Trucos para tener una mente brillante

Para una bruja como yo, que siempre estoy truco por aquí, hechizo por allá, es imprescindible que la cabeza funcione a las mil maravillas. Pero también entiendo que para una persona como tú, que entre la familia, el trabajo, la casa y los amigos estás siempre con cientos de cosas a la vez, esto también resulte imprescindible.

Por eso hoy te voy a contar los trucos que utilizo para que mi cabeza funcione a pleno rendimiento y no falle nunca cuando me concentro a la hora de hacer uno de mis conjuros. Ya verás como te vienen fenomenal.

Lee tanto como te sea posible.

La lectura es una de la formas más eficaces de entrenamiento mental que existen y es que su práctica pone en funcionamiento diversos procesos mentales como la percepción, la memoria y el razonamiento. Además, cuando leemos interpretamos letras, palabras y frases en imágenes mentales y así somos capaces de dotarles de un significado válido para nosotros. Por ello, mientras leemos, nuestra imaginación y creatividad florecen al tiempo que lo hace nuestro vocabulario. También debes de tener en cuenta que cuanto más ambiciosa sea tu lectura, mayor será el aprendizaje que recibas.

 POST_MAR18_S1_500x500-1

Entrena tu memoria.

Cuando se trata de estimular nuestras capacidades cognitivas pocas cosas son tan útiles como ejercitar la memoria. Para ello existe una gran cantidad de ejercicios que consisten en retener información auditiva o visual o los crucigramas, los juegos matemáticos como el sudoku, los rompecabezas o el ajedrez.

Si decides poner en práctica este consejo, y para que no te desesperes ni frustres en tu primer intento, te recomiendo que comiences por ejercicios de nivel sencillo y, poco a poco, vayas aumentando el nivel de dificultad.

 POST_MAR18_S1_500x500-2

Aprende un nuevo idioma.

El aprendizaje de un idioma es una de las actividades de entrenamiento mental que más áreas de la corteza cerebral implican en su práctica. Según diversos estudios, aprender un nuevo idioma puede ayudar a prevenir el alzheimer y, además, ha quedado demostrado que las personas bilingües tienen unas mayores capacidades de concentración y aprendizaje.

Quizá a estas alturas llegar a ser bilingüe resulte muy complicado, pero el simple hecho de esforzarse en aprender un idioma y de ponerlo en práctica, ayuda enormemente a generar reserva cognitiva. Una práctica sencilla es que, a partir de ahora, veas las películas y series en versión original con subtítulos en español.

 POST_MAR18_S1_500x500-3

Descubre qué hay fuera de tu zona de confort.

Cuando decidimos cambiar nuestros hábitos y empezar a realizar nuevas actividades a las que nuestro cerebro no está acostumbrado contribuimos enormemente a estimularlo, especialmente si se trata de actividades que supongan un reto intelectual.

Como ejemplo se me ocurre que aprendas a tocar un instrumento musical, comiences a estudiar algo que te guste o, incluso, que conozcas gente nueva con inquietudes similares a las tuyas.

 POST_MAR18_S1_500x500-4

Come saludable y practica deporte.

Llevar una dieta sana y practicar actividades deportivas ayudan considerablemente a mejorar la salud de tu cerebro. En el caso de la dieta, te recomiendo que comas alimentos ricos en proteínas y ácidos grasos omega 3. Así ayudarás a tu cerebro a estar “bien alimentado”. En cuanto a la práctica de deporte, ya sea aeróbico o cardiovascular, te sugiero que lo adaptes a tu condición física y que paulatinamente vayas aumentando la intensidad. De esta forma aportarás grandes beneficios a tu sistema cognitivo.

POST_MAR18_S1_500x500-5

Con estos trucos seguro que eres capaz de quitar esas pequeñas motitas de polvo que hay en tu cerebro y, sobre todo y más importante, de sacarle brillo.

El cáncer, esa palabra tabú

Pasan los años y aún existe el miedo a la palabra cáncer. Y no es para menos, ya que se trata de una enfermedad que se lleva a millones de personas al año en todo el mundo.

El escritor y guionista Albert Espinosa, afirma que el cáncer le hizo perder una pierna, pero también ganar un muñón. Lo cierto es que resulta difícil afrontar el cáncer con tanta positividad, pero sí podemos enfocarlo de una manera más optimista y abierta.

