El día del trabajador en el hogar

Cada año el 1 de mayo, personas de todo el mundo salen a las calles para conmemorar el Día Internacional de los Trabajadores, o el Día de Mayo.

En numerosos países, el Primero de Mayo es una fiesta oficial y para los defensores de los derechos laborales es particularmente importante.

El día conmemora las luchas laborales pasadas contra una serie de violaciones de los derechos de los trabajadores, incluidas largas jornadas y semanas de trabajo, malas condiciones y trabajo infantil.

El origen surge a finales del siglo XIX cuando los socialistas, comunistas y sindicalistas eligieron el 1 de mayo para convertirlo en el Día Internacional de los Trabajadores.

La fecha fue simbólica, conmemorando el asunto de Haymarket, que tuvo lugar en Chicago, en los Estados Unidos, en 1886.

Durante años, la clase trabajadora, a menudo obligada a trabajar hasta 16 horas al día en condiciones inseguras, había estado luchando por un día laboral de ocho horas.

Hasta que en octubre de 1884, la Federación de Sindicatos Organizados y Sindicatos decidió que el 1 de mayo de 1886 marcaría el primer día en que entraría en vigencia una jornada laboral de ocho horas.

En estos tiempos que corren, hoy es un día especial en el que nos acordamos de los trabajadores que más importan, como cada día a las 8, rendimos un pequeño homenaje aplaudiendo desde nuestras casas a los sanitarios, personas de la limpieza, basureros, científicos… Y todos esos profesionales que han seguido al pie del cañón durante estas circunstancias tan difíciles mientras los demás “solo” teníamos que quedarnos en casa.


Por ese motivo en un día como hoy nos parece muy acertado poner en valor el trabajo de todas estas personas que han conseguido frenar una pandemia mundial.

Con estas nuevas circunstancias han cambiado muchas cosas, desde la forma en la que socializamos hasta la forma en la que trabajamos y algo que pensábamos que no se podía hacer, se está haciendo: el teletrabajo.

La clave para trabajar desde casa es un balance entre una comunicación clara con tu equipo y saber exactamente lo que se espera de ti.

Recursos1

Empresas grandes y pequeñas de todo el mundo han comenzado a implementar esquemas de trabajo remoto obligatorios para promover el distanciamiento social para detener la propagación de Covid-19.

La mayoría de las personas trabajan cerca de su equipo, lo que significa que la comunicación es fácil y sin esfuerzo. Pero eso no ocurre cuando teletrabajamos porque la comunicación no es tan fluida y más si no solemos teletrabajar. Así que muchas empresas se han visto obligados a implementar esta medida más rápido de lo que les hubiera gustado.

El año pasado, un estudio de 2.500 de personas que trabajan desde casa descubrió que la soledad era el segundo desafío más importante, experimentado por el 19% de los encuestados. La soledad puede hacer que las personas se sientan menos motivadas y menos productivas.

Recursos2

Fuente: https://buffer.com/

Por eso, creemos en las recomendaciones para evitar que esto ocurra. Por ejemplo, el hecho de que puedas trabajar en pijama no significa que realmente debas hacerlo. Dúchate y vístete. Trátalo como un trabajo real. Si no tienes una oficina en casa, haz todo lo que puedas para crear un espacio ad hoc y personalizado exclusivamente para el trabajo.

Esto también sirve como una señal importante para quienes viven contigo de que estás “en el trabajo”.

Recursos3

El teletrabajo tiene muchas ventajas, como olvidarte de los tuppers, pero también inconvenientes. Lo importante es encontrar un equilibrio para hacerlo con ganas e ilusión (y que se respeten los horarios).

 

¿Y tú qué quieres ser de mayor?

Seguro que, si hacéis memoria, a la gran mayoría de vosotros os han hecho esta pregunta alguna vez a lo largo de vuestras vidas. Lo cierto es que, de pequeños, no somos muy imaginativos a la hora de responderla. Y es que seguramente nombraríais profesiones como astronauta, futbolista o cantante de éxito. Profesiones que no dan más que fama y dinero, pero no garantizan la felicidad. Y, por el contrario, seguro que olvidabais por completo aquellas otras tareas que de verdad son las más divertidas del mundo, y que cada cierto tiempo asoman la cabeza en la prensa de todo el planeta poniendo los dientes largos a millones de oficinistas.

Muchas de estas labores que mencionamos arriba, están relacionadas con el ocio, que, aunque no lo creáis, también necesita sus profesionales. Hay quien se gana la vida jugando a videojuegos, catando comida o viendo películas. No solo son profesiones muy entretenidas, y con las que cuesta un poco menos llevarse el trabajo a casa, sino que además suelen estar bien retribuidas, aunque por eso mismo, la proporción de candidatos por cada puesto es exageradamente alta.

En el post de esta semana os podríamos traer esos excéntricos trabajos de los que os hablábamos más arriba, pero preferimos traeros una lista de los trabajos comunes que más alegran la vida de la mayoría de nosotros.

En el puesto número uno de las profesiones más valoradas se encuentran los matemáticos por las múltiples y versátiles aplicaciones que pueden tener en diversas ramas de la tecnología, ciencias y análisis, seguidos de cerca por los profesores universitarios.

1_500X500

En el tercer puesto están los especialistas en estadísticas, quienes se volvieron jugadores claves para las empresas que necesitan analizar sus desempeños y los movimientos del mercado. Seguidos a ellos están los licenciados en Actuaria, quienes se encargan de evaluar riesgos tanto en el campo financiero como en el de las compañías de seguros.

2_500X500

A mitad del top 10 de las mejores profesiones se encuentran los otorrinolaringólogos, en parte por las grandes mejoras que hubo en los últimos años en materia de aparatos y tratamientos para hipoacúsicos.

El sexto puesto lo ocupan los odontólogos y especialistas en higiene dental con sus horarios flexibles y consultorios privados.

3_500X500

El séptimo puesto de la lista de trabajos mejor valorados les pertenece a los ingenieros en sistemas.

El octavo puesto está ocupado por los analistas en sistemas y en el noveno aparecen los encargados de terapia ocupacional.

El Top 10 cierra con los fonoaudiólogos, ya que son cada vez más requeridos por pacientes particulares y empresas a mejorar la capacidad de comunicación.

Así que, tengáis la edad que tengáis, la próxima vez que os planteéis cuál es el trabajo de vuestros sueños, o más bien cuál es por el que vais a suspirar, pensáoslo bien, porque quizá podéis estar mejor encaminados.