo para conectar contigo mismo. Y si prefieres la naturaleza, escucha sus sonidos.

El mejor momento para realizar esta actividad es a primera hora del día, ya que es ideal para empezar el día con energía y con una actitud más abierta. Pero si prefieres practicar por la tarde, eliminarás las tensiones y el estrés que has generado durante el día. Y dormirás como un bebé.

Recursos

El silencio es muy importante en el yoga. Te ayuda a concentrarte y a realizar las diferentes posturas como estas:

  • Savásana o postura del relax. Te tumbas boca arriba, con las palmas de las manos hacia arriba y brazos separados del cuerpo. Solo tienes que relajarte y soltar el cuerpo.
  • Tadasana o postura de la montaña. Te mantienes de pie mirando con la columna firme, los pies en paralelo y los pulgares de los pies en contacto. Relaja los hombros, gira las palmas de las manos hacia el frente e imagina que cargas con piedras muy pesadas en las manos.
  • Utkatasana o postura de la silla. Flexiona las rodillas a la altura de los tobillos. Coloca los muslos tan paralelos al suelo como puedas. El torso debes colocarlo en ángulo recto con los muslos. Levanta los brazos mientras inspiras.

Mindfulness

Recursos2

Si lo que necesitas es la meditación, el mindfulness es una terapia de atención plena que consiste en prestar atención a los pensamientos, emociones, sensaciones corporales sin juzgarlas, apegarse a ellas o rechazarlas. El mindfulness incrementa el bienestar de las personas que lo practican. Previene el insomnio y te ayuda a dormir mejor, a controlar mejor el dolor físico y emocional y a gestionar tus emociones y reacciones de una manera más consciente.

Risoterapia

Recursos3

Es una técnica psicoterapéutica que busca producir beneficios mentales y emocionales a través de la risa. Y es que cuando nos reímos contraemos el diafragma, gesticulamos con hasta 50 músculos faciales y realizamos sonidos con la faringe, el velo del paladar y otras cavidades fonéticas.

Además, esta técnica tiene muchos beneficios. Desde cambios fisiológicos directos a cambios en el estado de ánimo. Gracias a la risa puedes estar más positivo y disfrutar mucho más de tus vacaciones.

Reiki

 Recursos4

Es una terapia de imposición de manos reconocida por la Organización Mundial de la Salud. Consiste en transferir energía y reconducirla entre los chakras para reequilibrar el organismo a través de la imposición de manos. De esta manera, estarás mejor físicamente, emocionalmente y espiritualmente.

 

Arteterapia

 Recursos5

Es una forma de psicoterapia que utiliza las artes plásticas para alcanzar el bienestar emocional y social. Esta técnica te ayuda a expresar tus sentimientos y a incrementar tu autoestima y confianza a través del dibujo, la pintura o la escultura.

También puedes cambiar de destino de vacaciones y realizar un retiro para reconectar contigo mismo y con los que te rodean. Los mejores destinos para hacerlo son:

  • Santa Cruz de Tenerife. Esta isla paradisíaca es el destino perfecto para desconectar de tu rutina. Huye de la gran ciudad y empápate del estilo de vida chicharrero mientras te relajas practicando reiki o risoterapia.

Recursos6

 

  • Es una de las ciudades más bonitas de España. Sus calles invitan a realizar paseos mindfulness y rincones como el Mirador del Barranco del Abogado donde podrás hacer yoga. Además, desde esta ciudad puedes escaparte a la Costa Tropical si te gusta la playa o a Sierra Nevada si eres más de montaña.

Recursos7

 

  • La capital de Navarra es la ciudad más tranquila en la que puedes vivir en España. Puedes aprovechar tu estancia para relajarte en el parque de la Ciudadela.

 

Recursos8

 

 

73 años al sol

Nunca antes en la historia de la moda una pieza tan minúscula desató tan grandes controversias. Este 2019 el bikini cumple 73 años de historia. ¿Fue quizá por lo poco que tapaba o por lo mucho que sugería?

 

El caso es que cuando en 1946 Louis Réard quiso presentar el bikini, no encontró modelo profesional alguna que quisiera lucir la doble prenda. Y tuvo que recurrir a la bailarina estríper francesa, Micheline Bernardini, quien por entonces actuaba desnuda en el Casino de París, para que lo hiciera. Cuentan que Louis, ingeniero mecánico reconvertido a diseñador de ropa, comentó que el desfile iba “a ser una bomba más potente que la que unos días antes había explotado en el atolón de Bikini”, durante las pruebas atómicas realizadas por EE.UU tras la posguerra en esa zona de las Islas Marshall, en el Océano Pacífico.

Recursos

Foto | La Vanguardia

Había nacido “oficialmente” el bikini.

Bueno, un poquito antes, del 400 a.C. se han encontrado pinturas que muestran mujeres vistiendo un dos piezas para actividades atléticas. También en mosaicos de Sicilia fechados durante el bajo imperio romano se muestran hasta 10 mujeres con una prenda parecida a lo que actualmente conocemos como bikini.

Pero demos un salto en la Historia. El uso de un traje específico para bañarse no se produce hasta el siglo XVIII, ya que, durante siglos, el cristianismo criticó duramente nadar o bañarse al aire libre. De las primeras batas de baño de este siglo, vestidos holgados hasta los tobillos y con mangas anchas, hechos de lana o franela, y que no atentaban contra la moral ni el pudor, pasando por 1907, año en el que aparece un bañador ceñido sin mangas y de una sola pieza de la nadadora australiana Annette Kellerman, hasta las décadas de 1930 y 1940 no se empiezan a ver diseños más escotados, que dejaban más piel a la vista e incluso con el abdomen descubierto.

Gracias a Coco Chanel, hacia 1920 los trajes de baño se acortan y se convierten en bodies que cubren hasta la mitad del muslo, y se eliminan las faldas para que la piel pueda broncearse con el sol, algo que deja de considerarse como algo de clase baja.