En el post de esta semana hablaremos sobre el cáncer, sobre su origen y su porqué, y sobre qué tipo de reacciones y comportamientos debemos adoptar ante una persona que está pasando por esta enfermedad.

El término cáncer engloba un grupo numeroso de enfermedades que se caracterizan por el desarrollo de células anormales, que se dividen, crecen y se diseminan sin control en cualquier parte del cuerpo.

Pero para explicar el cáncer, hay que entender que, normalmente las células humanas crecen y se dividen para formar nuevas células a medida que el cuerpo las necesita. Cuando las células normales envejecen o se dañan, mueren, y células nuevas las remplazan. Sin embargo, en el cáncer, este proceso ordenado se descontrola. A medida que las células se hacen más y más anormales, las células viejas o dañadas sobreviven cuando deberían morir, y células nuevas se forman cuando no son necesarias. Estas células adicionales pueden dividirse sin interrupción y pueden formar masas que se llaman tumores.

Puede resultar muy difícil enterarse que alguien de alrededor tiene cáncer. Es posible que automáticamente surjan muchas preguntas sobre cómo hablar y actuar alrededor de una persona que lo padezca. Por eso os traemos varios consejos.

 

  • Dejad que la persona tome la iniciativa. Si quiere hablar, escuchad atentamente.
  • Procurad sentiros bien y hacer sentir bien a la otra persona durante los silencios en la conversación. El silencio puede ayudar a la persona con cáncer a enfocar sus pensamientos. A veces el silencio conforta y permite al paciente expresar mejor lo que está pensando y sintiendo.
  • Tratad de mantener contacto visual. Esto le da a la otra persona la sensación de estar realmente presente y que se le está escuchando con atención.
  • Las miradas, caricias y sonrisas logran vencer las barreras de la enfermedad para el paciente.
  • Procurad no dar consejos. Dar consejos buenos es difícil cuando no es uno mismo quien está en la situación de la persona. Es más seguro hacer preguntas o escuchar.
  • Evitad frases como: “Sé cómo te sientes”. La persona puede sentirse incómoda, ya que es una situación muy delicada que cada uno afronta como puede.
  • Las personas con cáncer no siempre quieren pensar o hablar de la enfermedad, ya que no es agradable sentirse identificados como “pacientes de cáncer”. El reír y hablar acerca de otras cosas son a menudo distracciones bien recibidas.
  • Tratad de hacer juntos tantas cosas como sea posible. Si siempre habéis jugado a cartas, ¡comenzad a jugar nuevamente! Lo mismo con todas las actividades. Preguntad a la persona con cáncer si necesita tomar un descanso. Procurad no tomar muy a la ligera los efectos de la enfermedad, pero evitad la sobreprotección, y animadle a pasar tiempo con vosotros y los demás.

POST_3BRUJAS_500x500_feb18_1smna

Y como último consejo y el más fundamental, siempre siempre, sed vosotros mismos. Tratad de no preocuparos sobre si estáis haciendo las cosas de la manera correcta. Dejad que vuestras palabras y actos salgan del corazón. La compasión y preocupación sincera son las cosas más importantes que le podréis transmitir en este momento.

A propósito de los propósitos

Otro año llega y de nuevo encaras el mes de enero con unos kilos de más, y con el pantalón y la cartera un poco más apretados de la cuenta. Y es que parece que al final sí que han esos turrones que por diciembre jurabas que a ti no te iban a engordar porque no te gustan y no ibas a probar.

Pero no es lo único en lo que seguramente hayas fracasado. Sí, nos referimos a todos esos propósitos que entre uva y uva te marcaste, y que ya, a estas alturas, va costando cumplir. Junto a ese sentimiento de culpa directamente proporcional al recibo de la Visa que llega este mes.

En el post de esta semana os citaremos cuáles son los propósitos que nos marcamos la mayoría de nosotros y sobre todo, cuáles son los que fracasan año tras año. Pero también os daremos unas pautas para que en 2018, con un poquito de esfuerzo, seáis capaces de mejorar vuestros hábitos, y por tanto, vuestro día a día.

