Planes en casa vs. sofá y manta

Hay que reconocerlo, en noviembre los días son más cortos, el tiempo no es demasiado amigable y eso nos puede llevar a una cosa: quedarnos en casa. Da pereza salir. Muy bien, quédate en casa. Pero eso no tiene por qué suponer ser un mueble más de la casa, exactamente el que está encima del sofá con una manta. 

En casa hay un montón de cosas por hacer.

Los metros cuadrados de tu casa te ofrecen un montón de opciones para que podamos estar entretenidos y no tengamos la sensación de que se nos pasa el tiempo sin hacer nada. Por eso te hacemos una serie de recomendaciones, elige la que más te guste o úsalas todas:

 

Un buen libro

 

Todo un clásico, pero pocas cosas te aportan tanto y te distraen de una manera infinita como meterse en una historia párrafo a párrafo, capítulo a capítulo. Intriga, historia, curiosidades, romántico, terror… tantos temas como ganas tengas de leer.

Si te decides por la lectura, te damos algunas recomendaciones:

Morir bajo tu cielo, de Juan Manuel de Prada

libro 1

El balcón en invierno, de Luids Landero

libro 2

Antonio Garrigues Walker, de Carlos García-León y Borja Martínez-Echeverría

libro 3

Ejercicio: quema calorías antes de ingerirlas

ejercicio

Si te da pereza salir para ir al gimnasio en un día de frío y lluvia, no vayas, entrena en casa. Hoy en día no es necesario ir al gimnasio para entrenar duro. Puedes hacer sentadillas mientras ves el telediario, fondos o push ups (para los más modernos del lugar) apoyado en una silla, saltar a la comba, (que detrás de correr es el ejercio cardio más efectivo)… en fin, querido lector, lo sentimos, un día de inclemencia climatológica no es excusa para no moverse y dejar de estar en forma.

Planifica tu próximo viaje

 planifica viaje

Si te quedas en casa que te sea rentable para hacer cosas, esa es la idea. Por ejemplo, puedes planificar un fin de semana rural. Ver destinos, combinándolos con el del tiempo para escoger el mejor lugar, buscar y reservar alojamientos, diseñar las rutas de menor densidad de tráfico, encontrar los lugares de paso que merecen una pequeña parada… Gracias a pensar en todo y a verlo en imágenes durante nuestras búsquedas en guías o en Internet, nos sentiremos casi como si ya estuviésemos viajando. 

¿Y qué tal algo como “manitas” de la casa?

manitas en casa

Coincidirás con nosotros, que en una casa siempre hay algo que hacer. Reparar esas láminas del parquet que de repente empezaron a “bailar”, hacerle frente a los cristales empañados por el frío, si tienes suelos de mármol quitar esas manchitas que dejan los zapatos y que una vez que las ves no se te van de la cabeza…

Para todas estas pequeñas grandes batallas que en un día de lluvia vas a librar te recomendamos un poco de ayuda, te proponemos que te dejes ayudar los productos para cada superficie de Las 3 Brujas. Para el parquet, el específico de madera; el limpiador de mármol para el sueo; y el de cristales para combatir las manchas en el vidrio empañado por el frío. Con un poco de magia, tu casa como nueva.

 

Hasta aquí los planes para hacer cuando el tiempo no nos deja salir de casa y no queremos ser esclavos de la manta y el sofá.

Una Navidad para recordar

Ya en plena Navidad y con los niños disfrutando de sus vacaciones, se nos plantea la cuestión de buscar planes divertidos y que podamos disfrutar entre todos, en familia. Más allá del consumismo que rodea a estas tradiciones, hay un sinfín de actividades que podréis compartir y que seguro que dejan a los más pequeños con un agradable sabor de boca. ¡Y a los no tan pequeños!

Visita un balneario

Sí, sí, has leído bien: a un balneario. Aunque pudiese parecerte una actividad más dirigida a adultos, nada más lejos de la realidad. Hay infinidad de balnearios repartidos por la geografía española con propuestas para todo tipo de edades. Desde primeros masajes a bebés hasta experiencias nocturnas con niños hasta 10 años sin la presencia de sus padres donde el objetivo es fomentar en los más pequeños la cultura del bienestar mientras vosotros, los papás, podéis experimentar momentos de relax durante el parón navideño. ¡Planazo!

POST_01_500x500

Vacaciones en una casa rural

Sí, sí, una casa rural. Nada mejor para escapar del mundanal ruido y pasar unas Navidades en familia disfrutando los unos de los otros y de la naturaleza. Chimenea, visitas por el pueblo, y la sensación que les quedará a tus hijos de haber vivido unas Navidades únicas. Sólo por eso, ya merece la pena.

POST_02_500x500

 

Mercadillos de Navidad

Un clásico de estas fiestas que no deberíamos dejar pasar, sobre todo si nuestros pequeños son “primerizos” o eran demasiado pequeños cuando fueron la primera vez. Desde adornos navideños para nuestro árbol hasta gorros de Papá Noel y artículos de broma, los mercadillos navideños instalados en las plazas de cientos de localidades a lo largo del país son un plan perfecto para disfrutar de la Navidad todos juntos en familia.

POST_04_500x500

Teatro para niños

Sumerge a tus hijos en un mundo de color y fantasía que no olvidarán llevándoles a una de las múltiples sesiones de teatro infantil y para toda la familia que inundan las carteleras de las capitales. Protagonizadas por personajes tan conocidos y queridos como Pocoyó, Peppa Pig, Los Payasos de la Tele o algunas de las estrellas más conocidas de la Factoría Disney, llevar a tus hijos al teatro supone la oportunidad perfecta para divertiros todos juntos. ¡Más magia, imposible!

POST_05_500x500

Excursión al bosque

Por si no lo sabías, España es el segundo país de la Unión Europea con más superficie forestal. Oportunidad perfecta para poner a tus pequeños en contacto directo con la naturaleza durante estas vacaciones. Ponte en contacto con el Ayuntamiento de tu zona para enterarte de las actividades que organizan y vive una Navidad en familia rodeada de abetos… ¡de los de verdad!

POST_03_500x500

Ahora sólo queda planificar bien tus planes en familia y empezar a vivir juntos la magia de la Navidad.