Recursos2

Foto

Y así hasta llegar al momento que has leído al principio de este post, cuando Louis Réard impresiona al público con su bikini moderno -porque dejaba totalmente descubierto el ombligo- y se lleva todos los honores en cuanto a la creación. En los primeros años luchó por convencer a la sociedad de que su uso no era algo vulgar, pero las ventas no fueron importantes. Incluso su uso estuvo prohibido en zonas de Francia, en España, Bélgica, Italia, Portugal, Australia y partes de USA.

Durante la década de los 50 del siglo pasado siguió desatando polémica a pesar de su escaso uso. Por ejemplo, en 1950 el Papa Pío XII condenó como pecaminosa la coronación, en bikini por primera vez, de una Miss Mundo, la sueca Kiki Hakansson.

La mismísima Esther Williams, nadadora, musa  y actriz de los musicales acuáticos de Hollywood, llegó a comentar: “Un bikini es un acto irreflexivo”.

Las actrices Brigitte Bardot, Anita Ekberg y Sofía Loren proporcionaron la visibilidad definitiva a la prenda especialmente en Europa al ser fotografiadas en las playas de Cannes y Venecia durante sus festivales de Cine. Contribuyeron de esta manera a que se autorizara su uso y fomentaron su popularidad. Mientras, se mantenía un debate de centímetros entre los diseñadores de EE.UU y los europeos, sobre si la parte inferior de la prenda debía cubrir o no el ombligo.

 Recursos3

Foto | WMagazine

Pero fue Úrsula Andress en 1962 con la mítica escena de su salida del agua con un bikini blanco en la película Dr. No de la serie de James Bond la que dio a la prenda su normalización definitiva en la gran pantalla y Raquel Welch con su aparición en 1965 en la revista Life. También es en esta década cuando los movimientos feministas contribuyen definitivamente a avanzar en la libertad de las mujeres por mostrar su cuerpo.

Recursos5

Foto

 Recursos4

Foto | Globalnoticias

En el ámbito social, su introducción en las playas de nuestras costas fue un poco más lento, ya que su uso estuvo prohibido en todo el territorio, implicaba multa y detención. Son 3 las ciudades que se disputaron “el honor” de haber sido las primeras en permitir su uso en la España del General Franco: Benidorm con su alcalde de entonces Pedro Zaragoza que viajó a Madrid para pedir su autorización con el fin de promover el turismo de la ciudad, Marbella y Santander (ciudad de la que datan las primeras fotos en 1948). Y las primeras mujeres en lucirlo fueron de nacionalidad francesa.

 

A finales de los 60 será cuando se haga más popular en nuestro país. En estos años, aparece también el concepto topless, surge la lycra y se convierte en el material estrella de las prendas de moda baño. Y será a partir de 1970 cuando se asiente como prenda preferida para tomar el sol y el baño en las playas por las mujeres.

Recursos6

Foto

 

Desde entonces, según los dictados de la moda, las mujeres usan bikini unas temporadas más que otras. De inmoral, indecente o vulgar ha pasado a convertirse en un básico. Y aunque en algunas zonas del mundo siga generando controversia, como por ejemplo el burkini, confiemos en que siga cumpliendo muchos muchos años.

Para que haya playa

Verano, tiempo de chiringuito y playa para muchos. 7.800 km de costa y más de 3.000 playas en nuestro país. Pero mantener limpias estas barreras naturales entre el mar y la tierra que son nuestras playas resulta imprescindible para conservar el medioambiente y el entorno marino.

Recursos

Además de ser un excelente espacio recreativo especialmente en verano, tienen un rol muy importante dentro del ecosistema, puesto que proporcionan un hábitat de condiciones singulares para animales y plantas. Por eso y para asegurar un perfecto disfrute para todos y su sostenibilidad en el tiempo, quiero que me acompañes a repasar una serie de prácticas fáciles de seguir y que nos beneficiarán tanto a nosotros como a nuestro planeta. Nuestra contribución es esencial para limitar el impacto que producimos en ellas. Venga, pongamos todos nuestro granito de arena para que siempre siga habiendo playa, mucha playa.

 Recursos7

Lee las normas de uso de este espacio público y respétalas.

No hay nada más que añadir.

Nuestras necesidades, donde corresponde

Seamos responsables y conscientes de que hay que utilizar los servicios públicos y no hacer en el mar nuestras necesidades fisiológicas. Basta que te imagines si no dónde te estás bañando.

Protégete del sol y protege el mar

Procura emplear para evitar los efectos del sol sobre tu piel protectores solares o bronceadores resistentes al agua. Evitarás así que se diluya en el agua y, por tanto, su contaminación.

Recursos2

El cristal, mejor en casa

Procura no llevar botellas y envases de vidrio. Se pueden romper y es muy fácil cortarse los pies.

 Recursos3

La basura, al cubo de la basura

Nada de arrojar nada, ni mientras estás en la playa ni en ningún otro momento. Latas, plásticos o cualquier desperdicio, siempre donde corresponda. Y si estás en una playa salvaje, sin cubos ni contenedores, con mayor motivo. Recoge todos los residuos y deposítalos en los contenedores correspondientes.

Como fumas, eres responsable de tus colillas

No dejes, nunca, nunca colillas en la arena o en el agua. Muchas especies marinas podrían tragárselas. ¿Sabías que cada filtro de una colilla de un cigarrillo puede contaminar hasta 3 litros de agua de mar? Así que provéete de un cenicero de playa o guárdalas en cualquier envase o recipiente para tirarlas después.

Recursos6

Las duchas públicas no son para ducharse como lo haces en casa

Evita derrochar litros de agua sin ton ni son. Refréscate y quítate la arena y el salitre. Nada más. Ni nada menos. No uses jabón o champú, piensa que se irán directamente al mar.

Hay que respetar la naturaleza

Esto no debería ni decirlo. Cada especie marina cumple una función dentro de su hábitat. Por eso no se deben coger peces, cangrejos, estrellas marinas, etc.