 

LOS PROPÓSITOS MÁS PLANTEADOS
– Perder peso y mantenernos en buena forma física

– Dejar de fumar

– Aprender algo nuevo

– Comer sano y tener una dieta equilibrada

– Saldar las deudas y ahorrar

– Pasar más tiempo con la familia

– Viajar y ver lugares nuevos

– Estar menos sometido a estrés

– Unirse a algún voluntariado

– Beber menos alcohol

POST_ENE18_S4_500x500-1POST_ENE18_S4_500x500-2

POST_ENE18_S4_500x500-3

POST_ENE18_S4_500x500-4

De acuerdo con un estudio realizado por el psicólogo Richard Wiseman, solo el 12% de las personas consigue lo que se propone cada vez que el calendario señala el inicio de un nuevo año.

Wiseman también llegó a la conclusión de que los hombres tienen más éxito cuando se unen a otros con un mismo objetivo (por ejemplo, ir al gimnasio) o cuando se centran en la recompensa que supondrá su objetivo. Sin embargo, las mujeres lo tienen más fácil a la hora de alcanzar sus objetivos cuando hablan de ellos con amigos y familiares.

Por eso si este año estáis pensando en hacer alguno de estos propósitos, tened en cuenta estos antes de hacerlo, o sed conscientes de que si no os lo tomáis muy en serio, es probable que fracaséis.

CONSEJOS

Para que no todo sea dejar los propósitos por el camino, a continuación os mostraremos una serie de consejos que podréis llevar a cabo, para que vuestros propósitos se conviertan en metas alcanzables y en hábitos del día a día.

1- No permitáis que cumplir vuestros propósitos sea algo solo para principios de año, mantenedlos visibles durante todo el año haciendo una lista y dejándola en algún lugar estratégico de la casa donde la podáis ver todo el tiempo y poder hacer así un seguimiento.

2- Visualizaos cumpliendo vuestras metas. Si nos imaginamos cumpliendo nuestros sueños, nos motivaremos más a hacerlos realidad. Busquemos imágenes para inspirarnos en lo que queremos lograr, eso nos ayudará a mantenernos contentos y motivados.

3- Metas realistas. Es importante que las metas sean realistas, estén a vuestro alcance y dependan solo de vosotros mismos. Si os ponéis metas muy difíciles y casi imposibles os desmotivaréis y será frustrante llevarlas a cabo.

 

Por ejemplo, en lugar de poner “Hacerme vegetariano” o “no volver a comer comida basura” podéis probar a  poner “tengo que comer sano”.

 

Además de todos estos consejos que acabamos de dar, es importante que en todo momento nos apoyemos en los familiares y en amigos para que así sea más fácil conseguir nuestras metas. Y es que son ellos los que mejor nos conocen y sabrán motivarnos a lograrlas. Y no solo eso, sino que muy probablemente sean los que nos eviten caer y no permitan que nos rindamos tan fácilmente.

¡Suerte a todos!

Ese invitado que no parece irse nunca

Hay años en los que el frío es como ese invitado que llega para unos días y resulta que semanas después todavía sigue en tu casa e incluso ha puesto el cepillo de dientes en el vaso del baño junto al tuyo. Y es que a pesar de que el mes de febrero está a la vuelta de la esquina, el frío sigue estando entre nosotros.

Por eso, en el post de esta semana vamos a darte unos cuantos consejos sobre cómo combatir el frío y sobre cómo llevarlo de la mejor manera. ¿Cómo se debe vestir en invierno? ¿Cuáles son los artículos básicos para protegerse del frío? ¿Qué significa vestirse en capas? ¿Qué materiales son los más indicados para conservar el calor corporal? Todas estas preguntas las contestaremos en las próximas líneas, así que estad atentos.

Los siguientes consejos ayudarán a entender la dinámica de vestirse apropiadamente para defenderse del frío y disfrutar del invierno:

Usa capas de ropa y de buena calidad


El consejo de oro para salir de forma abrigada y funcional durante el invierno consiste en colocarse la ropa en capas. Con esta técnica se controlan el frío y la humedad y se conserva el calor corporal.

En general, se aconsejan tres capas, aunque también dependerá de la actividad que vayáis a realizar. Si se llevan pocos artículos, el cuerpo se enfría de inmediato. Si se portan demasiadas prendas, se suda tanto que la ropa se humedece y hasta se pesca un resfriado.

Por tanto no se trata de ir vestido con más capas que una cebolla, sino que las capas que llevemos nos resguarden bien del frío y sean de buena calidad.