 Recursos5

Si te acompaña tu mascota, busca las playas donde esté permitida su presencia

Los demás bañistas no tienen por qué compartir el amor que tú sientes por los animales, ni la arena ni el mar con ellas. Al menos al mismo tiempo. Y sea cuando sea cuando estás con tu mascota, recoge sus desechos, por favor.

Recursos4

Si tienes una embarcación

O moto de agua, debes evitar navegar cerca de los bañistas. Además de por la peligrosidad que ello implica, por los vertidos de combustible que se puedan producir, que afectan tanto al agua como a la salud.

Lleva bolsas de basura en tu bolsa de playa

Una sana costumbre. No cuesta nada, no pesan nada y te sacarán de más de un aprieto.

 

Respeta los accesos a las playas

A veces, sin saberlo, y por llegar hasta un lugar privilegiado, estás invadiendo zonas vitales para otros seres vivos.

 

Como habrás podido comprobar, todas son prácticas muy fáciles de seguir, de sentido común y seguro que cumples con muchas de ellas. Sin embargo nunca está de más repasarlas. Porque queremos dejar un planeta mejor a nuestros hijos, ¿verdad?

Mosquitos: Mejor, no te rasques

Aunque no hayamos tenido una primavera especialmente lluviosa, el verano ya está aquí, y con él, solazo, altas temperaturas y también… ¡mosquitos! Si eres de las personas a las que estos diminutos seres te tienen frita, muy especialmente al atardecer y por la noche, sigue leyendo. Vamos a repasar algunos consejos para que los mantengas lejos y que disfrutes del verano sin rascarte ni un poquito.

Pero antes, que sepas que las únicas que pican son las hembras del mosquito. ¿Y sabes por qué sientes picor? Los mosquitos cuentan con una especie de aguijón muy fino del que se valen para atravesar tu piel, y con una serie de sensores localizan fuentes de sangre de tu cuerpo. Mientras estos pequeñísimos vampiros te chupan la sangre, inyectan una sustancia anticoagulante para que la sangre siga fluyendo. Tu organismo genera histamina y esta provoca la hinchazón e irritación en los nervios de la zona, generando el tan molesto picor.

También te habrás preguntado por qué pican a unas personas y no a otras. ¿Tendrán “un paladar” exquisito? Según reflejan algunos estudios, prefieren la sangre de las personas que posean los grupos sanguíneos 0 y B negativos, aunque eso no quita que puedan picar a personas de otros grupos. Además, como no tienen buena vista pero sí buen olfato, se sienten especialmente atraídos por nuestro calor corporal y el dióxido de carbono que generamos mediante la respiración; el sudor, el ácido láctico, el úrico, determinados olores, el amoniaco e incluso por el colesterol.

1Recursos

Y las picaduras no solo son molestas. Como bien sabes, también pueden transmitir distintas enfermedades, aunque no tan graves en nuestra península como las que pueden contraerse en algunos lugares de África y Asia: fiebre amarilla, malaria, dengue o el virus Zica, por poner unos ejemplos.

En cualquiera que sea tu lugar de vacaciones, playa, campo o montaña, la mejor prevención es recurrir a repelentes de mosquitos que en su formulación tengan entre un 10 y un 30% de dietiltoluamida (DEET) entre sus principios activos, el componente que la Organización Mundial de la Salud considera como el más eficaz.

 2Recursos

Bien. ¿Pero cómo ponerles más dificultades para que piquen?

  1. Instalar mosquiteras en puertas y ventanas.

 3Recursos

  1. Parece de cajón, pero es así. Conviene permanecer el menor tiempo posible al aire libre entre el atardecer y el amanecer, aunque sea verano. Sí, ya hay especies de mosquitos que actúan también de día, como el temido y cada vez más extendido por nuestra geografía, mosquito tigre, pero por suerte aún no está demasiado extendido.

 8Recursos

  1. Alejarse de los puntos de luz si ya es de noche.
  2. Seguir diariamente una correcta higiene corporal, ya que la excesiva sudoración que provoca el calor del verano y los olores fuertes son su mejor reclamo.

 9Recursos

  1. No utilizar perfumes muy intensos ni especialmente dulces.
  2. Eliminar recipientes en los que pueda quedar agua acumulada, ya que son las zonas donde más les gusta vivir.
  3. Cambiar con regularidad el agua de los bebederos de tus mascotas si las tienes.

10Recursos

  1. Vestir ropa que cubra lo máximo posible de piel. Ya sé que estamos en verano, pero cuanta menos piel les ofrezcas como objetivo, mejor. Y huye de colores oscuros como el negro, azul marino o muy brillantes, se sienten muy atraídos por ellos.
  2. Plantar en las macetas citronela o albahaca, perece que su olor desagrada a los insectos.
  3. Emplear difusores eléctricos o vaporizadores de repelentes, líquidos o en pastillas.

5Recursos

  1. Llevar pulseras antimosquitos.

4Recursos

Y si ya te han picado, lo más importante, que ya sé que es difícil, es no rascarse. ¿Por qué? Porque hacerlo no solo no elimina la hinchazón ni el picor. Muy al contrario. Los empeora. Agita la saliva del mosquito en nuestro interior, se aumentan los niveles de serotonina en la piel y termina por intensificar el picor. Rascarse incluso puede romper la piel, que facilita que las bacterias de la piel y de las uñas generen una infección bacteriana en la zona de la picadura. Lo mejor:

 

  • lavar la picadura con agua y jabón

6Recursos

  • extraer el aguijón si lo hubiera (muy especialmente en el caso de picaduras de abeja)
  • aplicar hielo o frío para disminuir la inflamación

7Recursos

  • en casos más graves, alguna crema o pomada, y antihistamínicos, pero siempre bajo prescripción médica

 

Ten claro que no son infalibles. Pero cuantos más consejos sigas de todos los que te he contado, más dificultades les pondrás a los mosquitos. Así podrás asegurarte el disfrutar, este y todos los veranos, del aire libre sin sus molestas picaduras. ¡Síguelos!

Hoy, Día mundial del Helado de Chocolate

Sí, existe. Increíble pero cierto: el Día Mundial del Helado de Chocolate. Igual hasta te has quedado…. helada. Tan cierto como que se celebra tal día como hoy, el 7 de junio. Y por si tampoco lo sabías, aquí estoy yo para informarte de que el Día Internacional del Helado, así, sin sabores, se conmemora el 12 de abril. Apúntate estas fechas en tu agenda para, a partir de ahora, celebrarlos como es debido.

 

La historia del helado es una historia milenaria. Y sobre su origen existen teorías diversas. Que si Nerón, en tiempos de los romanos, hacía traer nieve de los Alpes para prepararle una bebida refrescante a modo de sorbete con nieve frutas y miel… O que si fueron los chinos, antes de Cristo, quienes también mezclaban parecidos ingredientes con el blanco elemento con ese fin. Otros cuentan que fue el aventurero Marco Polo quien lo trajo a Europa desde Oriente.

Pero de lo que sí hay datos es de que en 1660 un cocinero siciliano de nombre Procopio creó en su cafetería de París el que se considera primer helado artesanal, utilizando un artilugio de su invención que homogeneizaba hielo, frutas y azúcar.

 1Recursos

Sea como fuere, es tan delicioso que siglo tras siglo no solo ha llegado hasta hoy sin derretirse la pasión que provoca, sino que es uno de los alimentos más consumidos en todo el mundo. Así que podemos pasar a disfrutar y relamernos con algunos de sus beneficios. No son un elemento básico de la dieta, no. Pero sí, un agradable complemento de la misma. ¿Vemos algunos?

El primero, menos científico, pero más simpático: comer helados nos hace sentirnos más felices. Bueno, algo de ciencia hay, ya que contiene un aminoácido llamado triptófano que aumenta los niveles de serotonina en nuestro cuerpo, hormona que contribuye a eliminar los niveles de depresión.

 

Son nutritivos

Los helados cuyo ingrediente base es la leche tienen un valor nutritivo alto. Por eso son un alimento adecuado para niños, adolescentes y, en general, para las personas que necesitan un aporte de proteínas de alto valor biológico y calcio. Lo que los hace también una mejor opción frente a otros dulces.

Los de base acuosa -sorbetes y helados de agua- ofrecen un valor nutritivo menor, siempre que no tengan proporciones elevadas de frutas y derivados. Pueden aportar vitaminas y minerales, pero no son una fuente importante de ellos en nuestra dieta. También, el hecho de que no incorporen grasas los hacen adecuados para las personas que tengan problemas relacionados con un colesterol alto.

 2Recursos

Aportan buenas dosis de calcio

Un consumo de 100 g aporta entre el 5 y el 15% de nuestras necesidades diarias, así que se convierten en una alternativa interesante para completar la cantidad que debemos ingerir de este mineral. Especialmente para aquellas personas que por sus hábitos alimenticios no llegan a consumir las cantidades diarias que nos recomiendan.

 3Recursos

No engordan como se cree

La aportación energética promedio de los helados no supone más que un 12% de la cantidad de calorías que debe cubrir nuestra dieta. 100 g de helado de base láctea supone un aporte calórico de entre un 5 y un 12% de las cantidades diarias recomendadas de energía. Y si es tipo sorbete, 100 g de producto no alcanza ni el 10% de las recomendación diaria de energía.

4Recursos

Fuente de vitaminas

Como la D, que ayuda a una mejor absorción del calcio. Y la B2, que podría cubrir entre el 10 y el 15% de nuestras necesidades diarias.

5Recursos

En cuanto a la integración de los helados en nuestra alimentación, te quiero señalar que lo más indicado es comerlos dentro de las comidas. Y lo menos posible entre horas. Como postre nunca deberán sustituir a las frutas; aportan menos calorías que los pasteles y tienen menos hidratos de carbono y azúcares.

6Recursos

Si tienes niños, los helados les pueden proporcionar una parte importante de las proteínas que necesitan, que al ser de origen lácteo, además son de buena calidad. Y al respecto de las vitaminas, la mayor cantidad que contienen es de B12, muy importante entre otros factores para su crecimiento.

 

Como resumen, si todos estos datos te han dejado fría, quédate con que el consumo de helados es un placer que nos podemos permitir, siempre dentro de unos límites razonables y dentro de una dieta variada y equilibrada. ¡Vamos, a disfrutar! Celébralo y empieza bien la temporada de helados con tu favorito, aunque no sea de chocolate.

 

 

Las mejores vacaciones también para tu cabello

¿Sabes cómo lucir en verano un cabello sano y bonito? El verano es la época que más se presta a mostrar nuestro pelo en todo su esplendor. Pero también es la estación del año en la que más sufre -sol, altas temperaturas, mar (sal), piscina (cloro)- y a la que llegamos, quizá, sin haberle dedicado los mimos suficientes durante el invierno y la primavera. Ausencia de brillo, puntas abiertas, tallos resecos…

El cuidado del cabello deberíamos entenderlo como algo que tenemos en mente y en cuenta durante todo el año y no una cuestión de uno o dos meses antes de que lleguemos a las vacaciones estivales. En cualquier caso, aquí van unos consejos que he recopilado para ti.

Recursos1

Antes del comienzo de las vacaciones es un momento excelente para realizar un corte y sanear la melena para fortalecerla. Especialmente para acabar de un plumazo con las puntas abiertas. Evitarás que el tallo continúe abriéndose y además, eliminarás la zona que más ha sufrido con el secador, las planchas, los tintes, etc. ¿El truco? Cortar unos 5 cm aproximadamente.

Si llevas el pelo teñido, sabrás que las coloraciones tienden a resecar el cabello. En consecuencia, deberías utilizar algún protector capilar para que el calor y el sol propios de la estación no lo dañen aún más. Un consejo muy útil es aplicar sprays capilares con filtro solar en forma de aceite que protejan el color, ya que muchos tintes son especialmente sensibles a los rayos UV. También en tu peluquería habitual puedes solicitar un tratamiento de fibra capilar que sella la cutícula de tu pelo y minimiza el daño que pueden provocar los químicos del tinte.