POST_ENE18_S3_500x500-1

 La cabeza y las extremidades siempre bien protegidas


Si la cabeza, las manos, los pies y la cabeza no están bien protegidas, el frío acabará llegando a nuestro cuerpo. Y es que es de suma importancia protegerse la cabeza contra el frío, el viento y la humedad con un buen gorro que tape hasta las orejas. Este, por lo general, se lleva debajo de la capucha impermeable que suelen tener los abrigos de invierno. Pueden añadirse orejeras, según el gusto y nivel de calor que se desee.

Por otro lado, resulta imprescindible una bufanda, la cual impide que el frío se cuele por el espacio que dejan los abrigos a nivel del cuello.

En las extremidades superiores e inferiores también puede adoptarse la técnica de las capas, si conviene. Os recomendamos que las manos nunca queden al descubierto. Para ello la calidad de los guantes que elijamos será de vital importancia.

Por último los pies. Es importante que estén siempre bien protegidos. Hay quien elige calcetines de lana o los de tipo montaña, pero los hay también los que eligen llevar doble capa. Los primeros, delgados y ajustados al pie para absorber el frío, y los segundos, preferiblemente de lana, merino u otra fibra natural o sintética, para cumplir una función de aislamiento térmico.

La atención a las extremidades es una prioridad, pues la sensación de frío comienza muchas veces por unos pies y unas manos mal abrigados.

 POST_ENE18_S3_500x500-2

Unos buenos zapatos de invierno

Decíamos ahora que tener los pies calientes es importante. Y al igual que los calcetines, el calzado es un elemento indispensable a la hora de conservar el calor.

Comprar buenos zapatos de invierno es la garantía de confort y protección para caminar sobre la nieve. Normalmente, se usan botas, cuyos modelos y materiales de confección varían dependiendo de la actividad. En todos los casos, las botas de invierno deben ser impermeables, de lo contrario incumplirán su función de aislante térmico.

Y para los más deportistas, recomendamos botas amplias, suelas gruesas y, por lo regular, de goma o materiales aislantes. Que ofrezcan máxima comodidad y mantengan el calor del pie. Generalmente, os recomendamos una talla mayor a la normal para resguardar el pie hasta con dos capas de calcetines, si es necesario.

POST_ENE18_S3_500x500-3

Outlet y tiendas de segunda mano

 

Para algunos de vosotros, adquirir los artículos de invierno puede convertirse en una inversión excesiva. De forma que, si contáis con un presupuesto limitado, la solución puede pasar por comprar buenos artículos de segunda mano en tiendas especializadas. Sobre todo, los abrigos y prendas de la capa externa, que suelen ser los más costosos.

Si seguís todos estos consejos será más fácil que os mantengáis calentitos pero además, mientras trabajáis, estudiáis o estáis en casa recordad estar cerca siempre de una buena calefacción.

Cuida tu alimentación y la de los tuyos

Todavía quedan unos pocos días para el comienzo de la Navidad. Esto significa que todavía estás a tiempo de tomar conciencia de lo mucho que las comidas y cenas con compañeros de trabajo, amigos y familiares pueden alterar las líneas que dibujan tu cuerpo y el de los tuyos.

Como me da en la nariz que te va a resultar un poco difícil resistirte a ciertos manjares y no cometer excesos, voy a darte unos consejos que te ayudarán a controlar tu alimentación y la de tu familia durante los días de Navidad.

Ante todo, relájate y disfruta.

Ya sea un evento familiar, con amigos o con compañeros de trabajo, tu predisposición ante él debe ser buena. Lo ideal es que te sientas tranquila y relajada para así favorecer una ingesta pausada y sin prisa. Esto te permitirá mantener una conversación amena con tus compañeros de mesa, degustar más y mejor cada bocado y, además, controlar lo que comes.

Evento en casa frente a evento fuera de casa. 

Si toca jugar en casa, elegir un menú sabroso a la par que equilibrado es mucho más fácil. Así que te recomiendo que te alejes de los convencionalismos gastronómicos de la época, que seas creativa y, sobre todo, que calcules el número de calorías por plato y comensal. Si sigues este consejo seguro que tus invitados te hacen la ola y quieren repetir el próximo año.

En cambio, si el evento tiene lugar lejos de las fronteras de tu casa y no tienes opción de elegir qué comer, te sugiero una única cosa: moderación. Procura, en la medida de lo posible, controlar la ingesta de grasas, carbohidratos y, por supuesto, alcohol. 

Cutlery Decorated with Red Ribbon on Wooden Background. Selective Focus. Space for Text. Toned image.