Hablando de tratamientos. Dos son los básicos que los expertos recomiendan habitualmente: uno de tipo keratínico para restaurar el cabello dañado, seco y quebradizo, y otro de regeneración capilar para preparar el cabello, que además lo dota de un extra de volumen. También es interesante hacerse algún tipo de tratamiento profesional, muy recomendable si tienes el pelo fino, lacio o delicado. Hay tratamientos de mucho tipos, por ejemplo, a base de proteínas, aminoácidos, hialurónico, fortalecedores, détox… ¿Has oído hablar de la exoplastia? Un tratamiento a base de proteínas de colágeno que aporta al cabello dosis extra de brillo y facilita el alisado enormemente. Cuentan que es lo más recomendado si se te encrespa el pelo con mucha facilidad. Pregunta cuál es el más adecuado para ti según el estado de tu cabello en tu peluquería habitual.

 Recurso2

¿Te haces mechas? Si tu respuesta es afirmativa, el consejo es dártelas cuando las necesitas. No pensando en que te vas a marchar de vacaciones. De hecho hay especialistas que aconsejan ponérselas por última vez en mayo y dejar que el sol vaya haciendo su labor durante los meses de verano.

El mismo consejo lo debes tener en cuenta en el caso de que estés pensando en teñir o decolorar tu cabello. Mejor, hacerlo antes de que llegue el verano. Recuerda que los colores rojizos y los rubios son los que más sufren las consecuencias del sol estival.

Y si lo que te preocupa también para estos meses es el cuidado del cabello, aquí te dejo unos básicos:

Cambiar de champú

Por uno más hidratante para estos meses, ya que tanto sol, cloro y agua salada del mar lo deshidratan.

La hidratación, clave

Ya que has llegado a estos días con tu pelo perfectamente hidratado, el consejo siguiente es hidratarlo en profundidad con una mascarilla profesional y adaptada a tu tipo de cabello. Puedes sustituir el acondicionador por una mascarilla en cada lavado, especialmente si tienes una buena melena. Te proporcionará la hidratación, nutrición, vitalidad y brillo que se hayan perdido.

Y si quieres conseguir una hidratación más intensa, aplícala en cada lavado y déjala actuar más tiempo. Penetrará mejor en el cabello.

Recursos3

Utiliza menos el secador y las planchas

Déjalo que se seque al viento, al natural. Reduce a un solo uso a la semana, dos como mucho.

Protégelo con recogidos

Llevar el cabello recogido es un truco infalible para protegerlo ante cualquiera de las inclemencias que te he mencionado. Además, resulta mucho más cómodo.

Recursos4

Agua fría

En los aclarados. Porque es sumamente beneficiosa para el cabello y el cuero cabelludo. Mejora la circulación sanguínea, ayuda a eliminar los restos del día y aporta un plus de brillo. Y si puedes, dúchate al entrar y salir de la piscina o el mar. Al entrar, porque pelo húmedo absorbe así menos salitre y cloro. Y al salir, para eliminar cualquier tipo de resto.

Aceite a diario

Para evitar que se reseque más de la cuenta con tanta agresión externa.

Siempre con protector solar

Al igual que haces con tu piel. Ya sean en crema o en aceite, además de la protección frente a los rayos UV, aporta brillo y facilita el desenredado.

Recursos5

Ponte un sombrero

Porque te ayuda a protegerlo de los rayos del sol. O un pañuelo, una cinta o diadema. Ayuda a que el cabello conserve durante más tiempo su hidratación y disminuye por tanto el riesgo de que se quede reseco.

Recursos6

Sigue una dieta equilibrada

Ya que lo estás alimentando por fuera, alimenta tu cabello también por dentro siguiendo una dieta adecuada para aportarle las vitaminas que necesita: A, B, C, D y E.

 

Como verás, no es una tarea para nada complicada si la incluyes en tus rutinas de belleza. Y en la que lo más importante, como siempre, para conseguir los resultados deseados, es ser persistente. ¿Nos ponemos a ello?

Regresa al futuro

Lo pasado, pasado no está. El pasado siempre vuelve y está de moda. Porque ¿no te has dado cuenta? Está de moda vestir ropa de segunda mano de otras épocas, rescatar muebles antiguos, rebuscar por mercadillos para recuperar objetos decorativos, discos de vinilo, cómics, videojuegos, consolas, cámaras de fotos instantáneas, etc.

Retro, vintage o nostalgia, son conceptos tan actuales que los convertimos rápidamente en tendencia. Aunque para los más puristas, lo retro es todo aquello que nos evoca el pasado aunque no pertenezca a él, o lo que es lo mismo, que no es antiguo; vintage es lo que sí está fabricado en el pasado; y nostalgia se refiere a un concepto subjetivo que describe sentimientos y emociones asociados al pasado y que revivimos con un determinado consumo, sea vintage, retro o actual.

Seamos o no puristas, nos encantan. Sentimos casi frenesí por mirar atrás y, no solo son los mayores quienes sienten añoranza por la juventud pasada. Incluso las nuevas generaciones -digitales, milenials, etc.- optan por este tipo de consumo.

Así que me he puesto la cazadora de hombros redondeados, solapa grande y silueta globo, como de recién salida de Regreso al Futuro y me he dado una vueltecita para traerte un montón de referentes para tu inspiración y para que seas la primera en estar a la última.

Moda

Vas a querer ponértelo todo ya mismo. Empezamos por el cuero, que fue protagonista también del otoño. ¿Te sientes una femme fatal? Pues es tu momento con este material, pero en negro siempre y utilizado de forma prácticamente integral. De los 70 se recuperan los colores llamativos, los estampados florales, los pantalones de tiro alto y las chaquetas de pana con toques hippies. De los 80, toda su estética; pero si eres un poco más clásica también te puedes decidir por prendas tipo Belle Époque.

Peinados

Si te gustan los peinados vintage, hazte una búsqueda en la red por todo lo que respire años 20 y sus flapper girls, las ondas de los 50, los recogidos voluminosos de los sixties, estilo pin up, los recogidos retro o  estilo Mullet Hair (corto por delante, largo y más descuidado por detrás) para las más fashion y estarás completamente al día.

 04_Recursos1

Maquillaje

Pocas son las que se atreven. El maquillaje retro o vintage tiene como bandera a una mujer fuerte, que destila carácter, feminismo y osadía. ¿Eres una de ellas? Pues sigue estas tres reglas básicas: labios en tonos muy fuertes e intensos, jugosos y envidiables; ojos delineados en un intenso y dramático negro que recuerden a mujeres tipo Pin Up, muy sensuales y para terminar, mucho blush o colorete. Recuerda, sencillo, glamuroso y osado.

Y lo queremos hacer extensivo a otros ámbitos, lo vintage o retro también es tendencia en ámbitos como la decoración e incluso la tecnología.

Decoración

Muchas de las tendencias de decoración para esta temporada recuperan estilos o materiales de otras épocas: regreso de las líneas curvas en el mobiliario, look neofifty y espíritu vintage para sofás y sillones. Eso por no hablar del papel pintado, el terrazo en suelos y paredes, las lámparas de araña o el estilo Art Déco.

04_Recursos2

Fuente imagen: Decoracion2.com

Tecnología

La nostalgia también parece haberse instalado en este ámbito. El regreso de viejos móviles en su versión Smart es tendencia en nuestros días. Relanzamientos de modelos icónicos de los 90 como el que aparecía en la película Matrix u otros tipo “concha” convenientemente actualizados en funcionalidades y prestaciones como los de ahora. Y si hablamos de consolas de videojuegos, aquí lo retro está ganando cada día más popularidad. Prácticamente todas las marcas han recuperado los modelos principales que las hicieron famosas desde su nacimiento.

 

Moda, belleza, decoración, tecnología, incluso alimentos y bebidas. El consumo vintage y retro siempre volverá y volverá. Quizá porque en este tiempo que pasa tan rápido en el que vivimos buscamos algo de calma para sentirnos más seguros. O, simplemente, porque necesitamos más momentos para la reflexión. Y tú, ¿qué encuentras en esta tendencia?

Nada más sano y sabroso que una ensalada bien preparada

Las ensaladas, un mundo infinito para comer de la manera más sana. Tan variado y amplio que seguro que todavía te queda mucho por descubrir.

Por eso estoy aquí, para ayudarte a revelar la inagotable fuente de bienestar, vitaminas y minerales que se puede obtener de las ensaladas.

Sigue mis consejos y ya nunca volverás a preparar una ensalada sosa o aburrida, sino que las ensaladas se convertirán en tu manera favorita de experimentar sabores y comer mientras te cuidas.

Además, si te quedas sin ideas no tienes de qué preocuparte, porque te daré algunas recetas originales para que te inspires y dejes volar tu imaginación creando las tuyas.

TRUCOS DE MAESTRO

¿Lechuga mustia? Devuélvela a la vida

Las hojas de la lechuga no se mantienen frescas y crujientes para siempre, de hecho, en cuanto llevan unos días en la nevera empiezan a perder su color y se ponen mustias. Esto no quiere decir que se ponga mala, pero existe un truco muy sencillo para devolver las lechugas a su mejor momento.

Para recuperar cualquier tipo de lechuga, brotes tiernos, canónigos, hojas de rabanito, remolacha, espinaca o col simplemente tienes que meterlas en remojo.

Asegúrate de que las pones en un lugar en el que no haga calor y con agua fresca, porque las hojas deben absorber poco a poco el agua. Espera de treinta minutos a cinco horas, dependiendo del tipo de hoja y en cuanto veas que vuelven a tener aspecto sano, lánzate a preparar tu ensalada.

POST_MAR19_S1_500x500-1

Mágicas legumbres

Para mucha gente las ensaladas son un plato que llena poco y que normalmente toman como entrante o acompañamiento.  Pero están muy equivocados, porque una ensalada con legumbres es un plato muy completo, sabroso y que además resulta saciante.

Ponte manos a la obra, elige tu legumbre favorita y disfruta del sabor y textura que aportan a la ensalada. Hay muchas posibilidades: garbanzos, lentejas, judías o habas entre otras le van a dar el toque extra que necesita. Solo tienes que escurrirlas bien.

POST_MAR19_S1_500x500-2

Bien escurridas saben mejor

Parece obvio, pero para que todos los sabores de tu ensalada destaquen y sepan a lo que tienen que saber es indispensable que las verduras y la lechuga estén bien escurridas. El exceso de agua acabará diluyendo el aliño y quitándole todo el sabor a la ensalada.

Por eso debes asegurarte de escurrir bien todas las verduras una vez lavadas, ya sea utilizando un centrifugador de ensaladas o secándolas suavemente con un papel de cocina.

Todo a mano

Preparado con las manos todo sale más artesano, sabe mejor y tiene una apariencia más natural. Eso sí, lávatelas bien antes de tocar cualquier alimento. Obviamente hay cosas para las que necesitarás cuchillo, pero para el resto, usa las manos y córtalo en trozos que quepan fácilmente en la boca. Al ser pedazos más pequeños, te aseguras de que los ingredientes se mezclen bien y puedas coger un poco de todo con el tenedor. También puedes lanzarte a mezclar bien la ensalada con las manos que siempre da buen resultado.

Sorprendentes semillas

Abre tus ensaladas a la sensación del momento: las semillas. Son pequeñas, sí, pero aportan mucho sabor y energía al plato simplemente con añadir un puñadito. Además, hay una gran cantidad de tipos como las de sésamo, chía o lino entre otras muchas. Aprovecha su versatilidad y úsalas enteras, machacadas o como aliño.