Esos días en los que tienes programadas varias comidas y cenas, un pensamiento viene a tu cabeza, casi por arte de magia, para animarte a coger la pértiga y saltarte una de tus comidas. Este pensamiento suele venir acompañado de la afirmación “como sé que me voy a poner las botas después, no como ahora y compenso”. Esta medida no es ni mucho menos acertada porque supone que tus hábitos alimenticios cambien, por lo que te recomiendo que, sin saltarte tus comidas, equilibres la ingesta de calorías diarias. Es decir, si tienes una cena copiosa, disfruta de una comida ligera (o viceversa).

Shabby chic table setting with wooden background and vintage cutlery. Top view

Muévete.

Qué mejor forma de quemar calorías que haciendo ejercicio, paseando, bailando o incluso patinando sobre hielo… Seguro que durante estas fechas tienes más tiempo para ti y para tu familia, por lo que te va a resultar muy fácil hacerlo. Y es que, además de ayudarte a compensar los excesos, te va a hacer sentirte mejor contigo misma y te va a ayudar a pasar más tiempo con los tuyos.

Romantic couple skating together in ice rink holding hands. High angle view.

 

Estoy segura de que si tú y tu familia seguís estos consejos la Navidad os va a sentar como nunca.

Preparad vuestra despensa para el frío

El invierno está a la vuelta de la esquina. Y con él, los catarros y gripes.

Pero no tenéis que preocuparos de nada, porque tengo un montón de consejos para aumentar vuestras defensas durante los meses más fríos del año.

  • Bebed mucho agua. Y si veis que os apetece menos, preparaos infusiones calentitas.
  • Practicad ejercicio. Idealmente, tres veces por semana. Si no podéis, intentad caminar más o subir por las escaleras en vez de usar el ascensor.
  • Evitad el exceso de grasas, sodio y azúcares.
  • Tratad de comer productos de temporada.
  • Y, sobre todo, comed variado y sano.

Ahora te voy a contar cuáles son los que nosotras os recomendaríamos en vuestra despensa para tener una salud de hierro.

Tomate

Contienen fibra, vitaminas, evitan la oxidación celular y ayuda a depurar toxinas. Si podéis pelarlos antes, mejor.

POST_NOV17_S3_500x500-1

Brócoli

Rico en vitamina C, antioxidantes y con pocas calorías.

POST_NOV17_S3_500x500-2

Verdura

O sea, los productos de la huerta verdes. Ya sabéis: lechuga, repollo, espinacas… Mejor en crudo, pero también cocidas, guisadas o en revuelto de huevo.

POST_NOV17_S3_500x500-3

Frutos secos

Las nueces son una fuente increíble de calcio y son especialmente recomendadas para personas mayores y niños.

POST_NOV17_S3_500x500-4

Sopas

Siempre apetecen y podéis hacerlas de verdura y añadirles alguna semilla como la chía.

POST_NOV17_S3_500x500-5

Frutas

Especialmente cítricas. Naranjas y mandarinas no deberían faltar en casa.

POST_NOV17_S3_500x500-6

Pescados

Si podéis, cuatro veces a la semana. Son las proteínas más aconsejadas.

POST_NOV17_S3_500x500-7

Carnes

La de pollo y pavo son las que menos grasa tienen, pero podéis comer de todo si es con moderación.

POST_NOV17_S3_500x500-8

Siguiendo estas sencillas instrucciones nada puede salir mal. Y ya sabéis, junto con una buena película y una mantita: ¡a pasar el mejor invierno de vuestra vida!

A vueltas con el azúcar

Desde hace 26 años, el día 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes en honor a Frederick Bating y Charles Best, los descubridores de la insulina. En este día, personas de todos los países conciencian sobre los riesgos de esta enfermedad y se debate, cada vez más, sobre los beneficios o perjuicios que tiene el consumo de azúcar. Nosotras, como no podía ser de otra manera, queremos sumarnos desde nuestro blog.

Empecemos por el principio. En la actualidad tomamos una media de 70 kilos anuales de azúcares (hace apenas tres siglos, menos de 3) y desde hace un tiempo ha surgido la polémica. El azúcar no es malo, de hecho es necesario, pero sí que es perjudicial en las cantidades actuales. Existen numerosos estudios que demuestran que un bajo consumo de esta sustancia tiene beneficios directos en la salud:

  • Descenso de la presión arterial.
  • Reducción de riesgo de infarto.
  • Mejoría del colesterol.
  • Piel más sana y con menos arrugas.