Más frescor y energía

Otra de mis opciones favoritas para darle consistencia a las ensaladas y que tengan un sabor menos monótono es añadirle cereales o fruta. Todo depende de lo que te apetezca en cada momento. A lo mejor te apetece una ensalada con base de arroz integral, cuscús, quinoa o quizá quieres algo más fresquito y decides hacerte una ensalada con gajos de naranja o mandarina, trozos de manzana o pera, limón recién exprimido, trocitos de papaya o mango. Como ves, los límites los pones tú y solo tienes que unir ingredientes que se complementen bien.

 El toque final

Usa la creatividad para los aliños, no todas las ensaladas tienen que llevar aceite y vinagre. Existen un gran tipo de aliños que le aportarán algo diferente a tu ensalada. Busca inspiración en distintos lugares y descubre aliños como el tahini, los aliños hechos con cremas de frutos secos, miso o zumos de frutas.

Ensalada de mini rábanos

Una ensalada suculenta, suave y muy, muy sana. En ella se mezclan los sabores y beneficios de originales ingredientes. La lombarda aporta vitaminas C y E; la manzana te dará un buen aporte de fibra; y los mini rábanos, antioxidantes esenciales. Además, puedes añadirle también frambuesas para potenciar el sabor y los beneficios de esta ensalada. Por último, alíñala a tu gusto con una fresca vinagreta y a disfrutar.

POST_MAR19_S1_500x500-3

Ensalada de quinoa y alubias negras

Pocas ensaladas te darán más energía que esta. De hecho, aporta suficiente proteína como para que no necesites comer ninguna proteína animal a lo largo del día. La quinoa es el cereal con mayor aporte de proteína y al juntarlo con las alubias obtendrás una gran cantidad de nutrientes y vitaminas. Añádele además tofu, tomate, cebolla, zanahoria y alíñalo con una salsa de aceite, zumo de limón, ajo, mostaza y albahaca para llevar de viaje a tus papilas.

POST_MAR19_S1_500x500-4

Ensalada con brócoli

El brócoli es un ingrediente que, pese a su delicioso sabor y alto valor nutricional, por alguna razón a mucha gente se le olvida incluirlo en el mundo de las ensaladas.  En realidad es un alimento perfecto, contiene calcio, fósforo, magnesio y zinc, lo cual ayuda a fortalecer los huesos, entre otros beneficios. Descubre lo mucho que puede aportar el brócoli a una ensalada, échale tus ingredientes favoritos y termina el plato con un aliño de yogur desnatado que seguro hace que repitas más de una vez.

POST_MAR19_S1_500x500-5

Con el invierno a flor de piel

Por lo general, estamos acostumbrados a proteger más nuestra piel en verano que en invierno. Quizá porque pasamos más tiempo al aire libre o porque estamos más concienciados respecto a la exposición al sol cuando este aprieta. Pero el caso es que con la llegada de los fríos de diciembre, enero, febrero y marzo, el órgano más grande de nuestro cuerpo, el que nos defiende del exterior y el que refleja la salud interna de nuestro organismo, la piel, debe acaparar también atenciones muy especiales.

Los contrastes bruscos de temperatura, el paso de un lugar interior y calor seco al exterior húmedo o viceversa, la falta de sol, la humedad del ambiente, el viento helado o las muy bajas temperaturas pueden producir deshidratación, tirantez, mayor sensibilidad y contribuir a su envejecimiento prematuro.

En el post de hoy te voy contar cosas que te ayudarán a entender el porqué en esos meses los cuidados de la piel deben ser iguales o mayores que en pleno verano y a evitar que tenga una apariencia reseca y sin vida.

Lo primero que hay que saber es cómo afecta el frío a nuestra piel. Este hace que los vasos sanguíneos que hay debajo de ella se contraigan con el fin de mantener mejor nuestra temperatura corporal interior. Así, la circulación sanguínea de la piel se reduce y, en consecuencia, recibe menos oxígeno y menos nutrientes. ¿El resultado? Nuestra epidermis aparece indefensa ante el frío y queda expuesta a los ataques de cualquier agente exterior.

La buena noticia es que proporcionándole los cuidados adecuados puedes disfrutar de una piel radiante, a pesar del frío. Antes de cualquier otra cosa, dos son las rutinas imprescindibles de belleza e higiene que debes incorporar, si no lo has hecho ya, para esta época: exfoliar y humectar.

 BLOG1Recursos1

Exfoliar: el gesto más importante para evitar tener tu piel reseca. Hazlo, pero sin frotar y con exfoliantes suaves, sin alcohol, con el fin de evitar la acumulación de restos de piel seca. Eliminarás las células muertas de su superficie y facilitarás que tu piel absorba los productos que contribuyen a mejorar su grado de humedad de forma más efectiva.

Humectar/hidratar/nutrir. A diferencia de lo que podamos pensar, el frío provoca mayor deshidratación en la piel que el calor debido a la vasoconstricción de los capilares. Hay que tratar especialmente el rostro, la parte de tu piel más expuesta a las inclemencias del tiempo. Para hidratarlo convenientemente, emplea una buena loción hidratante y cremas de alto contenido en aceite o con texturas más densas.

 BLOG1Recursos7

Dos son también las formas de cuidarla mejor: desde nuestro interior y desde el exterior.

La dieta es nuestra mejor aliada para cuidar la piel desde el interior de nuestro propio cuerpo. ¿Cómo? Mediante una alimentación sana y equilibrada, rica en vegetales, frutas, grasas buenas y cereales integrales, como debe ser durante todo el año por otra parte. Estos alimentos deberían estar siempre presentes: pescado azul por su riqueza en omega 3, uno de cuyos componentes, además, preserva el colágeno; los cítricos como naranjas, mandarinas o kiwis y las verduras como el brócoli por su vitamina C; almendras y frutos secos, ricos en vitamina E y como aporte extra de antioxidantes; hablando de antioxidantes no me puedo olvidar de las zanahorias, fuente también inagotable de vitamina A; y A también de aguacate, que además de vitaminas A, B, D, E aporta una gran capacidad de hidratación y proteínas. Por último, recuerda ingerir un mínimo de 1,5 litros de líquido diario, en forma de agua o infusiones de frutas o hierbas.

BLOG1Recursos3

Y  para no agredirla más desde el exterior, unos básicos. Mejillas, labios cuello, escote y manos suelen ser las zonas de piel más sensibles al frío.

  • No hay que abusar de baños y duchas con agua excesivamente caliente o fría, si eres así de valiente. Mejor siempre con agua tibia, en 10 minutos y no hacerlo más de una vez al día, ya que la frecuencia aumenta aún más la deshidratación de la piel. Evita también lavarte excesivamente las manos y, tanto para lavártelas como para el baño o la ducha, utiliza productos suaves y mejor, testados dermatológicamente.
  • Una vez que salgas del baño, hidratación, hidratación e hidratación. Especialmente si padeces algún tipo de afección cutánea (dermatitis, psoriasis…). Seca tu piel mejor a base de palmaditas más que frotando fuerte con una toalla. Acto seguido aplica una buena loción o crema hidratante, conseguirás mayor absorción. Elige fórmulas enriquecidas con emolientes y humectantes, con mayores aportes de grasas, como las de almendras o Argán, o que incluyan componentes como las ceramidas o ácido hialurónico.

BLOG1Recursos6

  • Y para cuando salgas a la calle, la mejor protección para la piel de tus manos es la que brindan unos buenos guantes. Tampoco está de más usar protección solar para el rostro aunque lo asocies solo al verano, incluso en días nublados y aunque no sientas el calor de los rayos del sol.

BLOG1Recursos4

Un apunte especial: labios para mantenerlos perfectos. ¿El método más efectivo? Evitar chupárselos o mordérselos cada dos por tres. No ayuda para nada a hidratarlos y encima conseguirás que se sequen e irriten más. No uses bálsamos de sabores, pues “te invitarán” a chupártelos de nuevo.

Debes exfoliarlos al menos una vez a la semana con un producto suave, hidratarlos desde el interior -como has leído más arriba- bebiendo la suficiente cantidad diaria de líquidos, y utiliza, desde fuera, hidratantes labiales o bálsamos, pero elige aquellos que incluyan además en su formulación una eficiente protección solar.

Y por último, recuerda que cuando cuidas tu piel y la proteges de forma correcta todo el año, evitas su envejecimiento prematuro y la aparición de feísimas manchas. ¡Feliz invierno!

La carrera de Filípides

3 años, 2 meses, 14 días y 16 horas corrió el famoso Forrest Gump atravesando los EE.UU. Lo que supuso un total de 19.024 millas, o lo que es lo mismo unos 728 maratones. Todos sabemos que Forrest es un personaje ficticio, pero lo que también queda claro, es que este era todo un atleta. Porque, ¿cuántos de vosotros sois capaces de correr un maratón? Y hablando de maratones, ¿sabéis cuál es el más famoso del mundo? ¿cuántos km tiene? ¿su historia?

En el post de esta semana hablaremos sobre la carrera más importante del mundo y sobre su historia. Surcaremos el barrio de Dumbo en Brooklyn y os contaremos lo que hay detrás de los maratones.

5 días han pasado desde que tuvo lugar uno de los eventos deportivos más importantes y largos del planeta. Y es que el maratón de Nueva York no es una carrera más, sino que se trata de uno de los maratones más importantes del mundo. Con más de 90.000 participantes cada año, es uno de los integrantes de los World Marathon Majors, una competición que agrupa las carreras más importantes del planeta. 42,195 kilómetros de trayecto que desde 1970 se celebra por toda la ciudad norteamericana.

02_Recursos1

La carrera comienza en Staten Island y atraviesa el Puente Verrazano Narrows. En los primeros km es donde se agrupan todos los participantes y seguro que la imagen os suena, ya que se trata de una de las estampas deportivas más famosas.

El trayecto pasa por Brooklyn y después por Queens. Luego se atraviesa el río Este a través del puente Queensboro para llegar a Manhattan. Es cuando el recorrido coge el rumbo por la Primera Avenida, pasa por el Bronx y finalmente retoma Manhattan por la Quinta Avenida para terminar los 42.195 metros en Central Park.

02_Recursos2

Pero, ¿por qué 42.195 metros?

Cuenta la leyenda que un soldado griego llamado Filípides corrió 42.195 metros desde Maratón hasta Atenas, para anunciar la victoria griega sobre el ejército persa. Y al morir en la gesta, esta fue conmemorada con una carrera que perduraría en la eternidad. Hay otra leyenda que afirma que la historia no fue así, sino que Filípides recorrió más de 200km para avisar a los espartanos de que el ejército persa desembarcaría en Maratón. Lo cierto es que, como pasa con la mayoría de las leyendas, nadie sabe cuál es la cierta. Por lo que dejamos a vuestra elección la que más os guste.

02_Recursos3

Pero si de verdad queréis saber el porqué de los 195 metros de más que tiene el maratón, debemos remontarnos a los Juegos Olímpicos de Londres de 1908, cuando la Reina Isabel estableció sin darse cuenta esta distancia. Os explicamos. La distancia que separa la ciudad de Windsor del estadio White City en Londres es de 40km. Sin embargo, la Reina quiso que la salida fuese frente al balcón Real del Palacio de Windsor, por lo que la salida tuvo que ser retrasada 2.195 metros más, lo que alargó la carrera a la distancia con la que hoy en día es conocida.

Seguro que muchos de los que nos leéis habéis corrido alguna vez una carrera, al menos de las cortitas de 5km. Si es así, probad con la de 10 la próxima vez y así sucesivamente. Porque en el running, al igual que en la vida, los límites nos los ponemos nosotros mismos. Así que, si Filípides pudo correrlos, ¿por qué vosotros no?

Fotos | 1, 2, 3