También es recomendable huir, hasta donde se pueda, de los azúcares procesados. Y por eso, queremos ofreceros un listado de alternativas más saludables.

Apuntad:

Stevia

El más natural. La stevia es una planta procedente de Sudamérica y es hasta trescientas veces más dulce que el azúcar refinada. Es fácil de conseguir, cada vez más, y tiene efectos vasodilatadores y diuréticos.

Evitad, eso sí, de no comprarla en sobrecitos o líquida, puesto que son artificiales.

POST_NOV17_S2_500x500-1

Miel

Suele ser la alternativa más utilizada. Es natural, de sabor agradable y posee numerosos beneficios nutricionales. Es cierto que contiene más calorías que el azúcar, pero podéis contrarrestarlo echando menos cantidad. Si podéis comprarla orgánica, mucho mejor. Así evitaréis tomar ciertos ingredientes adicionales que llevan las industriales.

POST_NOV17_S2_500x500-2

Sirope de arce

Proviene de los árboles de arce que crecen en las zonas más frías de América del Norte y es rico en minerales y antioxidantes. Posee un sabor parecido al caramelo y seguro que ya la habéis probado con tortitas. El de mayor calidad puede resultar caro, pero os aseguraréis de que no contiene azúcares añadidos ni colorantes.

 POST_NOV17_S2_500x500-3

Si habéis decidido llevar una dieta más sana, comed de todo, probad alternativas más naturales y como decía Celia Cruz: ¡AZÚCAR! (pero con moderación).

Dulces sueños

Llega la noche, cerramos los ojos y todo se apaga. Metidos en nuestra cama, viajamos por mundos fantásticos y representaciones de nuestras obsesiones y miedos. Nuestra mente inconscientemente nos lleva al mundo de los sueños y, aunque parezca increíble, cada noche nuestros sueños varían.
Aunque no siempre recordemos el significado de los sueños y todo el contenido que logramos interpretar a través de ellos, muchas veces nos afectan como si hubiesen sucedido de verdad.

Pero lo cierto es que nuestras expediciones nocturnas mientras descansamos hablan mucho sobre nosotros mismos y sobre aquellas preocupaciones o situaciones que están merodeando por nuestra cabeza. Por este motivo, es importante y vital conocer y entender bien la interpretación de los sueños y sus significados, que es de lo que hablaremos en el blog de hoy.

La interpretación de los sueños

Muchos hemos sido los que a lo largo de los años hemos tratado de descifrar el significado de nuestros sueños con más acierto o más error. Se ha estudiado desde un punto de vista más esotérico hasta una concepción más científica como la compatibilidad de signos del zodiaco, o el significado de los números.

Todo lo que pasa por nuestra mente mientras soñamos puede llegar a responder muchas preguntas que nos hacemos despiertos y de las cuales no logramos encontrar ninguna respuesta. Quizá, este es el motivo por el que el ser humano siempre ha estado detrás de su significado y su curiosidad por saber todo sobre la mente y su actividad.
Se trata de un campo muy controvertido y, en ocasiones, muy subjetivo así como el tarot y otras consultas realizadas como las cartas. No debemos olvidar que toda fantasía depende directamente de cada persona, de la situación y del momento vital en el que se encuentre. Aquí os dejamos unas cuantas interpretaciones.

Soñar que se caen los dientes

500x500dientes

Todos hemos soñado alguna vez que se nos caen los dientes. Pues esto representa el temor a hacer el ridículo en la vida real. Significa que os falta la seguridad necesaria, para realizar una tarea específica y os preocupa que los demás se rían de vosotros.

En los sueños los dientes representan fuerza (los utilizamos para morder, romper, masticar…). En este sentido, si en su sueño se caen o se rompen, significa, que en la vida real sentís que no lográis que los demás escuchen vuestra opinión sobre un tema concreto o en general.

Soñar con un Ex

500x500ex

Ex-marido, ex-pareja, ex-novio,… puede significar que le echáis de menos, por algún motivo, aunque no seáis conscientes. No significa que echéis de menos a la persona en sí, sino que echáis de menos algo de él o ella.

Soñar con Volar

500x500volar

Representa la necesidad de libertad. Es ansiedad por librarse de las responsabilidades y sentirse libre ante el mundo. El libre albedrío.

Soñar con Agua

Representa el estado anímico de la persona, por eso dependiendo de cómo veamos el agua en nuestro sueño, significará una cosa u otra.

Soñar con el fin del mundo

Soñar con el Apocalipsis representa que ha llegado el final de una etapa de vuestra vida y buscáis nuevos objetivos. Necesitáis nuevas motivaciones, para crear nuevas ilusiones.

Soñar con ser atacado

Quiere decir que os sentís estresados, vulnerables y necesitáis ayuda. Podría ser, que os vierais enfrentados a un momento de cambios e incertidumbres en vuestra vida.

Soñar con serpientes

500x500serpiente

La serpiente representa la traición por parte de algún amigo, los enemigos, e incluso problemas con la pareja o amigos… Hay muchas acepciones dependiendo de la situación.

Soñar con una boda

500x500boda

Para los casados, ver a sus cónyuges casándose nuevamente puede ser el anuncio de una separación definitiva. Si estáis solteros y soñáis que os casáis, significa que anheláis a alguien cercano en vuestras vidas.

¿Cómo puedo controlar las pesadillas?

Dentro de los sueños encontramos una categoría que todos hemos experimentado alguna vez y que nunca resulta agradable. Sí, nos referimos al mundo de las pesadillas. Lo primero es aclarar que muchas veces resulta inevitable tener una pesadilla, pero sí que existen formas de reducir el riesgo de sufrirlas:

– Evitad el consumo de alcohol o estimulantes antes de dormir: una copa, el café, el té o un refresco energético pueden actuar sobre el metabolismo e incrementar el nerviosismo y la ansiedad, haciéndoos más vulnerables ante la posibilidad de sufrir una pesadilla.

– Evitad las comidas pesadas: cuando dormimos, las digestiones resultan muy pesadas para el estómago y nos lleva a tener las tan temidas pesadillas. Por eso, eso importante no irse a dormir justo después de haber cenado.

Son muchos los estudios que se han realizado acerca de los sueños, y aunque todavía a día de hoy resulta imposible encontrar una explicación, cada vez estamos más cerca de conseguir que al menos su significado nos ayude a comprender mejor nuestra realidad.

Es hora de tomar el sol

Llega el buen tiempo y con él, nuestra ansia playera desenfrenada quiere tomar las riendas de nuestros días de verano. Pero a la hora de tumbarnos cual lagartos al sol, debemos de tener en cuenta que el cuidado de la piel y una correcta protección es muy necesaria para evitar el tan temido melanoma o cáncer de piel.

Siempre surge la pregunta de cuáles son las mejores horas para tomar el sol. Las recomendaciones médicas y dermatológicas nos indican que entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, es el periodo más peligroso que existe pues es entonces cuando los rayos inciden directamente sobre nuestra piel por la posición perpendicular del sol. Es en esas horas cuando el nivel de radiaciones UV es mayor, más agresivo y cancerígeno. Se recomienda evitar la exposición al sol durante esas horas o aumentar las medidas de protección. Pero como sabemos que resulta difícil no disfrutar de una playa durante las horas intermedias del día, te proponemos unos consejos para evitar los efectos dañinos del sol si te expones a él en esas horas. 

1) La protección solar; tu gran amiga. Debes ponerte siempre protección solar y cuanto mayor sea el factor de protección que esta tenga, mucho mejor. Aplícatela siempre entre 30-45 minutos antes de la exposición al sol, y siempre después de cada baño.

POST_JUN_S5_2017_500x500-1

2)    Sombra o sombrilla, tú eliges, pero que tape del sol. Trata de exponerte al sol solo durante el baño y permanece a la sombra el mayor tiempo posible. Así evitarás lastimar tu piel y podrás disfrutar de la playa durante más tiempo. Si vas a playas donde hay árboles, úsalos, es la mejor sombra que puedes encontrar, pero si no hay ningún sitio donde cobijarse del sol, una sombrilla colgada al hombro camino de la playa te solucionará la papeleta.

POST_JUN_S5_2017_500x500-2

3)    Utiliza camisetas con filtro UV para el baño. Sí, ya sabemos que no es el “outfit” más apetecible para ir a una playa donde toda ropa nos sobra, pero evitarán la radiación de rayos UV sobre tu piel y podrás disfrutar durante más tiempo de un baño prolongado sin miedo a sufrir las consecuencias. Además, piensa que puedes pasar por alguien que practica surf, que eso siempre mola.

POST_JUN_S5_2017_500x500-3

4)    Usa gorras o sombrero para proteger tu cabeza. La cara, el cuello, la cabeza, el escote y las orejas, son las zonas más sensibles al sol. Para protegerte no hay nada más sencillo que una simple gorra o un sombrero.

POST_JUN_S5_2017_500x500-4

Este verano puedes disfrutar de tus mejores momentos de sol y playa con un poco de lógica y protección. Eso sí, recuerda siempre usar cremas hidratantes de cuerpo después de un día al sol, y trata de mantenerte hidratado bebiendo muchos líquidos y comiendo frutas y verduras frescas.

Supervivencia vacacional

Si no han llegado todavía, ya no os faltará nada para ¡las tan ansiadas vacaciones de verano! Pero seguro que a muchos de vosotros os pasa, que en ocasiones los días de descanso no consiguen relajar a quienes los disfrutan, ya que un elevado porcentaje de personas no logran desconectar durante esos paréntesis de relax que deberían ser las vacaciones. Y es que el periodo vacacional puede llegar a ser agotador para las personas que se llevan en la maleta las tensiones y las obligaciones de la vida cotidiana con el resultado de regresar de vacaciones con más estrés que cuando las comenzaron.

Se trata de un padecimiento conocido como estrés vacacional o bajón de las vacaciones. Se trata de un proceso que debe prevenirse, ya que si no, puede ocasionar serios trastornos tanto en la salud física como mental del individuo.
En el artículo de hoy expondremos una serie de mecanismos preventivos a modo de recomendaciones para combatir este tipo de estrés.

Empezaremos dando un pequeño dato, y es que en la gran mayoría de las ocasiones, las vacaciones ideales no existen. Precisamente por ello, deberíamos intentar que no se conviertan en una pesadilla que agote al organismo en lugar de relajarlo. Para lo que no ayudan las nuevas tecnologías ni a quienes no saben desconectar ni son capaces de apagar unos días sus teléfonos móviles o dejar en casa el ordenador.

Aquí os dejamos unos cuantos consejos que deberéis seguir si queréis evitar el estrés de las vacaciones.

-No crearse expectativas difíciles de cumplir y marcarse sólo objetivos reales, tanto a nivel personal como a nivel familiar, dejando un amplio margen de tolerancia para los imprevistos.

-Programar las vacaciones con antelación suficiente ya que, prepararlo todo en el último momento, genera un estrés innecesario que marca negativamente el inicio vacacional. Hay que programar planes flexibles sin imponerse rígidos itinerarios y dejando un margen para el ocio.

POST_JUL_S4_2017_500x500-1

-Tomar periodos más cortos de vacaciones (máximo dos semanas) y repartirlos en diferentes épocas del año. El descanso que se obtiene es prácticamente el mismo que en periodos largos, pero no así el riesgo de un síndrome post-vacacional (irritabilidad, cansancio, falta de motivación, posible depresión) que es mayor cuanto más duraderas son las vacaciones. 

-Cuando la falta de recursos económicos supone un hándicap, realizar escapadas breves en las que se haga algo distinto a lo habitual. Esto puede llegar a suplir, casi por completo, unas largas vacaciones.

-Tratar de quedarse unos días antes y después de las vacaciones en el propio hogar para adaptarse mejor a los nuevos ritmos.

-Decir no al reloj y a los horarios. Lo ideal es no estar pendiente del correo electrónico ni de las redes sociales y utilizar lo menos posible los teléfonos móviles, las tablets y los ordenadores.

POST_JUL_S4_2017_500x500-2

-Dejar en casa todo aquello que no sea imprescindible o que recuerde a la actividad laboral, tanto la agenda como, incluso, el estilo de ropa que se viste en el trabajo.

-Delegar tareas y concluir todas las actividades pendientes antes de iniciar las vacaciones. Una vez inmersos en el periodo de descanso, deberá interiorizarse la idea de que nadie es imprescindible.

-Llevar una vida sana: una dieta equilibrada, ejercicio físico y descansar adecuadamente.

Seguro que todos estáis ansiosos esperando vuestras vacaciones, pero recordad que es eso precisamente lo que debéis controlar. Dejad a un lado la ansiedad y el estrés y seguid los consejos que os acabamos de dar porque, así es como podréis disfrutar de unas buenas vacaciones.